Las mineras y las empresas de lujo, las más afectadas por las caídas

Los inversores temen que la reducción de las políticas monetarias frene el crecimiento

Una tienda de Gucci, en una galería comercial de Milán.
Una tienda de Gucci, en una galería comercial de Milán.

Cobre y diamantes. Petróleo y champán. Las compañías mineras, los productores de energía y los fabricantes de artículos de lujos son las empresas que más se están viendo afectadas por las fuertes correcciones bursátiles.

La empresa minera británica Anglo American (que extrae diamantes, níquel, cobre, carbón) es la que más está sufriendo en sus acciones, con un desplome del 10%. Los líderes mundiales del lujo, como las francesas LVHM (Louis Vuitton, Möet Chandon...), Kering (Yves Saint Laurent, Gucci...) o Richemont (Cartier, Montblanc...) registran caídas de entre el 6% y el 8%.

Los inversores temen que se produzca un recorte en la política monetaria mundial antes de lo previsto, lo que podría frenar la fuerte recuperación económica que se está produciendo tras encarrilarse la pandemia del coronavirus.

El índice paneuropeo Stoxx 600 está cayendo un 2%, alcanzando su nivel más bajo en dos semanas. Las mineras pierden un un 4,3%, lo que supone su peor día en más de un año. Los analistas ya habían señalado que tanto las Bolsas estadounidenses como las europeas llevaban varias semanas instaladas en máximos, y que era previsible una corrección.

El temor a una desaceleración de la economía mundial también se está viendo reflejado en los precios de las materias primas, con el petróleo encadenando seis sesiones de bajadas y mínimos de tres meses. El cobre también está en su nivel más bajo en cuatro meses.

Si hasta hace poco se decía en los mercados que cuando Estados Unidos estornuda el mundo se resfría, ahora es China quien ejerce de indicador adelantado. Y las señales no son buenas. A pesar de ser una de las apuestas favoritas de muchos gestores, los índices del gigante asiático llevan varias semanas a la baja

La caída de hoy de las acciones de la industria del lujo con una gran exposición a la economía china, como LVMH, Kering y Richemont, se explica en parte por los planes de Pekín de recortar los beneficios excesivos de las empresas y las desigualdades de riqueza.

También caen hoy con fuerza los bancos, como el británico HSBC, el español BBVA y el francés BNP Paribas que ceden casi un 3%.

El temor a una retirada anticipada de las políticas de estímulos surge por las fuertes subidas de precio que se han registrado durante el primer semestre, especialmente en Estados Unidos. Los economistas temen que las fuertes inyecciones de dinero por parte de las políticas monetarias y fiscales provoquen un recalentamiento de las economías y una inflación descontrolada, por lo que cada vez hay más voces que piden un calendario detallado de la reducción de las compras de bonos por parte de los grandes bancos centrales.

El Banco Central Europeo (BCE) se ha mantenido firme en su compromiso de seguir inyectando todo el dinero que sea necesario. Y la Reserva Federal también ha asegurado que aún no es el momento de empezar con la retirada de estímulos, pero muchos analistas ven que ese momento se va acercando.

En España, las compañías que más están sufriendo hoy son las que tienen un perfil más cíclico, como Arcelor o Acerinox, que se dejan entre un 3% y un 5%. También todo el sector bancario está cayendo con fuerza.

Normas
Entra en El País para participar