El empleo en grandes empresas y pymes subió un 16,7% entre abril y junio

Las ventas totales crecieron un 25,7% interanual, según datos de la Agencia Tributaria

Planta de Ford en Almussafes (Valencia).
Planta de Ford en Almussafes (Valencia). EFE

La reactivación de la actividad económica a lo largo del segundo trimestre del año ha disparado los niveles de empleo en las grandes empresas y pymes un 16,7% interanual, según los datos de la estadística Ventas, Empleo y Salarios publicada este martes por la Agencia Tributaria. En tasa trimestral, por su parte, el alza es del 1,7%. Este indicador fiscal, que se calcula a través del número de perceptores de rendimientos del trabajo, sirve a su vez para intuir la evolución del empleo asalariado.

Según explica la propia Agencia Tributaria, la fuerte subida es consecuencia de la comparación con el mismo periodo del año 2020, ya marcado por el confinamiento y las restricciones. Con todo, el número de perceptores se encuentra todavía un 6% por debajo del registrado entre abril y junio de 2019, cuando la pandemia de Covid-19 todavía no había irrumpido. "Con menor intensidad que en 2020", añade la Agencia Tributaria, "las cifras siguen condicionadas" por los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

La subida del 16,7% supone la primera variación positiva desde que comenzaron a notarse los efectos de la crisis sanitaria y económica. En el segundo trimestre de 2020, ya condicionado en su totalidad por el virus, la caída fue del 19,4% interanual. A partir de aquí, tras encadenar varios trimestres con variaciones interanuales negativas, entre enero y marzo de 2021 se registró un descenso del 7,1%.

El rendimiento bruto medio, por su parte, mantiene subidas del entorno del 4%, pero alrededor de dos puntos se deben a las fuertes variaciones sectoriales, con menor peso de actividades con bajo nivel salarial.

En paralelo, también según la estadística, las ventas totales de las grandes, medianas y pequeñas empresas, deflactadas y corregidas de variaciones estacionales y de calendario, crecieron en el segundo trimestre un 25,7%. Este "excepcional incremento", de nuevo, es consecuencia de la comparación con el segundo trimestre de 2020, "en el que se concentró la mayor parte del confinamiento y la paralización de la actividad".

Además, recuerda la Agencia Tributaria, en el segundo trimestre no se dieron las circunstancias adversas de comienzos de año, como la nueva ola de contagios y el temporal Filomena. que ocasionaron la caída de las ventas en esos meses. Así, si las cifras se comparan con las que se registraban antes de la pandemia, se observa que las ventas son únicamente un 5% inferiores a las de 2019.

Para hacerse una idea general de la radiografía, en 2019 las ventas medias por trimestre alcanzaron las 461.000 millones, en el cuarto trimestre de 2020 y primero de 2021 llegaron a 433.000, y en el segundo trimestre de 2021 se situaron en las 438.000. En relación con las grandes empresas, el crecimiento fue mayor que en la fotografía general. Esto se explica porque las restricciones y la caída de la actividad tuvo más incidencia en aquellos sectores en los que las pymes tienen un mayor peso.

Las ventas interiores, por su parte, crecieron un 25,9%. Respecto a 2019, su pérdida es menor que la del total (-3,7%) y se concentra, sobre todo, en el menor consumo de servicios, el sector más afectado por las restricciones que todavía permanecen. Por destinos, las ventas de consumo aumentaron un 26,8%, lastradas por el bajo nivel de los servicios, en tanto que las de capital crecieron un 33,1%.

Las exportaciones aumentaron un 24,7%, lo que dejó su nivel un 8,7% por debajo del que se tenía en el mismo trimestre de 2019. El crecimiento fue más intenso en las ventas a terceros (que cayeron más en 2020 y ahora incluyen al Reino Unido tras el Brexit), aunque la pérdida respecto a 2019 es similar en ambas áreas.

Normas
Entra en El País para participar