Energía

La Caixa frena su ofensiva en Naturgy y paraliza la compra de acciones en Bolsa

La situación ha cambiado tras la luz verde del Gobierno a la oferta del fondo

Francisco Reynés, presidente de Naturgy; Isidro Fainé, presidente de Criteria y de la Fundación Bancaria La Caixa, y Jaime Siles, vicepresidente y representante de IFM.
Francisco Reynés, presidente de Naturgy; Isidro Fainé, presidente de Criteria y de la Fundación Bancaria La Caixa, y Jaime Siles, vicepresidente y representante de IFM.

La opa de IFM por Naturgy ha entrado en una nueva fase después del veredicto favorable, aunque con condiciones, del Gobierno, que permite a la gestora australiana comprar el 22,69% del capital. Y en este contexto también La Caixa arranca una etapa diferente, de manera que ha paralizado la compra de acciones de la utility y no las retomará, al menos a corto plazo, según fuentes financieras. El holding de participaciones de la fundación bancaria controla el 26% y ya se ha ganado el derecho a nombrar un tercer consejero en la firma.

IFM toca con los dedos una participación entre el 17% y el 22,69% de Naturgy a razón de 22,07 euros por acción y con una inversión máxima de 4.855 millones, una vez finiquitadas las dudas sobre el plácet del Ejecutivo a su entrada en la energética. Y el primer accionista de la compañía que pilota Francisco Reynés ha tomado nota y ha actualizado su estrategia. La última vez que compró acciones de Naturgy en el mercado fue el pasado 23 de julio, según los registros de la CNMV. Y no habrá más, al menos a corto plazo, según fuentes financieras. Un portavoz de Criteria ha declinado comentar esta información.

NATURGY 27,78 0,94%

El holding de participaciones de la Fundación Bancaria La Caixa lanzó un duro comunicado el 18 de mayo. Entonces, avisó de que se reforzaría en Naturgy desde el 24,8% que controlaba entonces, con el objetivo de mantenerse como “el accionista español de referencia [...] y como tal defender sus intereses”. Fijó el límite superior en el 30%, que hubiera obligado a Criteria a lanzar una opa por el 100%, pero no reveló el porcentaje al que aspiraba llegar. Como publicó CincoDías el 1 de julio, sí quería un porcentaje suficiente que le diera derecho a exigir un tercer asiento en el consejo de administración, en el que ya cuenta con dos personas: Enrique Alcántara García-Irazoqui e Isabel Estapé. Con su participación actual puede invocar su opción a otro representante. De manera aproximada, cada 8,5% de la empresa con sede en Madrid supone el derecho a un consejero.

Las compras en Bolsa de Criteria han ido drenando el capital que cotiza libremente (free float, en el argot) de Naturgy, hasta situarlo en un 28,6%, con un 21% en manos de inversores institucionales y un 7,6% controlado por minoristas. En total, cuenta con unos 73.000 accionistas.

Presión

La intervención de Criteria ha incrementado la presión al alza de Naturgy, que incluso llegó a superar el precio de la opa lanzada por IFM entre el 22 y el 27 de julio. Con la presentación del plan estratégico hasta 2025, el día 28, la cotización corrigió y se situó por debajo. Y hasta ayer, cuando cayó un 0,28%, hasta los 21,64 euros por acción, ha permanecido así. En tres meses ha comprado unos 11,7 millones de acciones, equivalentes al 1,2% del capital de Naturgy.

Criteria ha adquirido 11,7 millones de títulos de la empresa, el 1,2%, en tres meses

La máxima de IFM siempre ha sido la de formar parte del máximo órgano de dirección sin entrar en conflicto alguno con ninguno de los actuales socios. El fondo de capital riesgo británico CVC, que entró en Naturgy en 2018 en alianza con Corporación Alba, el brazo inversor de los March, y el fondo estadounidense GIP, presente desde 2016, se comprometieron en el anuncio de la opa, allá por el 26 de enero, que no venderían a IFM y que apoyarían el nombramiento de los consejeros que le correspondieran por su participación. El primero controla un 20,7% y el segundo, un 20,6%. La empresa pública argelina Sonatrach, con un 4,1%, no ha revelado sus planes, pero las fuentes financieras consultadas descartan que acuda a la oferta.

El siguiente paso de la opa es su autorización por la CNMV, que llegará a finales de mes o inicios de septiembre. El plazo de aceptación oscilará entre 15 y 70 días: será IFM quien lo decida. El préstamo con el que la gestora pagará parte de la compra será a cinco años por hasta 1.800 millones y en él participan 30 entidades, lideradas por BNP Paribas, CaixaBank y Santander.

El futuro nuevo socio bendecirá el plan de Reynés

  • Opinión. El folleto de la opa que está pendiente de aprobación por la CNMV incluirá una valoración por parte de IFM del plan estratégico de Naturgy hasta 2015 que el presidente y el consejero delegado de la empresa, Francisco Reynés, presentó a finales del mes pasado. Las fuentes financieras consultadas señalan que IFM le dará la bienvenida. En el documento de la oferta también se incluirán las condiciones impuestas a IFM para que entre en la utility española, entre las que destacan su obligación de defender varias cuestiones. Entre ellas, la prudencia en el reparto de dividendos, la moderación en el endeudamiento con el objetivo de preservar su rating –el lunes, S&P afirmó la nota de BBB de Naturgy y mejoró su perspectiva de negativa a estable– y las inversiones verdes. También debe oponerse a la venta de negocios regulados en España.
  • La estrategia a cinco años. Reynés anunció que reducirá el porcentaje del beneficio de Naturgy destinado a retribuir al accionista (pay out) desde el 100% al 85% y anticipó unas inversiones de 14.000 millones de euros, de los que 8.700 irán a la transición ecológica.
  • Prima. El precio de la opa de IFM se sitúa un 2% por encima del precio al que Naturgy cerró ayer en Bolsa.
Normas
Entra en El País para participar