Airbus amenaza con 1.000 despidos en Alemania

La alternativa es dividir su unidad de Premium Aerotec en dos negocios, pero los sindicatos se oponen a la escisión

Airbus A320neo.
Airbus A320neo. REUTERS

Airbus ha advertido a los empleados de cientos de posibles despidos en su negocio de fabricación de piezas pequeñas en Alemania si la unidad no se separa de acuerdo con una estrategia de reducción de costes establecida en abril, según ha indicado a Reuters una fuente familiarizada con el plan. El grupo ve en riesgo 1.000 de sus 2.500 puestos de trabajo en Alemania si continúa fabricando piezas dentro del grupo, en lugar de escindir las actividades, ha dicho la fuente, que está familiarizada con los planes presentados a su comité de empresa y sindicatos.

En virtud de la reorganización establecida hace cuatro meses, la unidad Premium Aerotec de Airbus en Alemania se dividiría en dos. Una parte se combinaría con otras plantas de fabricación de Airbus y el resto se convertiría en un nuevo negocio especializado en pequeñas piezas de "detalle" producidas en masa.

Premium Aerotec fabrica componentes para aviones comerciales y militares, principalmente en Augsburgo y Varel, cerca de Bremen. La unidad ha generado pérdidas durante años y Airbus sostiene que con un nuevo propietario también podría trabajar para la competencia o ganar clientes de otras industrias y, por lo tanto, utilizar mejor su fuerza laboral. El fabricante de aviones ha dicho anteriormente que calcula que Premium Aerotec es entre un 25% y un 30% más caro que otros proveedores. 

El sindicato IG Metall se opone a la escisión por temor a recortes de puestos de trabajo y condiciones laborales menos favorables tras la desintegración de la unidad, en la que también se montan los fuselajes de los aviones Airbus. Además, el tema ha escalado a la esfera política y el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, candidato a canciller de los socialdemócratas (SPD) para las elecciones federales de septiembre, ha anunciado una "visita solidaria" el lunes a Premium Aerotec en Varel.

Airbus, por su parte, se ha comprometido a examinar un futuro para la producción de piezas dentro del grupo. “Nuestro análisis, que compartimos con los representantes de los empleados a finales de julio, mostró claramente que la ruta interna sería mucho más dolorosa para los empleados para lograr estructuras de costes competitivas”, ha dicho un portavoz. Así, la empresa afirma que quiere encontrar un mejor propietario que pueda preservar más puestos de trabajo.

La suiza Montana Aerospace ya ha expresado interés. "La ventana de oportunidad para reposicionarse es ahora, antes de que las tasas de producción vuelvan a los niveles anteriores a la crisis", ha dicho el portavoz de Airbus.

Normas
Entra en El País para participar