El recalentado plan de CVC tiene más opciones de éxito en LaLiga

En Italia, una minoría de dirigentes bloqueó su propuesta, mientras que en España decide la mayoría

Antoine Griezmann celebra un gol contra el Athletic de Bilbao con sus compañeros del Barcelona.
Antoine Griezmann celebra un gol contra el Athletic de Bilbao con sus compañeros del Barcelona. reuters

El fondo de compras deportivas CVC Capital Partners vuelve a hacer de las suyas. Tras fracasar en su intento de convencer a la Serie A italiana de sus planes para los derechos comerciales de la liga de fútbol, el grupo de capital riesgo lleva sus argumentos a España. Sus propuestas para LaLiga tienen más posibilidades de encontrar el fondo de la red.

La incursión de CVC en el fútbol se basa en sus experiencias con la Fórmula 1 y el rugby. Según el plan, que aún debe ser aprobado por los clubes en la asamblea general de LaLiga, la empresa pagará 2.700 millones de euros por el 10% de una nueva entidad que se centrará en aumentar los ingresos de los derechos de transmisión y patrocinio del fútbol español. La esperanza es, en última instancia, igualar los 3.600 millones de euros que acapara la Premier League inglesa cada año.
Aunque la transacción valora LaLiga en 24.300 millones, a CVC no le sale por un ojo de la cara. Los derechos nacionales e internacionales de LaLiga tuvieron un valor estimado de 2.000 millones de euros en el último ciclo de tres años y es probable que alcancen los 2.300 millones este año, dijeron a Breaking­views dos conocedores del sector.

Ello valora LaLiga en algo más de 10 veces sus ingresos comerciales, antes de la inyección de capital de CVC. El plan de compra de la Serie A, de unos 17.000 millones de euros, valoraba la entidad italiana en casi 14 veces sus ventas, basándose en las estimaciones de que los ingresos caerían a 1.100 millones este año.

Esa oferta tan jugosa fue bloqueada por una minoría de dirigentes del fútbol italiano que se resistía a ceder demasiada propiedad. Sin embargo, es poco probable que ocurra lo mismo en España. En total, 42 clubes de primera y segunda categoría podrán votar, muy probablemente por mayoría simple. Ello hace más difícil que pesos pesados como el Real Madrid, que se opone al acuerdo, o el Barcelona puedan desbaratar el plan.

Del mismo modo, el acuerdo también podría dificultar que estos grandes nombres se separen para crear una Superliga paneuropea, como intentaron y fracasaron en abril. La iniciativa de la CVC para la Serie A incluía fuertes sanciones económicas para cualquier equipo que quisiera separarse de la liga nacional, lo que irritó a la Juventus. El sistema de LaLiga sería seguramente el mismo, lo que limitaría las opciones futuras de los equipos españoles más importantes. No solo los clubes italianos observarán con interés desde la línea de banda.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías