Ahorro conservador

Depósitos: Nulo interés salvo ofertas puntuales o en la banca extranjera

Los expertos creen que la rentabilidad podría subir en dos o tres años

Depósitos Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los tipos medios de las nuevas operaciones de depósito a plazo fijo llevan siete años consecutivos por debajo del 1% y, actualmente, el promedio ponderado se sitúa en el 0,07%, según los datos disponibles en el Banco de España. El declive de las rentabilidades hasta mínimos históricos cercanos al cero responde, sobre todo, a la prolongada política ultralaxa del BCE, que aún durará más tiempo del previsto.

La última vez que la institución subió las tasas rectoras de la zona euro fue en 2011, y desde marzo de 2016 se sitúan en el 0%. Además, la facilidad de depósito (lo que pagan los bancos por tener aparcado el dinero) es negativa desde 2014 y se recortó al -0,5% en 2019. No se esperan cambios pronto, y menos después de la nueva estrategia presentada por el BCE. “Se han eliminado los obstáculos para la subida de tipos”, comentan desde Generali Investments. Así, las remuneraciones del ahorro se mantendrán a corto plazo tan bajas como hasta ahora.

“Prácticamente la remuneración es cero y pocas entidades dan algún punto básico. Las familias que no tienen saldos significativos no pueden conseguir retornos”, expresa el experto de Afi, Esteban Sánchez Pajares, que cree que quizás “en un par de años” puedan empezar a subir las rentabilidades, “cuando haya más expectativas de subidas de tipos”.

Por el momento, no se pronostican modificaciones sustanciales. “Lagarde aleja en parte la posibilidad de reaccionar rápidamente si la inflación superase el umbral del 2%”, apunta Diaphanum. “El BCE ha ratificado su rol continuista expansivo en la economía europea”, recalcan en Monex Europe.

Desde el portal financiero HelpMyCash sostienen que “ahora todo el mundo tiene muy presente la palabra inflación y, dependiendo de cómo evolucionen los datos, a medio plazo, unos tres o cinco años, podrían subir un poco las rentabilidades”. De su lado, Antonio Gallardo, experto financiero en iAhorro, cree que “habrá que ver cómo se combina la recuperación económica post-Covid y la inflación.

La mayoría de depósitos ha sufrido variaciones a la baja en los últimos meses. Con todo, en el mercado sigue habiendo productos superiores a la media, principalmente de bancos online pequeños y medianos destinados a captar fondos o de entidades europeas que se comercializan a través de plataformas como Raisin.

En España hay algunas opciones interesantes, como el Gran Depósito del banco de origen portugués Big al 1% TAE, pero el plazo es a tres meses y está disponible solo para nuevos clientes. Renault Bank, también con sucursal en España, ha recortado la rentabilidad del Depósito Tú+ varias veces, del 1% inicial al 0,60% TAE actual con un plazo de dos años. Para contratarlo es necesario abrir la Cuenta Contigo, que ha bajado al 0,50% TAE.

Wizink ofrece el 0,80% a 36 meses, el 0,65% a 25 meses y el 0,50% a 18 meses. Los depósitos de Banco Pichincha y de Pibank, su banca online, han pasado del 0,8% al 0,4% TAE. Por su parte, Banco Finantia Spain renta desde el 0,5% a 12 meses hasta el 0,85% a 60 meses.

En el supermercado europeo de depósitos Raisin se pueden encontrar retornos de hasta el 1,17% a 60 meses en J&T Banka (República Checa). El italiano Banca Progretto da el 1% TAE a 36 meses y, a ese mismo plazo, un 0,96% TAE prometen Haitong (Portugal) y un 0,91% TAE Blue Orange (Letonia).

Solo en la plataforma Raisin se puede acceder a intereses por encima del 1%

Por su parte, Deutsche Bank España acaba de lanzar la plataforma llamada Deposit Market para acceder a depósitos de entidades europeas sin necesidad de abrir una cuenta bancaria.

“Las oportunidades son puntuales y limitadas en el tiempo, por lo que conseguir algo de rentabilidad requiere mover mucho el dinero”, matiza Antonio Gallardo. Sin embargo, a su juicio, en los depósitos, aunque escasos, “hay alguna opción de luchar por no perder tanto poder adquisitivo en un momento de subida de la inflación”.

La responsable de Raisin en España, Mónica Pina, asegura que “el carácter conservador que caracteriza al inversor español se ha ido consolidando con las crisis económicas de la última década y más ahora con la pandemia”, como demuestra que el volumen de dinero en depósitos y cuentas a la vista supere los 940.000 millones de euros. “Aunque no esperamos un giro drástico traducido en una disminución del ahorro, sí que podremos notar un ligero descenso, movido, entre otros motivos, por el levantamiento de las restricciones y la campaña de vacunación”, apunta Pina, que destaca que para encontrar mejores tipos “hay que mirar fuera de España”. Francia e Italia están a la cabeza de la rentabilidad en la eurozona.

Normas
Entra en El País para participar