Hacienda condiciona el pago de 7.000 millones a las regiones a que haya Presupuesto en 2022

Montero liga a las cuentas el pago del IVA de 2017 y cubrir la liquidación negativa de 2020

Eleva las entregas a cuenta un 6,3% a niveles récord

Entregas a cuenta Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El Gobierno se guardó un as en la manga el martes, cuando el Consejo de Ministros aprobó el techo de gasto más elevado de la historia para 2022, a la hora de incentivar el apoyo parlamentario a los Presupuestos Generales del Estado con los que quiere consolidar la salida de la crisis del Covid el próximo año. El Ejecutivo, que ayer también ofreció a las comunidades un reparto de financiación récord para el año que viene, condicionó a la aprobación de unas nuevas cuentas la entrega de 7.000 millones adicionales a las regiones, a fin de que los barones autonómicos presionen a sus respectivos grupos parlamentarios para apoyar el proyecto del Gobierno.

La propuesta fue comunicada ayer por la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, a los consejeros autonómicos del ramo –incluyendo al de Cataluña, por primera vez en un lustro– durante la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera que celebraron telemáticamente.

Así, en primer lugar, de cara a que las regiones puedan comenzar a diseñar sus cuentas públicas de 2022, Hacienda les detalló el reparto de las entregas a cuenta que les entregará (ver despiece). Un montante que crece un 6,3% pasando de 105.589 a 112.213 millones, una cifra inédita.

En paralelo, Montero comunicó a las regiones la asignación definitiva de la transferencia extraordinaria de 13.486 millones prevista en el Presupuesto de 2021. Aunque la Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia plantearon apartar 2.298 millones para compensar a las regiones peor financiadas (esas tres, según ellas mismas), y otras como Cataluña pidieron un reparto acorde al peso de su PIB, la distribución se hizo siguiendo un criterio de población ajustada a elementos como la edad o la dispersión, como habían pedido la mayoría. El 70% se abonará en septiembre y el resto en noviembre.

A partir de ahí, Hacienda hizo dos ofrecimientos. De un lado, Montero avanzó a los consejeros que el Gobierno ha previsto una partida presupuestaria de 3.100 millones para 2022 para abonarles el mes de IVA de 2017 que se quedó sin repartir por el efecto contable que causó la aprobación del Suministro Inmediato de Información (SII) por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Montero recordó que ella misma denunció la situación como consejera de Hacienda andaluza y que luego, ya como ministra, trató de solventarla incluyendo el abono en el plan presupuestario de 2019. Al ser rechazado este por el Parlamento, provocando la primera convocatoria electoral de aquel año, el Gobierno aseveró que sin Presupuesto no había vía para hacer el pago, si bien compensó a las regiones con un préstamo al 0% por la cuantía pendiente.

Hacienda ofrece ahora la devolución después de que el Tribunal Supremo fallara a favor de Galicia y Castilla y León obligándole a efectuar los pagos. Montero plantea una devolución generalizada con intereses de demora a todas las regiones, sin esperar a que recurran judicialmente, pero vuelve a ligar la solución al devenir del plan presupuestario. Con todo, incluso Madrid, muy crítica con el asunto, aplaudió la propuesta.

En segundo lugar, Hacienda hizo a las comunidades un ofrecimiento inédito que, de prosperar sus cuentas, pondría fin a la gran inquietud financiera que pesa estos días sobre las autonomías: la obligación que tienen de devolver al Estado en 2022 el exceso de financiación que se les concedió en 2020. Ese año el PIB retrocedió un 10,8%, caída inédita en tiempos de paz, pero el Gobierno apoyó a las regiones efectuando las entregas a cuenta sin tener en cuenta el impacto de la pandemia. De hecho, las incrementó un 1,6% pese a la rebaja de ingresos públicos.

En condiciones normales, las regiones saldan cuentas con Hacienda dos años después para comprobar si el anticipo recibido arroja una liquidación positiva a su favor o negativa que, como en este caso, supone la devolución de parte del dinero. Las regiones venían pidiendo algún tipo de solución al Gobierno para evitar que justo cuando la recuperación económica se va a hacer patente las cuentas autonómicas sufran un menoscabo.

Montero sorprendió ayer a todos haciendo una oferta difícil de rechazar para las regiones: el Gobierno está dispuesto a hacer una transferencia por los 3.900 millones que estima que tendrían que devolverle el año que viene, evitándoles de facto este coste, si el Presupuesto sale adelante.

La medida no tiene precedentes. La última vez que se produjo un desajuste así, en la crisis financiera de 2008, el Gobierno del PP se limitó a ampliar el plazo de devolución en 10 años y a extenderlos 10 más luego.

Eso sí, la condonación de esta deuda pasa por la aprobación de unas nuevas cuentas para 2022 para las que el Gobierno, en minoría parlamentaria, está falto de apoyos. De lo contrario, ambos pagos extraordinarios quedarían en el aire. “No contemplo que no haya Presupuesto para el año 2022, no estoy en ningún supuesto en el que haya que buscar ninguna fórmula alternativa”, repuso Montero ante esta cuestión. “Lo que sí recuerdo es que la obligación legal que tiene el Gobierno de España es sobre las sentencias” del IVA ya emitidas, siendo el resto de pagos una decisión suya. Es decir, que sin Presupuestos solo las regiones con fallo judicial a favor cobrarán un extra.

Cataluña repite como región mejor financiada con el 18,8% del total de fondos

Vuelta de un conseller tras un lustro. El nuevo conseller de Economía catalán, Jaume Giró, salió ayer satisfecho del Consejo de Política Fiscal y Financiera, foro en el que sus antecesores llevaban sin participar desde que lo hiciera Oriol Junqueras en 2016. Aunque Hacienda denegó su petición de elevar la tasa de referencia de déficit autonómico para 2022 más allá del 0,6% previsto, el reparto de las entregas a cuenta para el próximo año vuelve a situar a Cataluña como la comunidad mejor financiada. Recibirá 21.057 millones, el 18,8% del total (respetando su peso en el PIB nacional, como exige el Estatut), y un 6,8% más que en 2021. Le siguen Andalucía, con 20.943 millones (18,7% del total y un alza del 6,7%) y Madrid, con 15.755 millones (el 14,2% y un avance del 5,1%).

Ayuntamientos. Hacienda reunió ayer también a la Comisión Nacional de la Administración Local (CNAL), donde comunicó a los ayuntamientos que recibirán 22.062 millones en entregas a cuenta para 2022, un 13% más, alcanzando una cifra récord. Además, el Gobierno propuso devolverles los 500 millones del IVA de 2017 pendiente de pago y cubrir los 732 millones que deben devolver de 2020 vía Presupuestos.

Normas
Entra en El País para participar