Economía circular

Grover capta 850 millones para impulsar su servicio de alquiler de tecnología de consumo

El dinero captado en capital y financiación respaldada por activos les permitirá aumentar la circulación de dispositivos y crecer en los países donde está presente y entrar en otros nuevos

Thomas Antonioli, director financiero de Grover, y Michael Cassau, CEO de la compañía.
Thomas Antonioli, director financiero de Grover, y Michael Cassau, CEO de la compañía.

Según la ONU, el mundo genera cada año 50 millones de toneladas de residuos electrónicos, de los que solo se recicla el 20%. En este contexto, Grover, compañía europea dedicada al alquiler de tecnología, ha anunciado hoy que ha captado más de 1.000 millones de dólares (847 millones de euros) en capital y financiación respaldada por activos para democratizar el acceso a la tecnología de consumo.

La startup berlinesa quiere abordar con los nuevos fondos el creciente problema de dichos residuos y pretende tener para finales de 2024 cinco millones de productos en circulación mediante su modelo de suscripción, lo que, según explica, evitará 24.000 toneladas de residuos electrónicos. Actualmente, tiene 475.000.

La compañía, que ya había captado hasta la fecha una financiación cercana a los 350 millones de euros, destaca que se trata de la mayor ronda de financiación para una empresa emergente en el sector de la economía circular. Además de lo apuntado, Grover utilizará el nuevo capital para acelerar su crecimiento y expansión en nuevos mercados y en los que ya está presente (Alemania, Austria, Países Bajos y España).

La ronda incluye una línea de crédito respaldada por activos de 1.000 millones de dólares de Fasanara Capital, con sede en Londres, y una ampliación de su ronda de financiación de Serie B de 71 a 100 millones de dólares. La financiación se destinará a crear una entidad de propósito especial enfocada a adquirir y ser propietaria de los productos que alquilen los clientes de Grover. Esta estructura permitirá separar la propiedad de los activos de la plataforma de suscripción de Grover, lo que posibilitará a la empresa centrarse en el desarrollo de productos, la adquisición de clientes y la expansión internacional, aseguran en un comunicado.

La compañía, aliada en Alemania con MediaMarkt, señala que casi ha duplicado su base de clientes durante el primer semestre del año y ya da acceso a más de 250.000 productos tecnológicos, a medida que crece la demanda de este modelo de suscripción.

Grover permite a las personas alquilar mensualmente tecnología en lugar de adquirirla en propiedad, lo que, según la startup, da una "mayor flexibilidad" al consumidor final frente a la compra directa y supone una alternativa a la financiación tradicional, permitiéndole obtener la tecnología que desea de una manera que se ajuste tanto a su estilo de vida como a su economía.

La compañía, que emplea a unos 200 trabajadores, defiende que el servicio de suscripción "democratiza" el acceso a la tecnología permitiendo a los clientes seleccionar entre una variedad de más de 3.000 productos (alrededor de 500 en el catálogo español, la mayoría smartphones y ordenadores), y permitiéndoles una flexibilidad total de la duración de la suscripción (el usuario alquila el producto por uno, tres, seis o 12 meses). Al final del periodo de alquiler, el cliente puede comprar el producto, devolverlo o continuar con un plan mensual.

Los productos devueltos se reacondicionan para dejarlos "como nuevos" y se recirculan para garantizar que sigan utilizándose y contribuir así a reducir los residuos tecnológicos. Cuando el producto llega al final de su vida útil, la cadena de suministro circular de Grover garantiza, según apunta, la reutilización o el reciclaje de los materiales. Los consumidores también disponen del seguro Grover Care con cada alquiler, que cubre el 90% del coste de cualquier daño, como roturas de pantalla o defectos técnicos.

"La tecnología de consumo es fundamental hoy en día y creemos que todo el mundo debería tener acceso a ella a precios asequibles. Sin embargo, la naturaleza lineal del consumo de la sociedad actual ha hecho que los residuos electrónicos sean los desperdicios que más rápido crecen en el mundo", señala el fundador y director general de Grover, Michael Cassau. El directivo añade que su compañía está aprovechando el cambio en las preferencias de los consumidores para acercar la tecnología a más personas, al tiempo que abordan el creciente problema de los residuos electrónicos que tiene "tan graves consecuencias para el medio ambiente".

Para Cassau, la nueva ronda de financiación es un "enorme voto de confianza" de sus inversores y "nos permitirá hacer realidad nuestro objetivo de convertirnos en la principal marca de suscripción de productos electrónicos sostenibles del mundo". Los inversores de Grover hasta la fecha son JMS Capital-Everglen, Viola Fintech, Assurant, Circularity Capital y Samsung Next.

Grover, que en 2020 asegura haber crecido un 220% frente a 2019, tiene previsto lanzarse en otros mercados en el cuarto trimestre de 2021. La compañía se lanzó en España el pasado mayo y ya está apunto de alcanzar los 1.000 clientes activos, según indica Giacomo Dalle Vedove, vicepresidente y analista de negocio internacional en Grover.

Francesco Filia, director general de Fasanara Capital, destaca la buena evolución de Grover para ser un líder en el mercado de la suscripción tecnológica, que está valorado actualmente en 280.000 millones de dólares (unos 237.063 millones de euros). Para seguir creciendo en este mercado de la suscripción, la startup no descarta poder lanzar en el futuro una tarifa plana de alquiler de tecnología y servicios financieros dentro de su plataforma.

Normas
Entra en El País para participar