Las ‘proptech’ tras la pandemia

Seguirán creando sinergias entre lo digital y lo inmobiliario

Los cambios que se han producido a raíz de la pandemia terminarán marcando un antes y un después en el sector inmobiliario. Lo cierto es que ya empezamos a ser conscientes del proceso de transformación que estamos viviendo a un ritmo vertiginoso. La consultora CBRE publicó un estudio a comienzos del año 2020 con datos muy esclarecedores acerca de este tema. En él, se informaba de que el 30% del sector no disponía de un plan digital para su empresa.

Al analizar estos datos, se descubrió cierta inmadurez digital: solo un 9% de las inmobiliarias decidieron incrementar su partida presupuestaria para fomentar la tecnología y potenciar su faceta digital. Apenas un año después, la realidad es muy distinta.

Las proptech nacieron para cubrir una necesidad: crear sinergias entre lo digital y lo inmobiliario. Era un cambio necesario con el fin de abrir un nuevo mercado en el que vendedores y compradores fueran los principales beneficiados.

El hecho de ir un paso por delante en el ámbito digital no es sinónimo de excelencia. La pandemia ha hecho que se tomen decisiones muy positivas para el futuro de la industria. Sin embargo, se debe mantener una escucha activa por parte del sector. A través de estudios de mercado se puede plasmar un retrato tentativo de la sociedad, de lo que necesita un propietario para vender su vivienda y las cifras hablan claro: según nuestro estudio, en 2020, el 80% de los propietarios en España elegirían un servicio telemático o digital para vender su vivienda.

Además, para comprender cuál es la situación actual del mercado de la vivienda en España, recogemos y analizamos la información relativa a los precios y a los tiempos de venta de la vivienda en España en los últimos años. Por ejemplo, un estudio realizado por UDA (Urban Data Analytics) muestra que, durante el primer trimestre de 2021 (enero-marzo) el precio de la vivienda ha ascendido un 12,5% con respecto a los mismos meses durante el año anterior, de 223.368 euros a 255.406.

Si algo ha demostrado la pandemia es que el futuro del sector inmobiliario español será digital, flexible y transparente. La adaptabilidad es otra de las características que más ha crecido tras la Covid. Por ello, es esencial mimetizarse con el entorno que nos rodea y saber reinventarse y responder a la demanda.

Desde las proptech tenemos que empezar a escuchar, aprender, evolucionar y reinventarnos día a día para cumplir el objetivo con el que llegamos al sector: pensar en cómo podemos facilitar la vida de todos. Las consecuencias de la Covid solo han sido el primer paso de la gran revolución del sector en nuestro país, y es muy interesante todo lo que está por llegar.

Guillermo Llibre es CEO de Housell