Iberia, el ‘hub’ de Madrid, clave para el despegue

La aerolínea apuesta por una mayor conectividad y por potenciar el tráfico de carga de la T4

Iberia, el ‘hub’ de Madrid, clave para el despegue

Tras las fuertes turbulencias que el Covid ha provocado en el sector aéreo, es el momento de emprender el camino hacia la recuperación y mejorar la competitividad. El desarrollo del hub de Madrid es clave para la una y para la otra, según el plan estratégico Next Chapter de Iberia. Este hace hincapié en que el nuevo centro de operaciones permitiría recuperar la conectividad y reposicionar la T4 frente a otros grandes hubs europeos como un operador más fuerte, impulsando el negocio de carga, y la mejora de la intermodalidad con la llegada del AVE a la T4. El arribo del tren de alta velocidad a Barajas le permitiría capturar, de entrada, 500.000 pasajeros al año.

Este es “un paso imprescindible para incrementar las conexiones con Asia y transformar el modelo de turismo en España hacia otro de más calidad”, señalan fuentes de la aerolínea. Un modelo con una oferta diversa, desestacionalizada y sostenible, no solo desde el punto de vista medioambiental, sino también para crear una industria más robusta con empresas más profesionalizadas.

La transformación permitirá captar nuevos mercados y un turismo de calidad y de mayor poder adquisitivo para el cual el transporte aéreo juega un papel clave. Más del 80% de los turistas que llegan a España lo hacen en avión.

El proyecto de Iberia ha sido presentado al Plan Europeo de Recuperación, Transformación y Resiliencia y uno de sus retos es el de la Cohesión Territorial, apostando por la multimodalidad, construyendo nuevas infraestructuras y obteniendo el máximo rendimiento de las inversiones que se han acometido en los últimos años, para incrementar la competitividad de Madrid y consolidarse como la puerta de entrada a Europa para América Latina.

Este proyecto estratégico opta a la financiación
de los fondos europeos

Los fondos europeos servirían para conectar el AVE con la T4 de Madrid-Barajas, lo que además permitiría ahorrar 112 kt (kilotoneladas) por año de CO2 y un mejor aprovechamiento de la inversión en el AVE que ha situado a España a la cabeza de Europa en alta velocidad. Esto supondría, además, mejorar la experiencia del cliente, integrando servicios y ofreciendo más des­tinos, y minimizar la fuga de pasajeros internacionales con conexión hacia hubs extranjeros.

La multimodalidad necesita también del desarrollo de una nueva infraestructura que integre vehículos eléctricos y/o autónomos, toda la red de transportes públicos con los principales centros de conexión para pasajeros y para carga, que se percibe como uno de los negocios con mayor potencial.

Mercancías

Iberia apuesta por una nueva terminal de carga en Barajas, que reforzaría a Madrid como hub internacional de mercancías, al nivel de otros como Fráncfort, Londres, Ámsterdam o Estambul, potenciaría el tráfico de mercancías entre Asia y América Latina y se financiaría con los fondos europeos. Para maximizar esta multimodalidad, sería necesario, además, mejorar la conectividad del aeropuerto con el puerto de Barcelona y los diferentes centros logísticos.

Normas
Entra en El País para participar