Aeronáutica: los réditos de invertir en I+D

Tedae, la patronal del sector, pide más colaboración público-privada para impulsar la recuperación

Aeronáutica: los réditos de invertir en I+D

La industria española de defensa, seguridad, aeronáutica y espacio es un sector clave y estratégico. Sus cifras de facturación y empleo no han dejado de crecer y de anotar récords en los últimos años y lidera también la inversión en investigación y desarro­llo (I+D) en España.

El informe de KPMG sobre el impacto socioeconómico en los sectores que agrupa Tedae, la Asociación de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio, pone de manifiesto que estas industrias fueron responsables en 2019 –últimos datos disponibles– del 13,4% de toda la innovación realizada en España, alcanzaron una facturación de 14.100 millones de euros (el 1,7% del PIB) y emplearon a 210.000 personas. Una tendencia que, “a pesar de la pandemia, esperamos se mantenga o sea más favorable en los próximos años”, augura Ricardo Martí Fluxá, presidente de Tedae, aunque es consciente de que “solos no podemos conseguir este objetivo” y de que “para ocupar un lugar protagonista en el proceso de recuperación económica necesitamos avanzar en los modelos de colaboración público-privada”.

Espacio, defensa y seguridad han resistido mejor la incertidumbre

Fluxá recuerda que antes de la crisis el sector vivía un momento de “máxima actividad, tanto en pedidos de aviones como en ritmo de producción de nuestras empresas, y esto, irremediablemente, ha significado un exceso de capacidad en el mercado y una creciente presión de costes”. Una circunstancia que ha obligado a las compañías a realizar “un enorme esfuerzo para adaptarse al nuevo tamaño del mercado, con especial foco en la innovación, la digitalización y la sostenibilidad”.

La aeronáutica civil ha sido, según los expertos de Tedae, la industria global más afectada en el mundo, ya que en el año 2020 redujo su actividad por encima del 40% y no se prevé una recuperación a niveles pre-Covid al menos hasta 2026. “Ha sido un año muy complicado en el que no pudimos evitar que el crecimiento que teníamos en los últimos años se detuviera por completo”, reitera Fluxá. La demanda en los mercados del resto de sectores que representa Tedae (espacial, defensa y seguridad) “no se ha visto tan afectada como en la aviación civil, lo que les ha permitido resistir algo mejor estos meses de tanta incertidumbre”, puntualiza.

1.128 millones


En 2019, las empresas de defensa, aeronáutica, espacio y seguridad dedicaron el 8% de su facturación, unos 1.128 millones de euros, a actividades de I+D+i, siendo líderes en innovación.

A pesar del varapalo, el sector confía en actuar como verdadera palanca de la recuperación y pone el acento en los importantes proyectos que las empresas asociadas a Tedae han presentado en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que “ayudará a la rees­tructuración de la industria”. No obstante, Fluxá considera que también “es necesario disponer de medidas y herramientas específicas para el desarrollo de los sectores aeronáutico, espacial y de defensa y seguridad, por sus singularidades y por el papel tan relevante que tienen para España”.

Demanda, además, planes sectoriales a largo plazo para consolidar la excelencia tecnológica, avanzando en la digitalización de las empresas y que posibiliten el desarrollo de las tecnologías del futuro, y otras medidas que permitan a las compañías superar los complicados momentos de solvencia.

Normas
Entra en El País para participar