Morgan Stanley se queda con las mejores tajadas

La entidad está haciendo lo que quiere hacer Goldman Sachs: obtener una mayor parte de sus ingresos de actividades menos volátiles

Morgan Stanley se queda
con las mejores tajadas

Si el impulso para los beneficios en Wall Street el año pasado vino del miedo, este año la cosa va de gula. Morgan Stanley, que publicó el jueves unos ingresos de 14.800 millones de dólares en el segundo trimestre, puede que esté mejor situado que nadie para sacar tajada. Mientras que su principal rival Goldman Sachs ganó más dinero con las operaciones y las negociaciones en los mercados, la apuesta del jefe de Morgan Stanley, James Gorman, en patrimonio e inversiones parece más duradera y explica la distancia cada vez mayor entre las valoraciones de las empresas.

Los mercados no tienen la volatilidad de hace un año, cuando la ansiedad por la Covid-19 estaba en máximos, pero siguen fluctuando bastante. Así pues, aunque los ingresos de Morgan Stanley por la negociación de acciones y bonos cayeron en torno al 20% en términos interanuales, siguen estando un 40% por encima de hace dos años. La negociación de renta variable fue más lucrativa que la de renta fija en el segundo trimestre, lo cual ayudó a Gorman y perjudicó al jefe de Goldman Sachs, David Solomon. Aun así, la empresa de Solomon ganó más dinero en total de este negocio: 4.900 millones frente a los 4.500 millones de Morgan Stanley.

Y luego están las operaciones. Los jefes de las grandes empresas siguen detrás de los activos de sus vecinos, lo cual ayudó a que las comisiones de asesoría de Morgan Stanley aumentasen un 44% interanual, más o menos como los demás. Una vez más, a Goldman Sachs le fue mejor, con el doble de ingresos y el doble de crecimiento.

Morgan Stanley está haciendo lo que quiere hacer Goldman Sachs: obtener una mayor parte de sus ingresos de actividades menos volátiles. Tras 18 meses de incertidumbre, eso es lo que aprecian los inversores. Con una valoración de 1,7 veces su valor contable a futuro, según Refinitiv, Morgan Stanley vale aproximadamente una cuarta parte más por dólar de activos netos que Goldman Sachs. Durante buena parte de la pasada década, ocurría justo lo contrario. Goloso a largo plazo, una expresión que una vez se aplicaba a la empresa que dirige Solomon, ahora le queda mejor a su rival.