Valor a examen

Los rebrotes y la competencia restan brillo a Inditex

Los analistas resaltan la recuperación del negocio que ha seguido la compañía textil en el arranque de 2021, pero ponen el foco en la evolución del Covid y el fuerte crecimiento de la china Shein.

Escaparate de una tienda de Zara ubicada en el centro de Madrid.
Escaparate de una tienda de Zara ubicada en el centro de Madrid.

Inditex se mantiene en un tira y afloja desde hace un tiempo. "Creemos que las acciones están bastante valoradas". Fue el comentario que hizo Jelena Sokolova, analista de Morningstar, tras conocer los resultados del primer trimestre fiscal de 2021 de la compañía, momento en el que cotizaba a 31,6 euros y acumulaba una subida anual del 23%.

Inditex ha recortado la ganancia al 8,35% y el precio se ha situado en los 28,09 euros. La parte positiva es que la corrección vuelve a dejar potencial al valor, del 15%, con un precio objetivo medio estimado por el consenso de analistas de 32,39 euros; el 53% de los expertos recomienda mantener y el 37,5% comprar, según Bloomberg.

El balance presentado por la empresa fundada por Amancio Ortega no caló entre los inversores a pesar de que los ingresos subieron el 49,6% respecto al mismo periodo anterior. "Estimamos que Inditex conseguirá volver al nivel de actividad previo a la pandemia en 2022. La recuperación está siendo más rápida de lo previsto. El impulso de la vacunación, la mayor percepción de los consumidores a comprar por internet y el proceso de digitalización nos hacen estar más confiados", dice Iván San Félix, de Renta 4. El experto ha reiterado el consejo de mantener y pone el foco en "la evolución de las ventas para posibles revisiones de la valoración" a mejor.

Banco Sabadell también opta por esperar: "La visibilidad sobre los próximos trimestres es todavía relativamente baja y la acción ya cotiza una fuerte recuperación de ventas".

El futuro que ha dibujado Inditex es prometedor. En la junta de accionistas celebrada esta semana, su presidente, Pablo Isla, anunció una inversión de 2.700 millones hasta 2022, donde la mayor cuantía (1.700 millones) se destinará a los espacios comerciales y 1.000 millones a tecnología y desarrollo de la plataforma online. Inditex llega a más de 200 países a través del comercio electrónico, y las webs y apps del grupo recibieron más de 5.300 millones de visitas en 2020.

En este contexto, Morgan Stanley analiza el impacto que puede tener Shein, la tienda china online de low cost: "Ha alcanzado un tamaño que en algunos mercados en ventas de ropa supera a Amazon; su público objetivo es sobre todo la generación Z". Los analistas consideran que supone una amenaza sobre todo para H&M, ya que compite en un nicho de producto similar. "Sin embargo, pensamos que Inditex está más protegida al tener un posicionamiento algo más alto de gama y más dirigido a ropa de oficina", apuntan.

Para Morgan Stanley, "el modelo de negocio de Inditex es uno de los más sólidos de la industria, con una estructura operativa y de suministro que permiten avanzar con éxito en el entorno de pandemia actual, dándolo ventaja competitiva".

Bankinter también resalta "la solidez del modelo, que "se demuestra con una fuerte generación de caja, el aumento de márgenes, la contención de inventarios y el crecimiento de las ventas online y de los establecimientos físicos cuando no hay restricciones". En el arranque de su segundo trimestre fiscal (entre el 1 de mayo y el 6 de junio) las ventas aumentaron el 102% frente al mismo periodo de 2020.

El mercado sigue con el foco puesto en el Covid. El pasado jueves Asos aventuró una ralentización del crecimiento para los próximos meses dada la evolución de la pandemia (con nuevas olas de contagios) y el mal tiempo en el Reino Unido. Cayó el 18% y arrastró a empresas como Inditex, que tuvo su peor jornada en más de un año con un descenso del 5,43%, y H&M, que bajó el 5%.

Mirabaud comenta que "Inditex ha mostrado gran anticipación a los cambios y ha puesto en marcha un plan de optimización de tiendas mucho antes que sus competidores", pero destaca que "está en un momento de transición y lo más probable es que se vea una desaceleración del crecimiento en los próximos años".

Líder en tamaño, solvente y con dividendo

  • Valoración. Inditex ha recuperado el nivel al que se encontraba a finales de febrero de 2020, antes de que se decretara el estado de alarma por la pandemia en España. Sin embargo, desde que a mediados de mayo de 2021 alcanzara su máximo anual en los 32,5 euros, la acción ha seguido una trayectoria descendente, llegando a acumular un recorte del 15% en estos dos meses. La compañía textil sigue siendo la de mayor tamaño de la Bolsa, con una capitalización de 87.547 millones.
  • Retribución. En la junta de accionistas celebrada esta semana se aprobó el reparto de un dividendo de 0,70 euros brutos por acción con cargo a los resultados de 2021. De esta cantidad ya se han abonado 0,35 euros; los otros 0,35 euros se harán efectivos el próximo noviembre. El pay out se sitúa en el 60%.
  • Calificación. Axesor Rating ha rebajado la calificación de la compañía textil desde AA+ con tendencia negativa a AA con tendencia estable. A pesar de ello, la agencia resalta su "excelente" situación de liquidez, su "sólida y estabilizada" estructura financiera con "elevados" niveles de autonomía financiera, y una situación de deuda "totalmente controlada".
Normas
Entra en El País para participar