Ribera, sobre el paquete climático de Bruselas: "España ha demandado esta ambición"

Defiende que responde a la "necesidad" de acelerar el proceso de descarbonización

La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y el Reto Demográfico,Teresa Ribera, participa en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid.
La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y el Reto Demográfico,Teresa Ribera, participa en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid. Ep

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha opinado que el nuevo paquete climático presentado por la Comisión Europea (CE) "responde a la necesidad de acelerar el proceso de descarbonización y actuar con políticas más ambiciosas, alineadas con la ciencia, al objeto de cumplir con el Acuerdo de París".

"España ha venido demandando esta mayor ambición. No es casualidad que ese 55% comunitario se ajuste sin aristas con el objetivo que nos fijamos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, con metas de renovables o de eficiencia energética por encima de la cuota que nos correspondía en el esfuerzo común de los socios europeos", ha señalado Ribera en un comunicado.

Ha dicho también que su departamento analizará "con detalle" las propuestas de la comisión, que abarcan desde el fomento del hidrógeno verde hasta el establecimiento de un arancel de CO2 para proteger la industria hasta que el mercado de carbono se universalice.

"Nos preocupa la aplicación de este mercado de carbono al transporte y la edificación, porque debe medirse muy bien para evitar efectos indeseados, y creemos oportuno establecer un mecanismo de control operativo sobre el precio del CO2, porque la dinámica actual no es sostenible en este momento", ha apuntado.

Ribera ha defendido que debe haber "una perspectiva de cohesión climática en la política comunitaria". "No todos los países sufrimos igual el impacto del calentamiento y debemos evitar que esta diferencia se convierta en un elemento perturbador adicional. Por ejemplo, nuestros bosques mediterráneos no pueden homologarse a los del resto del continente: su crecimiento es más lento y están más expuestos a sequías e incendios, lo que dificulta aplicar soluciones basadas en la naturaleza", ha recalcado.

Normas
Entra en El País para participar