Montero: “El sector público debe dar ejemplo en el uso de la temporalidad”

El Gobierno da luz verde al plan para hacer funcionarios a 300.000 interinos

El Consejo de Ministros ha validado el acuerdo alcanzado por el Ministerio de Función Pública y los sindicatos para limitar la temporalidad pública al 8%

El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, preside el Consejo de Ministros, unto a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez, preside el Consejo de Ministros, unto a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño.

El Gobierno ha decidido impulsar por la vía exprés su plan de choque para reducir la temporalidad en las plantillas de la administración pública, acabar con el pulso judicial abierto por los interinos y asimilar como fijos a varios cientos de miles de ellos.

Así, el Consejo de Ministros ha decidido aprobar este martes como Real Decreto Ley el acuerdo alcanzado solo unas horas antes entre el Ministerio de Política Territorial y Función Pública que dirige Miquel Iceta y los sindicatos Csif, CC OO y UGT.

La regulación tiene por objeto reducir el porcentaje de trabajadores temporales de la administración pública por debajo del 8% del total, a la vez que da una salida a los cientos de miles de empleados eventuales que llevan años cubriendo puestos estructurales.

Para ello, el Ejecutivo ha impulsado un proceso que busca incorporar como funcionarios, o personal laboral fijo, según el caso, a unos 300.000 interinos. El compromiso es hacerlo antes de finales de 2024.

Aquellos temporales que no logren una plaza mediante este sistema serán indemnizados con 20 días de salario por año trabajado, el equivalente al despido por causas objetivas, con un tope de 12 mensualidades.

Además, el acuerdo sellado por Gobierno y sindicatos asegura que la experiencia suponga un 40% del total de la valoración de los procesos de selección, a fin de reforzar la posición de los eventuales que llevan años ejerciendo los cargos a los que aspiran.

Dar ejemplo

“Es una reforma que urgía en nuestro país justamente porque el sector público tiene que ser ejemplar en el uso de la temporalidad, dando que también queremos que en el sector privado el trabajo fijo sea la tónica general y que se deje la temporalidad para cuestiones meramente coyunturales” que así lo requieran, ha defendido la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

“El acuerdo, como elemento subrayado, establece entre otras medidas una duración máxima en la relación de interinidad entre el trabajador y la empresa de tres años, con obligación en ese periodo de convocatoria de la plaza que se ocupa provisionalmente”, ha explicado Montero.

“El mapa de ´como se comporta esta temporalidad es realmente asimétrico entre las diferentes administraciones, y habitualmente hay más en las comunidades autónomas por los servicios sanitarios y educativos, el primero d ellos cuáles se ofrece 24 horas al día 375 días al año, siendo entre los que hay más temporalidad”, ha ilustrado, asegurando que el real decreto “busca dar respuesta a este elenco de situaciones”.

La norma mejora la definición de la figura del personal interino de la administración pública, estableciendo solo cuatro situaciones concretas en las que se utilizará este tipo de plantilla con duraciones máximas tasadas entre los 9 meses y los tres años.

“También se hará un ultimo proceso, o eso esperamos, de estabilización para los interinos que llevan ocupando una plaza estructural y que hayan cumplido tres años en esas plazas a 31 de diciembre de 2020”, ha destacado Montero.

Normas
Entra en El País para participar