Industria

Alstom desafía a los gigantes asiáticos y prevé crecer por encima del mercado tras sumar Bombardier

Lanza la estrategia Alstom in Motion 2025, en la que compromete un pay out del 25% al 35%.

Un empleado de Alstom trabaja en desarrollos de 3D.
Un empleado de Alstom trabaja en desarrollos de 3D.

La nueva Alstom que resulta de la integración de Bombardier Trasportation se ve con potencial para competir con los gigantes industriales asiáticos por cubrir las necesidades que surjan con la transición hacia la movilidad sostenible. La francesa, con amplia presencia en España, gana alcance geográfico y una mayor diversificación en sus soluciones, con lo que prevé crecer por encima del mercado hasta concluido el ejercicio fiscal 2024-2025.

La tasa media de crecimiento anual se ha fijado en un 5% en ventas, mientras que el margen de ebit ajustado debería situarse entre el 8% y el 10% al vencimiento de esta nueva hoja de ruta. El flujo de caja libre será este año de transición y se verá impactado por la necesidad de estabilizar los negocios recibidos de Bombardier, según ha explicado la compañía.

Entre las claves de crecimiento figura la ejecución de una cartera de pedidos que supera los 74.500 millones. En cuanto a la mayor rentabilidad, la empresa se ha impuesto la búsqueda de eficiencias en el marco de la integración, cerrada el pasado 29 de enero. El grupo resultante se ha comprometido a ofrecer una rentabilidad sostenida vía dividendos, con un pay out del 25% al 35%.

Alstom parte de una situación de liderazgo en Europa, reforzándose en Alemania, Reino Unido y en los países nórdicos, además de en Norteamérica

Henri Poupart-Lafarge, presidente y consejero delegado de Alstom, ha señalado que la estrategia Alstom in Motion 2025 llega como respuesta a la “aceleración sin precedentes de las necesidades de movilidad sostenible en todo el mundo”. El ejecutivo sitúa a la compañía como “el principal actor ferroviario global” y afirma que “para 2025, habremos crecido significativamente, por encima del mercado”.

Una de las estimaciones es elevar en 5 puntos porcentuales la cuota de mercado global. Más del 70% de las ventas se encuentran en América del Norte y Europa, donde Alstom aprecia oportunidades ante los fuertes paquetes de estímulo para la recuperación económica.

Mayor diversificación

El grupo ofrece productos y soluciones en prácticamente todos los segmentos de la actividad ferroviaria, desde la alta velocidad hasta metros, monorraíles y tranvías, teniendo también una destacada presencia en las actividades de señalización o soluciones de movilidad digital.

Alstom desafía a los gigantes asiáticos y prevé crecer por encima del mercado tras sumar Bombardier

Respecto a la labor de innovación, desarrolla el autobús eléctrico, el tren a hidrógeno, vehículos autónomos y otras evoluciones del transporte en busca de la sostenibilidad climática. Alstom se ha comprometido a acelerar la innovación en movilidad inteligente y verde con importantes inversiones en I+D. Desde una base de 9.500 patentes, se prepara para inversiones anuales en I+D de 550 a 600 millones a partir del ejercicio 2024-2025.

Con el tren a hidrógeno rodando en Alemania desde 2018 y con contratos en firme en Alemania, Francia e Italia por 59 unidades, Alstom oferta ya esta solución en toda Europa. También trabaja en prototipos de trenes autónomos que podrían estar listos en 2023 tanto para viajeros como para mercancías.

La toma de Bombardier se traduce en unos ingresos anuales de 14.000 millones, presencia en 70 países y un equipo de 70.000 personas. La plantilla en España, formada por 3.000 trabajadores, se reparte en cinco centros industriales, cuatro tecnológicos y una veintena de talleres de mantenimiento. Como buques insignia, a la fábrica de trenes de Alstom en la localidad barcelonesa de Santa Perpetua se ha sumado la planta vizcaína de sistemas de propulsión que Bombardier tiene en Trápaga.

Alstom parte de una situación de liderazgo en Europa Occidental y Meridional, reforzándose especialmente en Alemania, América del Norte, Reino Unido y en los países nórdicos. Respecto a mercados emergentes, cuenta con 11 empresas conjuntas en China, y con plantas de fabricación e ingeniería en la India. Desde esas plataformas espera captar el desarrollo del transporte ferroviario en Asia u Oriente Medio.

Potencial

Entre las principales áreas de negocio, la francesa busca el liderazgo en señalización en 2025 de la mano de sus soluciones en el sistema de control ferroviario ETCS3. En Servicios, Alstom tiene presupuestado un crecimiento de un dígito medio. En Material Rodante el desafío es elevar su rentabilidad y la oferta de productos en el marco de la movilidad inteligente. Además, el grupo se ocupa del mantenimiento de 35.000 trenes y oferta soluciones de conectividad en redes de ferrocarril, metro o tranvía.

Se trabaja ahora en la convergencia de productos y servicios, y ya se opera con un sistema de tecnologías de la información integrado. En el arranque de la nueva etapa, la nueva compañía obtuvo contratos por 6.000 millones en su primer trimestre fiscal.

Normas
Entra en El País para participar