Inmobiliario

Culmia invertirá 450 millones en suelo en cuatro años para desarrollar 7.200 nueva viviendas en España

La promotora ya está analizando operaciones para comprar suelos por valor de 200 millones. Gran parte de esta inversión se hará de aquí a tres meses.

Promoción de Culmia en Madrid.
Promoción de Culmia en Madrid.

Culmia, la promotora inmobiliaria del fondo estadounidense Oaktree, ha anunciado este martes una inversión de 450 millones de euros en suelos para los próximos cuatro años con el fin de sumar a su cartera actual más de 7.200 nuevas viviendas repartidas entre el segmento de compraventa (build to sell) y el de alquiler (build to rent). Esto implicará, según ha explicado su consejero delegado, Francisco Pérez, sacar al mercado 1.700 nuevas viviendas al año hasta 2025 (1.000 unidades este año) sin contar su actividad en el ámbito de la vivienda asequible, en que se ha presentado a 3 de los 4 lotes del Plan Vive en Madrid y en el que estudia proyectos en otros puntos de España.

Esta inversión se encuadra en el nuevo plan de inversiones de Culmia, con el que busca  convertirse "en la plataforma de desarrollo residencial más rentable y de referencia en España" y entregar más de 15.000 viviendas para compraventa o alquiler hasta 2030 y 10.000 más en el segmento asequible, el tercer segmento sobre el que girará la actividad de la compañía durante los próximos diez años.

El director de inversiones de la promotora, Pablo Méndez, ha indicado que de ese total de 450 millones ya están analizando nuevas operaciones para adquirir suelo en toda España por valor de 200 millones de euros, y gran parte de las operaciones prevén cerrarlas durante los próximos tres meses, comprometiendo 60 millones en Andalucía, 40 millones en Barcelona y el resto, unos 100 millones, en Madrid.

La compañía también prevé realizar algunas desinversiones, "aunque esto no representará más del 5% de nuestra facturación", ha indicado Pérez. En concreto, planea vender los suelos pequeños que permiten construir promociones de 50 viviendas, "que no son estratégicos para nosotros".

En el ámbito de la compraventa, en que Culmia opera en el segmento prime, la compañía, heredera de la antigua Solvia Desarrollos Inmobiliarios (SDI), promotora que compró a Banco Sabadell en 2019, está desarrollando actualmente 7.800 unidades y cuenta con proyectos en algunas de las principales áreas de desarrollo de las grandes ciudades del país, como La Solana de Valdebebas, ARPO o Retamar de la Huerta, en Madrid, o en localizaciones altamente demandadas de Barcelona, Sant Cugat, Málaga o Alicante. La compañía está estudiando la posibilidad de desarrollar 5.000 unidades más en suelos preexistentes o aprovechando nuevas oportunidades.

En el segmento build to rent, Culmia ya está desarrollando alrededor de 1.130 viviendas, y cuenta con proyectos para añadir otras 2.000 en suelos preexistentes o aprovechando nuevas oportunidades. En este negocio, la promotora vendió hace unos meses a DWS un proyecto de tres edificios residenciales en Barcelona por 80 millones de euros.

Los responsables de Culmia han destacado que la vivienda asequible es otro de los segmentos en los que centrarán sus esfuerzos durante los próximos años. En la actualidad, la compañía forma parte del proceso de licitación de 3 de los 4 lotes del Plan Vive de Madrid, cada uno de alrededor de 1.400 viviendas, y estudia proyectos en otras grandes urbes. La promotora, que ya cuenta con un equipo de más de 100 profesionales, se retiró del proceso de licitación del Plan Habitatge Metròpoli Barcelona, un proyecto de colaboración público-privada de la Ciudad Condal y su área metropolitana para levantar 4.500 viviendas de alquiler asequible. "Nuestro accionista pensó que iba a ser complicado por la gobernanza que se ha creado en Barcelona", ha dicho Pérez.

El CEO de Culmia ha resaltado la capacidad de su compañía para gestionar íntegramente todo el proceso de creación de valor de un desarrollo inmobiliario, "desde la búsqueda de suelos hasta la comercialización”. Preguntados sobre si planean gestionar ellos mismos el alquiler en su negocio de build to rent, el director de inversiones de la compañía, Pablo Méndez, ha señalado que cada vez hay un mayor número de inversores que quieren entrar en España en busca de mercado de alquiler. "Ahora mismo estamos en conversaciones con más de 25 inversores".

Los responsables de la promotora también han señalado que están mirando el negocio de la rehabilitación de viviendas, pero "aún no hemos dado ningún paso". Pérez ha indicado que en España se quiere pasar de rehabilitar 30.000 viviendas a 150.000 con los fondos Next Generation. "Lo estamos mirando, pero es un negocio complicado", ha insistido el directivo, que sí ha subrayado la experiencia de la compañía en regeneración urbana.

Pérez ha recordado que la compañía ha entregado más de 5.000 viviendas y 95 promociones desde 2013 y que cuentan con una cartera de suelo de 2,4 millones de metros cuadrados edificables en que desarrollar 15.000 viviendas, un 20% en Madrid y un 32% en Barcelona. Actualmente, están comercializando 4.000 viviendas y 80 promociones. El directivo ha indicado que la promotora apostará con su crecimiento por las últimas tendencias (eficiencia energética, digitalización y contrucción industrializada).

Normas
Entra en El País para participar