Ajuste laboral

CaixaBank reduce a 6.452 las salidas y hace voluntario el ERE

Las recolocaciones en el grupo se elevan a 708. La entidad realizará prejubilaciones a partir de los 52 años

CaixaBank reduce a 6.452 las salidas y hace voluntario el ERE

Al final las dos huelgas que se han llevado a cabo en CaixaBank en los últimos días convocadas por los sindicatos con motivo del ERE que ha iniciado la entidad financiera han crispado aún más unas negociaciones que ya nacieron contaminadas, tras pretender el banco despedir inicialmente a 8.291 empleados. Iba a ser el ERE más grande de una entidad financiera en España. Finalmente, la cifra de salidas, al cierre de esta edición, se eleva a 6.452 empleados, 1.839 menos de las previstas inicialmente. La entidad, además, ha retirado los ceses forzosos que pretendía aplicar como equilibrio generacional y ha incluido 708 recolocaciones en el grupo. Estos eran inicialmente los principales escollos en la negociación, pero todo se ha torcido más, según reconocen fuentes sindicales.

Pese a todo, el objetivo es alcanzar un acuerdo en las próximas horas. Tanto es así que el propio secretario general de UGT, Pepe Álvarez, se mostró ayer satisfecho con la postura de CaixaBank, asegurando que tras los últimos movimientos hay “más puertas abiertas” para lograr un acuerdo final que aún no está cerrado: “No hay un acuerdo cerrado, pero creo que es positivo que CaixaBank haya aceptado que las bajas sean voluntarias, ahora tenemos otros elementos que va a haber que negociar, sobre todo en lo que tiene que ver con la movilidad”, explicó. Y ahí estaba a últimas horas el nudo que impedía firmar ya un acuerdo.

Los sindicatos de CaixaBank pidieron ayer a la empresa que retirase la posibilidad de trasladar a algunos empleados a una distancia superior a 100 kilómetros de su puesto de trabajo actual. Fuentes sindicales mantienen que la entidad eliminó los despidos, pero pusieron movilidades geográficas transformables en salidas obligatorias si el empleado no aceptaba. Al final, su propuesta pasa por reducir a 75 kilómetros la movilidad siempre que esté justificada y si fuera necesario superar esta distancia se consultaría a la comisión de seguimiento. Con esta última oferta los sindicatos podrían cerrar un pacto en breve.

Para los sindicatos esta movilidad puede suponer que un trabajador tenga que cambiar su puesto de trabajo a otra ciudad a más de 100 kilómetros y, “si no acepta, se va a la calle”. Otra de las cosas que piden los representantes de los trabajadores es que no se compute el tiempo de paro de cara a calcular las indemnizaciones.

El cambio de sistema de riesgos de previsión social para los empleados provenientes de diferentes entidades también forma parte de las negociaciones que se mantenían ayer. “Es un tema altamente complejo y técnico, a lo que se suma la homologación de las condiciones de los empleados de Bankia a CaixaBank, con un marco de condiciones pactadas en la entidad absorbente que ahora quieren rebajar”, explican fuentes sindicales presentes en las negociaciones.

Cupos

Otro punto de fricción son los cupos de salidas por edades. Así, para empleados de 52 a 53 años se limitan las salidas a 750, frente a los 2.888 trabajadores que hay con estas edades. En el tramo de 54 y 55 años pueden prescindir su contrato 1.750 empleados, de los 2.866 que cuentan con estas edades.

En el ERE que se ha firmado en las últimas semanas en BBVA también se han incluido estos cupos. BBVA ha recibido 4.045 peticiones de adhesión voluntaria al procedimiento de despido colectivo que supondrá 2.735 extinciones y 210 excedencias incentivadas, unas cifras que reflejarían altas probabilidades de que el ajuste finalice sin despidos forzosos. Ayer acabó el plazo de adhesión para estructuras intermedias, servicios centrales y centros corporativos.

CaixaBank presentó en la noche del martes al miércoles la propuesta que rebaja a 6.452 el número de salidas necesarias para la reorganización de la entidad. Además, propuso un protocolo de adscripción al plan con el objetivo de conseguir que todas las salidas se realicen de forma voluntaria. De esta forma, para lograr completar los cupos de excedente, identificados según provincias (en el caso de la red comercial) y según áreas funcionales (para los servicios corporativos), se han establecido diversas fases de adhesión voluntaria. A las 21.00 horas, CaixaBank anunció una nueva propuesta, que podría ser la definitiva para firmar el acuerdo, apuntan varias fuentes.

Indemnizaciones

  • Por edades. Según la propuesta de CaixaBank, aceptada por los sindicatos, los empleados de 63 o más años (a 31 de diciembre) que quieran dejar la entidad recibirán 20 días por año trabajado. Los nacidos en 1967 o anteriores con al menos seis años de antigüedad (máximo 1.650 trabajadores) recibirán una indemnización del 57% del salario bruto anual (en pago fraccionado), más una prima de adhesión voluntaria de 18.000 euros para los nacidos en 1964 o antes, 23.000 para los nacidos en 1965 y 28.000 para los nacidos entre 1966 y 1967. Convenio con la Seguridad Social para pagar cotizaciones hasta los 63 años.
  • Aportación al plan de pensiones y al seguro de salud hasta los 63 años. Para los nacidos en 1968 y 1969 con al menos seis años de antigüedad (máximo 650 trabajadores) recibirán una indemnización de siete veces el 57% del salario bruto anual, pagadera mensualmente hasta los 63 años y una prima de adhesión 14.000 euros, con convenio con la Seguridad Social hasta los 63 años. Para el resto de trabajadores la indemnización será de 40 días por año trabajado con un máximo de 36 mensualidades y prima de adhesión de 23.000 euros para los empleados con seis o más años de antigüedad, y de 13.000 para el resto.
Normas
Entra en El País para participar