Automoción

Mercedes-Benz negocia un ERTE para Vitoria por la falta de chips

Reinicio de la producción el 28 de junio tras la parada de una semana

Mercedes-Benz tiene 5.000 trabajadores en el centro de Vitoria.
Mercedes-Benz tiene 5.000 trabajadores en el centro de Vitoria.

La falta de semiconductores sigue alterando el ritmo de producción de las plantas de ensamblaje de vehículos en España. Mercedes-Benz ha comunicado este jueves a los sindicatos la necesidad de iniciar un periodo de consultas para la próxima aplicación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por el citado problema logístico.

La marca de la estrella ha señalado que el ERTE es necesario para "afrontar la difícil situación a la que nos enfrentamos" y ante la posibilidad de no sean suficientes las medidas del plan de trabajo flexible que se aplica en las instalaciones de Vitoria. Esta bolsa de horas de actividad, que se adecúa a los ritmos de demanda del mercado de automoción, está incluida en el convenio colectivo, cuya renovación está ahora en negociación. 

Desde la filial de Daimler añaden que se mantiene la "actual situación crítica" de la cadena de suministro por la falta de semiconductores. Un problema que ha reducido en un 38 % la producción de coches en España y que puede extenderse hasta el primer semestre de 2022, según la patronal del sector Anfac.

Por el lado positivo, el centro de Vitoria volverá a la actividad el próximo lunes 28 tras una semana de parada por la falta de chips y en la que ha dejado de producir 900 unidades al día. Los ERTES también se están extendiendo entre los proveedores de la planta alavesa, que tiene 5.000 trabajadores.

Normas
Entra en El País para participar