Nuevo borrador de MICA

La UE dará poderes al BCE, a la CNMV y al Banco de España para controlar los criptoactivos

Las firmas que presten servicios deberán tener sede en la UE y los tokens no fungibles quedan fuera y los brókeres no tendrán ventaja

Criptomonedas Bancos centrales Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La Unión Europea pisa el acelerador para tener a punto la normativa que regulará los criptoactivos en Europa con una versión actualizada del borrador inicial del pasado septiembre acordada entre Alemania y Portugal. En él se retira de la cobertura de la norma a los tokens no fungibles, se endurece la concesión de licencias a los brókeres y se incluye la gestión de carteras. El BCE, la CNMV y el Banco de España controlarán la actividad sobre estos activos.

Con este acelerón, la misión es que la norma esté lista a finales de 2021 o inicios de 2022. Los emisores o las plataformas de criptoactivos deberán tener su sede en algún país de la UE y contar con una autorización del supervisor preceptivo.

La propuesta de reglamento europeo para la regulación de los criptoactivos y las plataformas que operan con ellos, conocida como MICA (siglas de markets in crypto-assets), fue presentada en septiembre del año pasado, junto con un reglamento que permitirá crear una especie de sandbox europeo para utilizar la tecnología de registro distribuido (DLT, por sus siglas en inglés) en los mercados. Y el nuevo documento de trabajo, al que ha tenido acceso CincoDías, pone los puntos sobre las íes en varias cuestiones sobre el tapete.

Los bancos continúan teniendo preferencia a la hora de lograr la autorización para operar con criptoactivos, pero en el nuevo texto se retiran las prebendas a las empresas de servicios de inversión. Los brókeres deben empezar desde cero en la solicitud. Más controvertida es la exclusión de la norma a los tokens no fungibles. “Si bien estos criptoactivos pueden negociarse en los mercados, acumularse de forma especulativa y, en casos limitados, utilizarse como medio de intercambio, no son fácilmente intercambiables”, sentencia el texto. Al tiempo, también se incluye la regulación de la gestión de carteras de criptoactivos.

Deutsche Bank cree el marco regulatorio es inminente

La tramitación de la norma avanza a buen ritmo. El ponente de la normativa ante el Parlamento Europeo, el alemán Stefan Berger, de la CDU de Angela Merkel, ha instado a endurecer la directiva y a dar más poderes al BCE. “La regulación relacionada con los criptoactivos está acelerándose, y antes de finales de año puede haber un segundo texto oficial avanzado”, indica Gloria Hernández Aler, socia de finReg.

El Banco Central Europeo, por su parte, ha instado al Parlamento y la Comisión Europea a que se clarifique la definición de qué constituye un criptoactivo y, por lo tanto, si está sujeto a MICA, para evitar “interpretaciones divergentes”, para ayudar a respaldar la prestación de servicios de criptoactivos sobre una base transfronteriza y para establecer un conjunto de reglas verdaderamente armonizado para los criptoactivos.

Una de las cuestiones clave es que la firma que emita o preste servicios sobre criptoactivos ha de tener su sede en un país de la UE para operar en los Veintisiete. Y, por supuesto, ha de obtener la autorización correspondiente. En España, los organismos responsables serán, previsiblemente, la CNMV y el Banco de España, según el actual borrador.

El BCE pide que la normativa no se aplique a las monedas digitales que están estudiando los principales bancos centrales del mundo, como el euro digital, lo que ya se incluye en el borrador. Además, sugiere evitar la doble supervisión de los e-money tokens (criptoactivos cuyo valor se referencia a una moneda emitida por un estado, como el dólar o el euro), que estarían vigilados tanto por la EBA como por el BCE.

El Salvador ha convertido al bitcóin en moneda de curso legal

La aprobación de MICA dejará en un cajón la regulación puesta en marcha por algunos países europeos, como Francia y Alemania. España, por su parte, ha optado solo por regular la publicidad de criptoactivos presentados como inversión.

En Deutsche Bank afirman en un reciente informe que para la mayoría de las economías avanzadas este año supondrá un cambio de juego y que en 2022 tendrán un marco regulatorio sólido para los criptoactivos. En Reino Unido trabajan para ser el referente europeo, mientras que en EE UU el Tesoro va a endurecer su control fiscal y la SEC, el vigilante del mercado, quiere mejorar la protección de los inversores.

El mercado de criptoactivos suma 1,6 billones de dólares, según CoinMarketcap, muy lejos de los 2,5 billones que llegó a alcanzar a inicios de mayo, antes de que las presiones de China sobre el sector iniciaran una corrección que aún no ha terminado. Con todo, en año el bitcóin sube un 30% en el año. El bitcóin además se ha convertido en un activo de curso legal en El Salvador. Las empresas y comercios estarán obligados a aceptarlo como medio de pago.

El PSOE quiere un euro digital

  • Proposición no de ley. El partido socialista ha presentado ante el Congreso una proposición no de ley para el impulso de un grupo de estudio sobre la implementación de un euro digital como moneda pública digital. Plantea su propuesta como una alternativa frente a los sistemas de pago de la banca en la sombra y que escapan a la regulación sobre el sector financiero. Apunta que el dinero público digital puede favorecer la inclusión financiera de colectivos sociales que se mantienen al margen de la bancarización, aunque avisa de la desaparición del dinero en efectivo implicaría una mayor inestabilidad.
Normas
Entra en El País para participar