Garamendi, sobre los indultos del ‘procés’: "Si las cosas se normalizan, bienvenidos sean"

El presidente de la CEOE ha asegurado en una entrevista en RTVE que esta herramienta "está dentro del estado de derecho"

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, posa en el centro de la foto junto a la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el líder del PP, Pablo Casado.
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, posa en el centro de la foto junto a la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y el líder del PP, Pablo Casado. EFE

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha asegurado este jueves en una entrevista en RTVE que "si las cosas se normalizan, bienvenidos sean" los indultos a los políticos catalanes presos por el procés. Además, el representante de la patronal ha señalado que los indultos son una herramienta que se encuentra reconocida en nuestro marco jurídico y que es una facultad del Ejecutivo concederlos. "Hay opiniones diversas, pero los indultos están dentro del Estado de Derecho", ha afirmado.

A su vez, Garamendi ha afeado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, que no vaya a estar presente en la cumbre de España e Italia que tendrá lugar en Barcelona y que está organizada por la propia CEOE y Foment. "Si quiere que Cataluña vaya bien, estaría bien que asistiera", ha indicado.

Las palabras del presidente de la CEOE han generado malestar dentro de la patronal, según han confirmado fuentes del ámbito empresarial a este periódico, por lo que Garamendi se ha visto obligado a matizar sus palabras. El directivo ha asegurado que la entidad que dirige no va a tener “una opinión taxativa” sobre los indultos, porque hay diversidad de opiniones entre los empresarios, si bien ha vuelto a recordar que la Constitución “permite” esta medida. "Nosotros nos movemos siempre dentro de la Constitución y del Estado de derecho", ha insistido, y ha comentado que la normalización política también significa "cumplir con la Constitución española, trabajar dentro del Estado de derecho y respetando la ley".

Previamente a esta matización de Garamendi, el vicepresidente del Cercle d'Economia, Jordi Gual, defendió delante del líder popular, Pablo Casado, que los indultos a los dirigentes independentistas condenados por el "procés" no deben ser vistos como "concesiones inaceptables ni vergonzosas", sino como el inicio del diálogo entre el Gobierno y Cataluña. El expresidente de Caixabank se ha expresado en estos términos en el arranque de la segunda jornada de la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia, foro empresarial que se celebra esta semana en Barcelona.

Antes de dar la palabra a Casado, protagonista de la primera conferencia del día, Gual ha sostenido que los eventuales indultos a los encausados por el referéndum ilegal del 1-O "es probable que no resuelvan el problema" de las relaciones entre Cataluña y el resto del Estado, pero "son un inicio del diálogo".

"Son parte de los gestos recíprocos que mencionaba ayer el presidente Faus [en alusión al presidente del Cercle, Javier Faus], que disminuyen el clima de confrontación, que moderan la tensión y acercan, ni que sea mínimamente, unas posiciones que hasta ahora han estado muy, muy alejadas", ha expuesto Gual. La alternativa, ha advertido, es la "cronificación del conflicto", que es "muy negativa para Cataluña y para España". "No es una alternativa aceptable, a pesar de que pueda ser electoralmente rentable a corto plazo para algunos partidos políticos con posiciones más intransigentes", ha continuado Gual.

Malestar entre los partidos de la derecha

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha celebrado que Garamendi matizase sus palabras y aseguró compartir con el presidente de CEOE, que son “los políticos los que deben hablar de estas cuestiones”. Por su parte, desde Vox, que fueron los primeros en pronunciarse, han tildado las palabras del directivo de “estupidez”. “Cuánta irresponsabilidad”, ha lamentado el portavoz parlamentario de la formación de ultraderecha.

El sindicato de Vox, Solidaridad, también ha criticado en su cuenta de Twitter a Garamendi y ha denunciado que la CEOE recibió más de de 100 millones de euros en cuatro años y su presidente cobra más de 300.000 euros al año. “Entendemos sus palabras. Quien paga, manda”, han dicho desde Solidaridad.

Por su parte, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha afirmado que la “normalidad” todavía no se recuperó en Cataluña y ha advertido que la ausencia actual de “un golpe de Estado o una declaración de independencia” no implica que los partidos nacionalistas “estén cumpliendo con la legalidad”.

Normas
Entra en El País para participar