Transporte

FlixBus dispara su capacidad en España más de un 30% respecto al verano de 2019

Oferta 500.000 asientos en rutas internacionales

Uno de los autobuses de FlixBus.
Uno de los autobuses de FlixBus.

El operador de transporte por carretera FlixBus vuelve a la carga con más capacidad en España que en el verano previo a la pandemia. La compañía, presente en este país desde 2016, busca un papel protagonista en la recuperación de la movilidad y oferta 500.000 asientos para este periodo estival, más de un 30% por encima de su oferta en el verano de 2019. Antes de la crisis, FlixBus movía a casi un millón de pasajeros al año en España.

El operador va a contar con 150 autobuses, de sus distintos socios y no en propiedad, para cubrir un total de 60 rutas entre España y siete países europeos, según anticipa su director general, Pablo Pastega. En la temporada alta de hace dos años la flota era de un centenar de vehículos para 38 líneas internacionales.

Los mercados elegidos como destino son Portugal, Francia, Alemania, Italia, Suiza, Bélgica y Luxemburgo, teniendo como punto de partida 45 ciudades españolas y como llegada hasta 180 destinos del Viejo Continente. FlixBus se estrena en esta temporada alta en Irún, Astorga, León, Pamplona, Algeciras y Figueres, entre otras.

El operador de autobús salta en dos años de 38 a 60 líneas en España

Este joven jugador defiende el transporte en autobús como servicio de primera necesidad, pero es crítico con el sistema concesional español. Desde su punto de vistas, constituye una anomalía que una sola empresa pueda operar en cada una de las grandes líneas dependientes del Ministerio de Transporte. De hecho, se queja de que de las 79 concesiones de líneas interurbanas, 42 estén vencidas desde hace años y ocho anuladas por los tribunales.

La empresa dependiente del grupo germano FlixMobility apunta que el 77% de las concesiones del ministerio que lidera José Luis Ábalos estén en manos de tres empresas, perjudicándose, según sus argumentos, tanto al resto del sector como a los viajeros.

Ante la imposiblidad de competir en esas rutas, FlixBus apuesta por líneas internacionales. “A pesar de los cambios continuos en las restricciones debido a la pandemia, como compañía tecnológica nos basamos en datos para la toma de decisiones y nuestros indicadores señalan que este año la demanda de nuestros trayectos superará con creces la de 2019. Cada vez más gente nos conoce y quiere viajar con nosotros”, señala Pablo Pastega.

Inyección de fondos

La firma es crítica con el sistema concesional de las grandes rutas interurbanas

La matriz FlixMobility viene de levantar una nueva ronda de financiación de 650 millones de dólares (540 millones de euros), que ha elevado la valoración de la compañía a 3.000 millones de dólares. El responsble de FlixBus en España y Portugal sostiene que parte de los fondos recibidos tienen como objetivo el crecimiento de FlixBus en la Península Ibérica. Entre las tareas en marcha figura el refuerzo del corredor Mediterráneo y de toda la red doméstica de autobuses en Portugal, lanzada en verano de 2020.

Pablo Pastega afirma que “la importante inyección de capital que acabamos de recibir va a permitir a FlixBus España seguir creciendo más allá de este verano”.

Normas
Entra en El País para participar