Energía

EQT lanza una opa amistosa de 881 millones sobre Solarpack, que se dispara un 43%

El fondo ya ha pactado con accionistas la compra de más de la mitad del capital a 26,5 euros por acción

EQT lanza una opa amistosa de 881 millones sobre Solarpack, que se dispara un 43% pulsa en la foto

El grupo de capital riesgo sueco EQT ha presentado una opa sobre la totalidad del capital de la firma de renovables Solarpack. La operación, valorada en 881 millones, está apalabrada con la mayoría del capital de la sociedad, que salió a Bolsa en 2018: las sociedades Beraunberri, Burgest 2007 y Landa (controladas por la familia Galíndez, fundadora de la empresa) han comprometido de forma irrevocable la venta del 51% del capital que controlan, lo que asegura a EQT el control de la empresa. La compañía ha subido un 43,05%, hasta 26,15 euros por acción, y roza el precio de la oferta de 26,5 euros, que supone una prima del 45% respecto al precio de cierre del martes.

En esta compra la gestora no empleará, de entrada, ningún tipo de financiación bancaria, solo fondos propios, según fuentes conocedoras de la transacción. Hasta el 30 de junio, está en vigor la versión ampliada del escudo para las empresas españolas consideradas estratégicas, como las energéticas. Esto implica que el Ejecutivo debe dar su luz verde a las compras de más de un 10% del capital, salvo que el comprador sea español. A partir del 1 de julio, el plácet solo será necesario si el adquirente es de un país de fuera de la UE, por lo que no aplicaría a EQT, que cuenta con carné sueco.

Credit Suisse es el asesor de EQT en la operación, con Clifford Chance en la retaguardia de los asuntos legales. Entretanto, Citi es el asesor de los vendedores, que, a su vez, están siendo aconsejados por Cuatrecasas en la parte de abogados. Citi está presente en las tres opas que hay en España: Euskaltel-MásMóvil, IFM-Naturgy y ahora Solarpack-EQT

El acuerdo de venta con los accionistas incluye, asimismo, una disposición por la que José Galíndez y Pablo Burgos Galíndez invertirán 46 y 26,5 millones de euros, respectivamente, en la sociedad instrumental que lanza la oferta, llamada Veleta Topco y como domicilio en Luxemburgo, de la que tendrán el 5,21% y el 3,02%, respectivamente. Actualmente tienen el 40% y el 7,9%, respectivamente. La valoración de estos paquetes será equivalente a la valoración de la oferta sobre Solarpack. Asimismo, la oferta incluye el mantenimiento de Pablo Burgos como CEO de la empresa.

En el pacto de accionistas no consta los otros dos accionistas de referencia de la empresa; Santander Asset Managenent, con el 5,55%, y la familia Ybarra Cabeaga, con el 5,078%. Tanto los Galíndez como los Ybarra vendieron el 12,39% de la empresa por 101 millones de euros en una colocación acelerada de acciones en enero, que provocó una fuerte caída en Bolsa.

Antes de esa operación las acciones cotizaron a un récord de 34,5 euros, más de cuatro veces los 8,3 euros a los que el grupo salió a Bolsa a finales de 2018, si bien este año ha llegado a cotizar por debajo de 18 euros.  Los analistas de Bankinter aconsejan acudir a la oferta, dada la jugosa prima y la nula expectativa de una opa competitiva dado el compromiso de venta: "En nuestra opinión, la oferta de EQT es atractiva aunque está un 13% por debajo del precio objetivo de consenso de 30 euros".

Opera en España, Perú, Chile e India, si bien la mayor parte de su actividad se concentra en el mercado nacional. Ganó 10,4 millones netos en 2020, un 14,4 % menos, y el pasado mes de marzo presentó un ambicioso plan de inversiones que supone inversiones de 1.500 a 2.000 millones hasta 2026 para llegar a ese año con nuevos proyectos en construcción y en operación que sumen una capacidad de 4 GW. En paralelo, eliminó el dividendo.

Con raíces en Bizkaia

La creación de Solarpack está muy enraizada en Bizkaia, y en concreto en el municipio de Getxo, donde tiene su sede y está el conocido barrio de Neguri, residencia de las familias vascas más adineradas.

Los fundadores, los hermanos José María Galíndez y Antonio, además de su sobrino Pablo Burgos Galíndez, están emparentados con Ángel Galíndez, que fue presidente del Banco Vizcaya. Por cierto, los nuevos accionistas de EQT han reclamado que Pablo Burgos sigue al frente de la gestión de Solarpack como consejero delegado.

Desde su salida a Bolsa a finales de noviembre de 2018 no ha habido reparto de dividendos y los resultados se han destinado al crecimiento. A un plan de inversiones de 2.000 millones hasta 2026 para lograr una capacidad instalada en fotovoltaica de 4 GW. Un objetivo que ha seducido a EQT, atraído por el tirón de las renovables dentro de la tendencia mundial a la descarbonización.

Otro de los accionistas de referencia de Solarpack, hasta la llegada de EQT, es Onchena, el vehículo inversor de la familia Ybarra Careaga. Tienen un 5% que les reportará importantes plusvalías.Onchena, de una familia tradicionalmente ligada a Neguri, ya acertó en 2020 con otra OPA de exclusión, esta relativa a MásMóvil. Recogió unas plusvalías de 220 millones porque antes de esa operación era el principal accionista de la operadora con el 13,28%. Pero sigue con el 5% tras reinvertir otros 100 millones en MásMóvil. Parecido a lo que han hecho los Galíndez en Solarpack.

Entre los principales accionistas de Onchena figura Carmen Ybarra Careaga, hija de Fernando de Ybarra y López Dóriga, marqués de Arriluce y de Ybarra, y de Carmen Careaga Salazar.Onchena participa asimismo en Elecnor e Iberpapel. También es uno de los accionistas de referencia del grupo Vocento, que edita las cabeceras ABC, El Correo, El Diario Vasco y El Norte de Castilla, entre otras.

Normas
Entra en El País para participar