Textil

Mango inicia la ampliación de su mega almacén de Lliçà d'Amunt por 35 millones

Con ella, el complejo logístico alcanzará los 280.000 metros cuadrados

Centro logístico de Mango en Lliçà d'Amunt (Barcelona).
Centro logístico de Mango en Lliçà d'Amunt (Barcelona).

Mango ha iniciado las obras de ampliación del mega centro logístico que la compañía tiene en Lliçà d'Amunt (Barcelona), y que puso en funcionamiento a finales de 2019. Según ha informado la compañía, destinará 35 millones de euros para añadir 90.000 metros cuadrados adicionales de superficie, con los que alcanzará un total de 280.000 m2, equivalentes a cerca de 40 campos de fútbol.

La posibilidad de la ampliación ya estaba proyectada desde que se puso en marcha la instalación, algo que la compañía ya ha comenzado a ejecutar. Con ella, Mango prevé ahorrar un 25% en los costes de preparación de pedidos recibidos a través del canal online. "La finalidad de la ampliación es permitir al centro asumir el crecimiento de la logística de e-commerce (pudiendo enviar pedidos directamente a cliente final), dotar de mayor capacidad y agilidad a la zona de expediciones y dar soporte a las nuevas líneas de negocio de Mango", describe la empresa en un comunicado.

Su consejero delegado, Toni Ruiz, explica en el mismo que “el incremento que estamos viviendo en el e-commerce confirma que proyectar esta ampliación fue una decisión acertada, puesto que nos facilitará automatizar ciertas tareas para poder dar salida al volumen previsto. Mantener las inversiones en proyectos estratégicos que nos permitan adelantarnos a las necesidades futuras y ser más competitivos es prioritario para la compañía”. En 2020, el 42% de las ventas de Mango se generaron a través de su tienda online, llegando a 766 millones. El objetivo para este año es alcanzar los 1.000.

La ampliación tendrá tres plantas y se espera que comience a dar servicio en el segundo semestre de 2022, para estar a pleno funcionamiento para tiendas físicas y canal online en 2023. “Con la ampliación conseguiremos dotar al centro de un carácter totalmente omnicanal, aprovechando al máximo las instalaciones actuales y complementándolo con soluciones más específicas para el e-commerce”, añade Toni Ruiz.

Con la ampliación, Mango aprovechará para incorporar nuevos automatismos, como un clasificador que permitirá secuenciar los pedidos y automatizar la gestión de las devoluciones; dispondrá de robots móviles autónomos destinados al movimiento interno del centro; y se sumará un clasificador para la gestión de las expediciones.

Con todo ello, el centro pasará a gestionar 10.000 prendas más por hora y alcanzará las 85.0.00. Además, el nuevo edificio tendrá una instalación de placas fotovoltaicas en la cubierta, que aportarán la energía necesaria para generar el agua caliente sanitaria, así como estaciones de carga para vehículos eléctricos. 

Normas
Entra en El País para participar