CEO de Transparent Edge Services

Jorge Román: “Las CDN somos clave, en 2022 gestionaremos el 72% del tráfico de internet”

“En este sector no solo están los gigantes estadounidenses; nosotros somos la única CDN comercial española y lo estamos haciendo muy bien”. “Actualmente, gestionamos más de 2.000 sitios web y crecemos a paso firme”

Jorge Román, cofundador y CEO de Transparent Edge Services.
Jorge Román, cofundador y CEO de Transparent Edge Services.

La pasada semana, y tras un fallo técnico del proveedor de servicios en la nube estadounidense Fastly, que dejó apagadas a miles de webs en todo el mundo, millones de personas descubrieron de golpe el papel esencial que un manojo de empresas juega para que internet funcione. Son las llamadas CDN o redes de entrega de contenido y su misión principal es acelerar los tiempos de carga de las webs cuando se accede a ellas. Una actividad dominada por empresas estadounidenses (Akamai, Fastly y Cloudflare, fundamentalmente), pero donde una empresa española, Transparent Edge Services, también actúa como agente de movilidad, distribuyendo el tráfico en internet para evitar un colapso que se traduzca, como ocurrió hace unos días, en caídas de webs que dejan una gran parte de internet sin acceso.

“Somos la única CDN comercial española”, asegura su fundador y CEO Jorge Román, que destaca que, aunque la infraestructura de internet “está en su mayor parte en manos de grandes tecnológicas de EE UU, también hay empresas europeas y españolas de menor tamaño, como la nuestra, que lo estamos haciendo muy bien y que trabajamos para configurar un sector tecnológico europeo”.

Román cuenta que crearon la CDN en 2014 tras detectar un hueco en el mercado. “Vimos que, por un lado, estaban las CDN premium, como la de Akamai, muy caras y a las que solo podían acceder las empresas que tenían dinero. Se empezaban a vislumbrar además compañías como Fastly y Cloudflare. Y, por otro lado, estaban las CDN low cost, más enfocadas a un segmento de mercado más autosuficiente, en las que los clientes tenían que manejar por sí mismos, sin servicio de asistencia, una tecnología complicada que requería de grandes conocimientos para ser usada”.

Su empresa, dice, compite con todas ellas sin renunciar a los principios con los que nacieron: prestar un servicio premium como el de las grandes, con soporte y atención al cliente continuo, pero a un precio más asequible. “Transparent Edge Services tiene ADN europeo, con lo que eso implica en cuestión de valores, y por el tipo de relación y servicio cercano que establecemos con nuestros clientes. Lanzamos la CDN que a nosotros nos hubiese gustado tener como cliente. Somos una CDN boutique, porque somos muy flexibles. Además, nos caracterizamos por ser muy cercanos al cliente. Queremos que nos sientan como una extensión de su equipo de tecnología”, añade.

"Las empresas pueden contratar varias CDN por si se cae una tirar de otra, pues lo que le pasó a Fastly puede pasarnos a cualquiera”

La CDN de Transparent Edge Services nació como un producto de ServoTIC, una empresa tecnológica fundada en 2008 por Román y su socio Fermín Manzanedo, dos ex administradores de sistemas de Prisa.com, una antigua unidad de negocio del Grupo Prisa. “El germen del proyecto surgió prácticamente allí y tras trabajar durante años para varios grandes grupos de comunicación europeos usando las grandes CDN estadounidenses para distribuir el tráfico de las web”, continúa el directivo, que remarca que son la única CDN del mercado que cubre toda la cadena de valor, “desde tu plataforma de origen hasta la entrega del contenido, pues trabajamos con las empresas sus estrategias tecnológicas”.

Hoy son un equipo de 23 personas, manejan más de 2.000 sitios web y cuentan entre sus clientes con medios como El Confidencial, El Español y RTVE y entidades como la Asociación Española Contra el Cáncer. Tienen servidores en 43 centros de datos en 26 países. No dan datos de facturación, pero aseguran que la han multiplicado por tres en los últimos cuatro años y que son rentables. Aunque aseguran que quieren seguir creciendo a pulmón –“no creemos que haya que vivir de los inversores durante muchos años como hacen muchas startups”– sí planean hacer una ronda de financiación de unos dos millones de euros para el próximo año y acelerar su crecimiento. “Creemos que ha llegado el momento de dar un nuevo salto de calidad”, dice Román.

Comercialmente solo operan en España, aunque trabajan con algunos socios en otros países. “Queremos salir fuera, pero aún no hemos entrado fuerte en esa guerra. Prevemos hacerlo en un par de año como mucho. De momento, abrimos el mes pasado una oficina técnica en México para hacer una prospección comercial”.

El directivo admite que no resulta fácil posicionar la marca frente a los gigantes estadounidenses. Cuenta que el 30% del tráfico de internet mundial pasa solo por Akamai, “pero lo importante es avanzar a paso firme y lo estamos haciendo, aunque a cualquier empresario le gustaría ir siempre más deprisa”. Y ve una enorme oportunidad de mercado, “porque nunca antes del confinamiento, donde medio mundo estaba encerrado en su casa haciendo un uso intensivo de internet, quedó más evidencia la contribución de las CDN al buen funcionamiento de internet”, lo que llevó, entre otras cosas, a que el valor de Fastly y Cloudflare se multiplicara exponencialmente en Bolsa.

Román reivindica el papel “clave” que juegan las CDN. “Somos los fontaneros de internet; no se nos nota ni se nos ve a menos que haya un problema, como ocurrió la semana pasada, pero nuestro papel es clave en la actual economía digital, pues si en 2017 el 56% del tráfico de internet pasó a través de las CDN para 2022 se prevé que ese porcentaje suba hasta el 72%, según un estudio de Cisco”.

"Hemos abierto una oficina en México para hacer una prospección comercial; queremos internacionalizarnos”

El cofundador de Transparent Edge Services reconoce que el fallo de Fastly supone “una oportunidad interesante” para abordar otros clientes, bien para ser directamente su alternativa en algunos clientes o para convivir con ellos. “Las empresas pueden tener varias CDN contratadas por si se cae una tirar de otra, porque lo que le pasó a Fastly el otro día puede pasarnos a cualquiera. De hecho, a Cloudflare le pasó hace menos de seis meses, y también estuvieron caídos un par de horas, y a nosotros nos pasó hace un año y medio, aunque solo estuvimos caídos unos minutos porque lo vimos en directo y volvimos rápido. Con la tecnología son cosas que puede pasar, aunque estés muy bien dimensionado y replicado y redundado, y quien te diga que tiene una tecnología fiable te está engañando”.

El empresario cuenta que si las empresas no contratan más de una CDN es porque hacerlo eleva ligeramente la complejidad técnica y mantener dos contratos son más costes, “pero, al final, lo que han de hacer es poner en la balanza cuánto cuesta estar caído una hora y cuánto cuesta tener una CDN más”. En este negocio, las empresas pagan a su proveedor de infraestructura en función del tráfico que le genera. “No hay ningún cliente que pague lo mismo”.

Con 41 años, Román es cofundador de tres empresas tecnológicas (ServoTIC, Transparent CDN y Raipson), que acaban de integrarse comercialmente en Transparent Edge Services para hacer evolucionar sus líneas de negocio, que incluyen también la ciberseguridad, y que, en pleno boom del llamado Edge computing han asumido ese paradigma, que lleva la computación al borde, al lugar más cercano a donde se generan los datos. “Queremos posicionar una única marca y orientarnos más hacia productos (CDN, soluciones de seguridad y otros servicios que son interesantes para hacer ventas cruzadas) sin abandonar la consultoría de sistemas TI, donde lograr escalar, no obstante, es más complejo. Esperamos concluir la fusión real a principios del próximo año, cuando lanzaremos la ampliación de capital”.

 

Normas
Entra en El País para participar