La inversión en fondos de Bolsa internacional se duplica en cinco años

Este tipo de vehículos acumula 48.000 millones de euros

La inversión en fondos de Bolsa internacional se duplica en cinco años pulsa en la foto

La forma de invertir de los españoles por medio de fondos está cambiando a velocidad de vértigo. Los bajos tipos de interés les han llevado a asumir mayores riesgos y mayor diversificación. Una de las principales consecuencias es el auge de los fondos de Bolsa internacional. Su volumen se han incrementado un 129% en los últimos cinco años, hasta llegar a 48.000 millones de euros.

Los fondos de inversión que compran acciones de las Bolsas de Europa, Estados Unidos o de los países emergentes representan ya el 16% de todo el dinero que hay acumulado en fondos registrados en España, de acuerdo con los datos facilitados por Inverco, la asociación sectorial. Hace cinco años esa proporción era la mitad.

Fue justo hace cinco años cuando el Banco Central Europeo (BCE) decidió establecer los tipos de interés oficiales en el 0%. Los años previos ya habían ido reduciéndose con fuerza. Hasta entonces, los fondos que invertían en bonos emitidos por España, Italia o Alemania, podían ofrecer rentabilidades atractivas, suficientes para cubrir la inflación. Por eso predominaban en España lo fondos de renta fija y los garantizados, dos categorías volcadas en la compra de deuda pública.

Con los tipos en al cero por ciento y buena parte de los bonos soberanos europeos ofreciendo rentabilidades negativas, los bancos empezaron a ofrecer a sus clientes productos con algo más de Bolsa. Además, las entidades empezaron a generalizar los contratos de gestión discrecional de carteras, que les dan más libertad a la hora de movilizar las inversiones de los clientes.

Las categorías con más demanda

  • EE UU. Los fondos españoles dedicados a Bolsa estadounidense son ahora la categoría que acumula más patrimonio, con más de 8.500 millones de euros. En buena medida se ha debido a que la renta variable norteamericana lleva más de una década obteniendo mejores resultados que la de Europa o la de los países emergentes. En 2016 solo había 2.200 millones de euros invertidos en fondos de Bolsa de EE UU.
  • Europa. Esta categoría lleva estancada varios años. De acuerdo con los últimos datos, los fondos de Bolsa europea suman un patrimonio de 6.600 millones de euros. A finales de 2017 rozaban los 7.000 millones de euros. Este activo ha registrado salidas netas de dinero en los últimos ejercicios después de que los inversores comprobaran la baja rentabilidad de esta apuesta.
  • Emergentes. Hace 10 años casi toda la inversión en fondos de inversión de países emergentes se concentraba en vehículos especializados en Latinoamérica, por la afinidad cultural con España y la fuerte presencia de las multinacionales españolas. Ahora, en cambio, son los fondos dedicados a China los que llevan años captando más recursos. En total, esta categoría suma 2.400 millones de euros.

El aumento de los fondos de Bolsa internacional también revela un mayor gusto por la diversificación. A finales de 2006, los fondos de Bolsa española acumulaban casi 11.000 millones de patrimonio, mientras que ahora no llegan a 4.000 millones de euros.

Ana Figaredo, directora general en España del banco suizo Lombard Odier explica que “antes el inversor español estaba más cómodo invertido en unas cuantas empresas del Ibex 35, que le eran conocidas, pero ahora se ha sofisticado y prefiere tener en cartera compañías de todo el mundo”.

El resultado de invertir en este tipo de productos de renta variable internacional ha sido positivo para los clientes. En los últimos cinco años, los fondos de Bolsa europea han rentado de media un 4,3% al año, y los de Bolsa de Estados Unidos un 13,5% anual. En cambio, los fondos de Bolsa española solo se han revalorizado de media un 2,7%. Y los de deuda europea han sumado solo un retorno anual del 0,7%.

Mirando en perspectiva, el aumento del riesgo en las carteras de fondos es aún más evidente. En 2008, el 81% del dinero que había en fondos en España se concentraba en instrumentos de renta fija (la mayor parte, bonos españoles), mientras que ahora la renta fija representa menos del 50% del patrimonio acumulado en fondos.


Gestoras internacionales

La cifra de exposición a Bolsa internacional es incluso mayor de los 48.000 millones de fondos de esta categoría. Durante los últimos años ha crecido con fuerza la presencia de gestoras extranjeras, que comercializan en España productos domiciliados en Luxemburgo o Dublín.

Estas firmas, como BlackRock, Amundi, JP Morgan o DWS, han vendido fondos en España por un importe de más de 240.000 millones de euros, normalmente gracia a acuerdos con redes de distribución de bancos españoles.

Aunque las gestoras no detallan cuánto dinero tienen exactamente distribuido en cada categoría, durante los últimos años ha entrado más dinero en fondos de Bolsa que en fondos de bonos o mixtos. Por ejemplo, el líder mundial. BlackRock vendió el año pasado 6.600 millones en fondos de renta variable y otros 23.000 millones en fondos indexados (sobre todo a índices bursátiles).

De acuerdo con cálculos conservadores, las gestoras internacionales tienen vendidos más de 60.000 millones de euros en fondos de renta variable en España, con lo que la cifra total en Bolsa internacional superaría con creces los 100.000 millones de euros.

César Pérez Ruiz, director de inversiones de Pictet Wealth Management comenta que “ahora los clientes españoles tienen una tipología de carteras de fondos tan sofisticadas y diversificadas como las de los clientes de cualquier otro país”.

Normas
Entra en El País para participar