Turismo

Los 11 laberintos sanitarios que hay que cruzar para venir de vacaciones a España

Once grandes emisores concentran el 70% de los viajeros. Reino Unido, Finlandia o Noruega obligan a pasar cuarentena

Mapa turismo 2021 Pulsar sobre el gráfico para ampliar

España clarificó en el Boletín Oficial del Estado del pasado 5 de junio las condiciones en las que permitirá la entrada de viajeros extranjeros. Quedarán eximidos de pruebas aquellos turistas que puedan demostrar que estén vacunados o que hayan pasado la enfermedad y en la lista de viajeros que tienen limitada la entrada solo están India, Sudáfrica y Brasil. Pero una cosa son los requisitos que las autoridades españolas han establecido para recibir viajeros y otra las exigencias que les impongan a los viajeros en sus países de origen.

De los 83,7 millones de viajeros que España recibió en 2019, 11 países (Reino Unido, Alemania, Francia, Finlandia, Noruega, Suecia, Dinamarca, Italia, Holanda, Bélgica y Portugal) suman 59,2 millones, un 71% del total de esos viajeros. De ellos, al menos tres países (Reino Unido, Finlandia y Noruega) no permiten los viajes a España, otros tres solo autorizan la llegada a ciertas autonomías (Alemania, Dinamarca y Holanda) y el resto solo requiere de una PCR o una prueba de antígenos negativa al regreso. Once laberintos sanitarios que complican la llegada del turismo extranjero y que obligan a la industria hotelera a mirar al mercado nacional como principal alternativa. Estas son las principales restricciones.

Alemania, Holanda y Dinamarca diferencian por regiones

Reino Unido. Es el mercado más importante de viajeros, con 18,1 millones (un 21,5% del total). El 3 de junio actualizó la lista de países a los que autoriza viajar y España quedó fuera. Los que quieran hacerlo (las aerolíneas confirman que están llegando hasta 200 aviones semanales en junio) deberán someterse a tres PCR y a guardar cuarentena. La siguiente revisión se realizará el 24 de junio y en esa ocasión, Baleares y Canarias esperan poder recibir viajeros británicos, tras haber perdido más de un mes y medio de temporada alta. Ambos archipiélagos acusan al Reino Unido de proteccionismo y de fomentar el turismo nacional, prohibiendo los viajes al extranjero sin una causa objetiva.

Alemania. Es el segundo mercado más importante, con 11,1 millones, y el principal para Baleares, ya que más de la mitad de sus viajeros son alemanes. Considera zona de riesgo a España, excepto Baleares, Canarias, Murcia, Comunidad Valenciana, Galicia, Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Cantabria y Ceuta. Los que vengan de otras autonomías deberán volver con una PCR negativa realizada 72 horas antes de la vuelta. Esa misma decisión han tomado Holanda y Dinamarca. En el primer caso se considera a Baleares y Canarias como zonas de bajo riesgo, en las que elimina la obligación de PCR y de pasar una cuarentena de 10 días. En el caso de Dinamarca, también diferencia entre las autonomías consideradas de riesgo (en las que exige PCR negativa y cuarentena a la vuelta) y las seguras (entre las que están Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana, Murcia, Extremadura, Galicia, Asturias y Cantabria)”.

Francia, Italia, Bélgica o Portugal son los más laxos con los viajes

Francia. Adelantará este año a Alemania como el segundo mercado más importante de turistas extranjeros. Francia fue el primer gran mercado emisor que desescaló con mayor rapidez, puesto que permitió la salida desde el 3 de mayo presentando tan solo una PCR negativa 72 horas antes de la vuelta. Las imágenes de cientos de turistas franceses en Madrid o Barcelona han copado un espacio privilegiado en televisión. En esa misma línea se han comportado Italia y Bélgica (piden una prueba negativa de antígenos 48 horas antes de la llegada) o Portugal, que exige una PCR negativa en vigor. Por su parte, Suecia eliminó el 1 de junio todas las restricciones para viajar a España.

EE UU. No aparece entre los mercados prioritarios de España, a pesar de que el país emisor de viajeros en el que más velocidad ha cogido la campaña de vacunación. Ya están inmunizados con la pauta completa 142 millones de habitantes de 330 millones (un 43% del total). Una cifra que pierde importancia si se tiene en cuenta que apenas un 40% de los 330 millones de habitantes en EE UU tiene pasaporte y de esa cifra, apenas un 10% lo usa para viajar al extranjero.

El veto al turismo británico se generaliza

Alemania y Holanda. La fuerte propagación de la variante india en el Reino Unido ha pesado mucho más que el gran porcentaje de inmunización y ha llevado a que países como Alemania y Holanda hayan limitado al máximo la llegada de británicos a sus países. Toda una contradicción si tenemos en cuenta que es el primer mercado emisor de viajeros.

Represalias. Esas decisiones de vetar el turismo británico pueden ser contrarrestadas por parte del Gobierno británico poniendo a Alemania u Holanda entre los destinos prohibidos para el viaje de facto, ya que exigen 3 PCR y una cuarentena al regreso.

Normas
Entra en El País para participar