Energía

China Three Gorges se lanza a la comercialización eléctrica en España

El gigante chino busca una comercializadora española

China Three Gorges se lanza a la comercialización eléctrica en España

China Three Gorges se lanza al mercado eléctrico interior. El gigante asiático de las renovables trata de entrar en el mercado de venta de energía al por menor. Y para ello busca la compra de una comercializadora independiente y consolidada en el mercado español, según indican fuentes financieras a CincoDías.

La apuesta de China Three Gorges por el mercado español es clara. En 2020 realizó su primera operación en el mercado español con la compra a X-Elio de activos solares por 500 MW y llegó hasta la fase final en la puja por T-Solar, la antigua filial renovable de Abengoa, donde terminó alzándose como ganador el fondo I Squared. Y en febrero de este año apostó por la eólica, con la compra de los 400MW de la familia Masaveu.

El año pasado puso también los cimientos de su apuesta en España y abrió una filial en Madrid. Esta sociedad, China Three Gorges (Spain) SL, depende de una sociedad luxemburguesa, así como de su oficina en Lisboa. Ignacio Herrero –desde 2016 el hombre fuerte de China Three Gorges en Europa y antes responsable de energía en el sur de Europa en Credit Suisse– coordina la actividad del dueño de la mayor presa del mundo en toda la Península Ibérica.

Una vez que la compañía asiática cuenta ya con activos en la generación en renovables, tanto eólica como solar, y si bien sigue analizando oportunidades en esta área, China Three Gorges explora la entrada en la venta de energía a particulares y empresas. Por ello, peina el mercado español con el objetivo de encontrar una compañía independiente de tamaño y a un precio asequible. El gigante asiático ya trató de hacerse con un importante operador energético en la Península Ibérica. Lanzó una opa infructuosa por la eléctrica portuguesa EDP, de la que actualmente controla un 19%.

Posibles objetivos

La inmensa mayoría del mercado español de comercialización de energía, fundamentalmente el retail, está en manos de muy pocas empresas. Endesa, Iberdrola y Naturgy copan entre las tres más de 80% del mercado, pero en los últimos años pequeñas comercializadoras independientes han conseguido hacerse su sitio. Algunos ejemplos son los de Audax o Holaluz, que cotizan en el mercado continuo y el BME Growth, respectivamente. Y también Factorenergia, que con más de 100.000 clientes y un incipiente negocio en la generación de energía, explora su salida a Bolsa para este año.

El mercado de la comercialización de energía ha sido pasto en los últimos años de las fusiones y adquisiciones. Por ejemplo, la petrolera portuguesa Galp acaba de alcanzar un acuerdo con la española Podo, que en enero había adquirido el negocio de venta retail de luz y gas de Cepsa, para adquirir un 25% de su accionariado a cambio de un contrato de suministro de gas a largo plazo de la portuguesa. Por otro lado, la petrolera italiana Eni se acaba de lanzar al mercado minorista español con la compra de la comercializadora cántabra Aldro Energía.

Pero la operación más relevante en este sector la realizó Repsol en 2018 con la compra de la comercializadora de Viesgo y activos renovables de esta firma con capacidad por más de 2.000 MW. Amplió entonces su estrategia comercial a la venta de luz y gas al cliente minorista y fichó a María Victoria Zigini para pilotar la apuesta, que entronca en el plan de la gran petrolera española por virar del petróleo a la energía verde. Ahora cuenta con más de 600.000 clientes, según las últimas cifras de la CNMC, y la ha englobado bajo su nueva filial de clientes. Es esta nueva filial una de las puntas de lanza de su nuevo plan estratégico y en los últimos meses ha lanzado un proceso, de la mano de Citi, para vender una participación minoritaria o explorar una salida a Bolsa. Pero finalmente ha decidido dejar este proceso en el dique seco, tal y como publicó este diario.

Normas
Entra en El País para participar