Lüft Schüler y Patricia Cobián, un equipo conjuntado para Virgin Media O2

El CEO y la jefa financiera del nuevo gigante de las telecos británicas son expertos en el mercado europeo y las integraciones corporativas

Patricia Cobián, jefa financiera de Virgin Media O2, y Lutz Schüler, CEO.
Patricia Cobián, jefa financiera de Virgin Media O2, y Lutz Schüler, CEO.

La nueva Virgin Media O2 ya está en marcha, con todos los papeles en regla y la aprobación de las autoridades. Será Lutz Schüler (Düsseldorf, Alemania, 1968), procedente de Virgin Media, la cabeza principal de la empresa fusionada, mientras Patricia Cobián (Madrid, 1975), que viene de la filial de Telefónica, y es de la máxima confianza de José María Álvarez-Pallete, será la directora financiera. La fusión, que está valorada en 35.800 millones de euros, deuda incluida, se cerró el martes, y crea un gigante de 46 millones de clientes.

Schüler estuvo una década en Telefónica Alemania, y tiene experiencia en integración de empresas. Está casado y tiene tres hijos ya mayores. Vive entre Múnich y Londres, y es dueño de una casa cerca del Támesis. Le habría gustado dedicarse a los deportes acuáticos: practica kitesurf desde los 14 años; a los 15 trabajaba en la tienda especializada de su ciudad. Incluso impartió clases; para él, es la mejor forma de desconectar. También es un gran ciclista y la bici es su principal medio de transporte por Londres, para ir a la oficina o de una reunión a otra.

Se licenció en ADE en la Universidad de Augsburgo, hizo un máster en Ciencias, y una beca en el Co-operative Bank, en Londres. Acabó con 50.000 libras de deuda, tras cinco meses de fiesta con su adinerado compañero de piso, becario estadounidense de Lehman Brothers. Su carrera profesional lo ha llevado por un puñado de ciudades germanas: Bonn, Múnich, Hamburgo y Colonia, antes de regresar a la capital británica.

Su primer trabajo importante fue director de producto en T-Mobile, en 1994-98. Luego fichó por Telefónica Alemania; en 2006 debutó como director general de marketing, ventas y servicios al cliente. En 2010 pasó a dirigir, como CEO, la integración de la operadora HanseNet en el grupo español, que la acababa de comprar. Al año siguiente fichó, también como CEO, por la operadora Unity Media, entonces ya filial de Liberty Global, el grupo anglo-holandés-estadounidense creado por John C. Malone. Schüller es miembro de la Atlantik-Brücke, una organización sin ánimo de lucro que tiende puentes entre Alemania y EE UU, y es gran admirador de Steve Jobs, el fundador de Apple.

Estuvo siete años al frente de Unity Media; fue clave en 2012 en la adquisición por parte de Liberty de Kabel Baden-Württemberg, de cable, y en la fusión de esta con Unity Media, al lograr disipar las preocupaciones de la autoridad de competencia En aquella época forjó amistad con Jürgen Klopp, el entonces entrenador del Borussia Dortmund de fútbol, al que patrocinaba Unity Media. Schüler es seguidor del Borussia y se considera un “retador natural”: está en su ADN y eso le impulsa a “tener éxito” y a “pensar de forma diferente”.

Tras cerrar la venta de Unity a Vodafone, en 2018 nombraron a Schüler jefe de operaciones de Virgin Media, el negocio principal de Liberty, por lo que se trasladó a Londres; un año después asumió el puesto de CEO. Lo primero que hizo en Virgin, fuerte en banda ancha, fue diseñar un plan de negocio que preveía más inversión y apostaba por la convergencia fijo-móvil. La oportunidad llegó antes de lo que él preveía con O2, potente en móvil. La fusión se anunció hace un año, y entonces se abrió una pequeña carrera por dirigir la nueva empresa entre Schüler y Mark Evans, CEO de O2, que finalmente dejará el grupo. La experiencia del alemán en la integración de Unity Media y Kabel puede haber pesado en la elección, así como su conocimiento tanto del mercado móvil como del fijo.

Schüller es un gran creyente y partidario del “juego en equipo”, de crear plantillas ágiles que se diviertan y tengan éxito. Espera resultados, pero también cree que hay que celebrar las victorias juntos. Ahora, dice, está muy centrado en configurar un equipo unido que se centre en un conjunto claro de objetivos.

De número dos de Virgin Media O2 estará Patricia Cobián, que tiene un perfil muy financiero y lleva desde 2006 en Telefónica. Sobre la dirección de personal, cree que lo fundamental es “entender las pasiones, los puntos fuertes y las oportunidades de desarrollo; estar disponible para apoyar y ayudar a desarrollar soluciones y luego respaldarlas hasta el final”. Ha trabajado con grandes líderes que le han mostrado “cómo se hacen las cosas bien”.

Estuvo cinco años en la filial para Europa (época en que la conoció Pallete), dirigiendo la estrategia y la innovación; desem­peñó un papel clave en las asociaciones estratégicas, las subastas de espectro, los acuerdos para compartir infraestructuras y las fusiones y adquisiciones en la región.

Luego coordinó el plan de integración de e-Plus (antes de KPN) en Telefónica Alemania, otra filial clave. En Telefónica UK entró en 2014, primero en estrategia y transformación y después ya como jefa financiera. Por entonces se estudiaba una salida a Bolsa, tras el veto de Bruselas a su venta a Hutchison. Cobián está además en el consejo de Wayra, la aceleradora de startups de Telefónica, y en el del venture capital Lumia.

Antes fue becaria en Hewlett-Packard y consultora de telecos y finanzas corporativas de McKinsey. En 2014, el Foro Económico Mundial la nombró Young Global Leader (joven líder global), y copreside el grupo filantrópico femenino Tiffany Circle, de la Cruz Roja. Ingeniera industrial por la Universidad Pontificia Comillas, es curiosa por naturaleza: siempre trata de averiguar cómo funcionan las cosas.

Vive en Londres con su marido francés, Rafael, y sus tres hijos de 8, 10 y 13 años. Le gusta correr y practicar yoga, aunque sus principales actividades deportivas son las de chófer y animadora de sus hijos. Aunque no puede hacer el recorrido al colegio a diario, las reuniones de padres y profesores, y los eventos y excursiones escolares son ineludibles para ella. El tiempo libre lo pasa con la familia y los amigos, a muchos de los cuales está deseando volver a ver, ya que se encuentran en España, Francia y EE UU. Le gustan los nuevos retos; tocar un instrumento musical está en su lista.

Ahora tendrá, junto a Schüler, un enorme desafío: convertir Virgin Media O2 en el principal grupo de telecomunicaciones de Reino Unido.

Objetivos

La ambición de Virgin Media O2 es desbancar al líder del sector en Reino Unido, BT, en la implantación generalizada de la fibra y el 5G.

Tanto Liberty como Telefónica llevan unos años de mucho movimiento en las operaciones corporativas, comprando y, sobre todo, vendiendo activos.

La fusión permite a Telefónica reducir deuda, mientras los dos socios aspiran a aumentar caja y márgenes.