Impacto normativo

Citi recorta a neutral a Endesa y advierte que las valoraciones del sector no se justifican

Cree que el recorte a la retribución anunciado por el Gobierno puede ser detonante para "reescribir" la trayectoria bursátil de las eléctricas

Sede de Endesa en Madrid
Sede de Endesa en Madrid

Citi ha decidido rebajar su recomendación para Endesa a neutral desde vender y reiterar su consejo de venta de las acciones de Iberdrola, para la que además recorta su valoración, después de conocer el plan del Gobierno de recortar el dividendo que reciben las centrales nucleares e hidráulicas como consecuencia de los costes del CO2.

La medida supondrá un recorte a la retribución de las compañías eléctricas estimado en 1.000 millones de euros pero, según Citi, va más allá de esa cuantía ya que puede ser el desencadenante de un ajuste de valoraciones en el mercado para el sector y poner de relieve el hecho que esta industria sufre “un deterioro de los beneficios a pesar de su fuerte generación de caja”.

Según Citi, “la historia bursátil de crecimiento y liderazgo global construida durante largo tiempo debe ser reescrita y podría incluir una moderación en el dividendo”. La firma estadounidense añade que “las valoraciones y estimaciones de beneficios del consenso son injustificadas”. En consecuencia, rebaja a Endesa desde comprar a neutral y reitera su consejo de venta para Enel, accionista de control de la anterior, e Iberdrola. A las tres les recorta además su valoración. Así, el precio objetivo para Endesa pasa de 23,6 a 21,2 euros; el de Iberdrola, de 8,6 a 8,3 euros y el de Enel, de 5,9 a 5,7 euros.

Las acciones de Endesa aparecen hoy entre las más castigadas del Ibex, con un recorte del 1%, y ya fueron el lunes las que más acusaron la noticia del recorte en la retribución que preparaba el Gobierno.

Citi explica que sus estimaciones para las tres compañías eléctricas quedan ahora de media un 20% por debajo del consenso de mercado, que advierte no habría recogido aún el efecto de la medida anunciada por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. Asume que la reforma entrará en vigor el próximo 1 de julio, aunque reconoce que el calendario es incierto y que va a depender de la aprobación en el Parlamento.

La firma añade que Endesa será la eléctrica más castigada por el recorte del dividendo que ahora reciben las centrales y supondrá una reducción de su beneficio por acción del 14,3% entre 2021 y 2025. Para Iberdrola calcula un impacto en ese período del 8,3% y del 3,4% para Enel. 

En Goldman Sachs no ha modificado sus recomendaciones para el sector, con un consejo de neutral para Endesa y de compra para Iberdrola. Pero sí reconocen que “las actuales valoraciones de consenso de mercado no recogen el actual entorno de precios de la energía”, cuya subida reciente ha sido detonante al fin y al cabo para el recorte de retribución anunciado por Ribera.

La firma estadounidense señala que la medida parece “negativa” para la actividad de generación de electricidad en España y “podría elevar la preocupación entre los inversores sobre medidas similares en otros lugares”. Advierte además de que los numerosos interrogantes que surgen, como el importe concreto del recorte de esa sobrerretribución, si podría elevarse en caso de que el precio del CO2 suba mucho más o que texto definitivo sería aprobado en el Parlamento.

En UBS añaden que el proceso hasta la entrada en vigor de la medida puede ser largo, de unos seis meses, y podrían introducirse numerosos ajustes técnicos por el camino, sin que se descarte incluso un rechazo parlamentario dada la minoría con la que gobierna el Ejecutivo.

 

 

Normas
Entra en El País para participar