Marc Murtra, una mente internacional que dará la cara por Indra

El nuevo presidente no ejecutivo tiene experiencia en la empresa y en la Administración con el PSOE, y domina el mundo del emprendimiento y las operaciones corporativas

Marc Murtra, nuevo presidente no ejecutivo de Indra.
Marc Murtra, nuevo presidente no ejecutivo de Indra.

Ha sido el protagonista de la polémica de la semana, tras proponerlo la SEPI para presidir Indra. Finalmente será presidente no ejecutivo, en sustitución de Fernando Abril-Martorell, que sí tenía funciones ejecutivas. Marc Thomas Murtra Millar (Blackburn, Inglaterra, 1972), ingeniero industrial, especialista en banca de inversión y patrono de la Fundación La Caixa, ha ocupado cargos de confianza relacionados con el PSC, pero hay quien desde otras posiciones políticas se valora que es todo lo contrario a una persona de partido.

Murtra se ha dedicado en la última década a las operaciones corporativas, como socio gerente de la firma de asesoramiento Closa Investment Bankers y antes con su propia boutique, Crea Inversión; es alguien con gran interés en las nuevas tecnologías, y en cómo pueden aumentar la productividad. Previamente trabajó en el Ayuntamiento de Barcelona y en el Ministerio de Industria.

Su nombramiento lo aprobó definitivamente el jueves el consejo de administración de Indra, tras varios días de deliberaciones. En paralelo al nombramiento de Murtra, y para limitar su poder, el consejo designó dos consejeros delegados con carácter solidario, Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, hasta ahora responsables de las divisiones de Transporte y Defensa y Minsait, respectivamente.

Los vínculos de Murtra con el PSC generaron malestar entre algunos consejeros y accionistas, al considerar que había injerencias políticas del Gobierno a través de la SEPI, principal inversor con el 18,7%. El consejo tiene una mayoría de representantes independientes, 7 de 13. El resto son dos ejecutivos, dos de la agencia pública (el exministro Miguel Sebastián y el exdiputado Antonio Cuevas) y uno de Corporación Financiera Alba. El mercado ha recibido muy negativamente el cese de Abril-Martorell, muy bien valorado, e Indra ha perdido más de un 10% en Bolsa al cierre de la semana.

Sin embargo, una persona políticamente alejada de las posiciones de Murtra, que ha colaborado con él en diversos proyectos y ha desarrollado una relación más allá de lo profesional, lo considera lo más opuesto a un apparátchik: alguien capaz de trabajar con gente de todas las ideologías y partidos, desde independentistas hasta miembros del PP; alguien que se enfoca a mejorar los resultados empresariales o a dar el servicio público que hay que dar, en su caso.

Considera además, que, si bien mantener a Abril-Martorell habría sido lo más razonable, la alternativa es objetivamente potente, y que es el contexto político catalán el que le está perjudicando. Dice que Murtra es alguien muy culto, sacrificado y persistente, muy preocupón. En Crea, destaca, arriesgó su patrimonio, ya que costó levantarla; ahora, a cambio, gana mucho dinero y se gana muy bien la vida.

El nuevo presidente de Indra se manifestaba hace dos años crítico con las empresas catalanas, a las que acusaba de estar más pendientes de la política que de la innovación; en concreto, temía que el procés hiciera perder peso a la zona, aunque también era partidario de tender puentes con el independentismo. Opinaba que la sociedad barcelonesa es “conservadora y más bien desconfiada”, y ponía el ejemplo del rechazo a Cabify.

Según la fuente mencionada, Murtra tiene una mentalidad completamente moderna, muy internacional: hijo de un cardiólogo, nació en Reino Unido y estudió en EE UU un MBA, en la Universidad de Nueva York (asistió a clases de Paul Krugman o Paul Samuelson). Además de inglés, español y catalán, tiene nociones de portugués. Le apasiona la lectura de todo tipo (historia, política, economía) y estar con su familia (tiene tres hijos), algo que intenta combinar con su entrega al trabajo. Le gusta correr, nadar y practicar yoga. Alguien que lo conoce bien destaca su afabilidad y su gran educación.

Se tituló en Ingeniería Industrial, especializado en mecánica de máquinas, por la Politécnica de Cataluña: su proyecto final de carrera versó sobre competitividad y formación en España. Luego trabajó dos años en la empresa pública de combustibles nucleares British Nuclear Fuels como desarrollador de negocio.

Entre 2000 y 2003 fue consultor de gestión en DiamonCluster, con la teleco Retevisión (ahora en Cellnex) como cliente.Después fue director general de Ràdio Estel, vinculada a la Iglesia, con un presupuesto de 2,5 millones, y de Barcelona Televisión, el canal del Ayuntamiento, con 16 millones de facturación y 250 empleados a su cargo. Allí donde ha estado, dicen de él, ha intentado cambiar las cosas, dejar huella reduciendo la burocracia y lo que funciona mal, transformando y modernizando.

Eso le ha costado, aseguran, más de un enfrentamiento con algún político. Entre 2006 y 2011 ocupó diversos cargos en la Administración: gerente de servicios sociales del Consistorio barcelonés, director general de la agencia pública de digitalización Red.es, con José Montilla de ministro de Industria, y jefe de gabinete de su sucesor, Joan Clos (médico de profesión). Además, ha sido miembro de varios consejos de administración, incluidos los de Paradores de Turismo de España y el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco).

En lo ideológico, se le considera socioliberal: con una parte socialdemócrata, pero también muy partidario de la libre empresa, de la emprendeduría, de la meritocracia. Se hace con los equipos y promueve a talentos internos que quizá estaban en segunda fila por razones políticas, dándoles capacidad de decisión y haciéndolos crecer.

Hace una década cofundó Crea Inversión, de la que fue socio hasta 2016; participó en rondas de financiación de empresas como Holaluz, en ventas de compañías, en mandatos de fusiones y adquisiciones y en valoraciones. Además, Murtra escribió durante dos años columnas en el diario Ara.

Todo este currículum, por destacado que sea, palidece al compararlo con presidir una gran cotizada de casi 48.000 empleados, con presencia local en 46 países y una facturación de 3.043 millones de euros en 2020. Todo un reto en el que deberá demostrar que está a la altura de las expectativas, y desmentir las críticas.

Lanzador de 'startups'

El ecuatoriano Teodoro Acosta Andrade, profesor de emprendimiento, trabajó con Marc Murtra en varios proyectos en los inicios de Crea Inversión, y le describe como una persona “muy concreta y clara”.

Colaboraron en el lanzamiento del comparador de servicios básicos MyBestOption y en el de Reactable, un instrumento musical creado en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, de la que Murtra es profesor asociado desde 2017.