Instituto de Estudios Económicos

España avanza en libertad económica pero no alcanza las medias de OCDE y UE

En libertad de empresa, ha retrocedido a la posición 32 de 37

Libertad económica en España Pulsar sobre el gráfico para ampliar

España ha avanzado en el ránking global del Índice de Libertad Económica 2021 al puesto 39 entre 178 países desde la posición 58 que ocupaba en el de 2020, documento presentado hoy por el Instituto de Estudios Económicos (IEE). Pero los puestos que tiene respecto a los países de la OCDE, 26 entre 37, y de la Unión Europea, 18 de 27, continúan por debajo de la media de ambos, un 4,4% y un 2,3% respectivamente, lo que para el presidente del IEE, íñigo Fernández de Mesa, "significa que España sigue estancada".

Con respecto a la clasificación mundial, España se sitúa en la zona moderada aunque en las de los países más desarrollados "es susceptible de mejora", ha declarado Fernández de Mesa.

Entre los indicadores que conforman la clasificación general de la libertad económica en la OCDE hay tres en los que España está mal situada: en gasto público, donde en el Índice de 2021 se sitúa en el puesto 34 de 37 estados; en libertad de empresa, donde está en el puesto 32; y en el de flexibilidad laboral, donde queda en el 24. Tanto para el presidente del IEE como para su director general, Gregorio Izquierdo, "los elevados niveles de déficit y de deuda pública junto con una gran carga impositiva" son los responsables del bajo lugar español en el indicador de finanzas públicas, que coloca a nuestro país en el puesto 78 del ránking mundial y en el 21 de la UE de los 27.

El puesto en este Índice de la libertad de empresa, que ha bajado dos respecto a 2020, supone para el IEE "un resultado preocupante ya que dicha libertad junto con la iniciativa privada son elementos claves para la generación de riqueza y empleo". El IEE confirma que en este apartado, España ha experimentado un retroceso de hasta 15 puntos en la última década, de forma que la economía española "es la sexta desarrollada con más trabas". Gregorio Izquierdo ha asegurado que "una de las grandes reformas estructurales que necesita el país es promover la libertad económica y d empresa".

Otro indicador en el que España ocupa un puesto muy bajo, el 25 de los 37 estados de la OCDE, es el derecho a la propiedad, si bien Izquierdo ha apuntado que no se debe a ninguna normativa en concreto que se haya aprobado recientemente sino al equilibrio de varios factores.

Los indicadores en los que España saca buena nota son los de libertad monetaria, libertad comercial, libertad inversora y libertad financiera. En los cuatro, nuestro país se encuentra por encima de la media de la OCDE.

Normas
Entra en El País para participar