Sánchez espera el visto bueno al Plan de Recuperación español “a principios de julio”

Sánchez y Maroto desgranan la estrategia de globalización de las compañías españolas del Plan de Recuperación apuntando a América Latina como mercado clave

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Plan de Recuperación remitido a Bruselas apuesta por la internalización de las empresas españolas como una de las palancas maestras de la transformación de la economía nacional, y el Gobierno ha revelado hoy que el foco estará puesto en crecer en el mercado latinoamericano. Una estrategia que no debería tardar en ponerse en marcha dado que el Ejecutivo aspira a tener el aval definitivo al Plan de Recuperación "a principios del mes de julio".

Así lo han avanzado este miércoles el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en la clausura de un acto celebrado en el Instituto de Comercio Exterior (ICEX), para explicar los detalles del plan, que aseveran movilizará más de 4.500 millones de euros de inversión.

La hoja de ruta del crecimiento exterior de las firmas españolas pone el acento en América Latina en general, y en Argentina en particular, como focos prioritarios para el desarrollo de nuevos proyectos empresariales.

“Si hay una palabra que marca la actualidad es la de la recuperación”, ha aseverado Sánchez, apuntado que el plan de internacionalización empresarial, previsto para los ejercicios 2021 y 2022, será clave para apuntar esta reactivación económica tras la crisis del Covid-19.

“Este plan lo hemos presentado a la Comisión Europea el 30 de abril y está en fase de estudio y tengo el convencimiento de que va a ser evaluado positivamente en la segunda quincena de junio”, ha expuesto Sánchez, asumiendo que poco después será validado por el Consejo Europeo y que "a principios del mes de julio” el Ejecutivo estará en disposición de comunicar oficialmente a los empresarios la puesta en marcha de todos los proyectos, pues el aval supondrá también un primer cobro de 9.000 millones de euros de las ayudas.

El programa de internacionalización empresarial busca potenciar a las pymes para convertirlas en “nuevos exportadores que abran nuevos mercados”, ha defendido Sánchez, desgranando que habrá inyecciones europeas, ayudas a fondo perdido e inversiones para la digitalización de las compañías, entre otras partidas.

Sánchez ha subrayado la importancia de las relaciones económicas con América Latina, que el plan aspira a reforzar, con especial foco en países como Argentina, país que visitará en las próximas semanas junto al presidente de la patronal, Antonio Garamendi, ha anunciado.

“Llega el momento de dar un nuevo y definitivo impulso a nuestro sector exportador”, ha aseverado Sánchez, al desgranar la batería de medidas a poner en marcha. El presidente del Gobierno ha anticipado que se pondrán en marcha programas de apoyo personalizado para la internacionalización; para incorporar la tecnología en el proceso; o potenciar la capacidad de crear y atraer talento.

También, ha dicho, se seguirá trabajando por la creación de nuevos mercados, marco en el que España trabaja para reforzar los acuerdos comerciales entre la UE y México o Chile, entre otros países, así como para avanzar en el marco posBrexit; en impulsar el atractivo de España como foco de atracción de inversión extranjera; y facilitar el diálogo entre los actores de los que depende este mercado exterior.

Colaboración público-privada

Maroto ha aseverado que el sector exportador debe ser una palanca clave de la recuperación económica del empleo, una vez que, ya “hemos recuperado el nivel de exportaciones previo a la pandemia”, ha celebrado.

“La internacionalización es el camino real del nuevo futuro y la nueva economía”, ha defendido Antonio Garamendi, presidente de la CEOE, recordando que 55.000 empresas españolas internacionalizadas de forma permanente, un 4% más que un año antes, y que hay unas 150.000 que mantienen algún tipo de actividad exterior.

“Esto es colaboración público-privada en vena, esta unión entre la secretaría de Estado de Comercio, con el ICEX, con Cofides, con la Cámara de España y la CEOE” es clave, ha defendido, para la “venta real de España” al exterior. A su vez, ha añadido, “la Corona hace una labor extraordinaria” para apoyar al empresariado español en el extranjero.

Normas
Entra en El País para participar