Los ayuntamientos se preparan para Next Generation

El especial Infraestructuras de Cinco Días analiza los retos a los que se enfrentan los municipios para acceder a los fondos europeos

Ayuntamientos Next Generation EU
Getty Images

La coincidencia en los próximos siete años de la implementación del plan de recuperación europeo Next Generation EU con los fondos estructurales ya vigentes pondrá al alcance de los ayuntamientos españoles ingentes cantidades de subvención pública para la inversión en infraestructuras.

Solo este año, recibirán 1.483 millones de euros que podrán destinar a rehabilitación de viviendas, construcción de aparcamientos para coches eléctricos, renovación de alumbrado público y cualquier otra actuación dentro de su ámbito de competencia que cumpla los criterios de desarrollo sostenible que promueve Bruselas.

Pero, como ya ocurre desde que esta vía de financiación se abrió cuando España se adhirió a la Unión Europea en 1986, los municipios más pequeños tendrán que lidiar con la falta de personal y la lentitud de los papeleos para asegurarse las ayudas.

“Las Administraciones locales van a ser decisivas porque son las que mejor conocen las necesidades de la población, pero al mismo tiempo son las que menos recursos tienen para contratar”, afirma Araceli García, secretaria general de Tecniberia, la patronal de las ingenierías, que propone un pliego tipo que facilite la redacción de los contratos a las entidades locales.

La asociación de varios municipios colindantes para la presentación de proyectos conjuntos a las convocatorias, el acompañamiento de las diputaciones provinciales y la implementación de oficinas dedicadas exclusivamente a identificar oportunidades de financiación dentro del programa son otras de las soluciones abordadas por expertos en el especial Infraestructuras de Cinco Días.

Sin embargo, la Unión Europea no es la única región del mundo que está impulsando el aumento de la inversión pública como remedio a la coronacrisis. Varios países han lanzado planes de infraestructuras y ahí también se han abierto oportunidades para las grandes constructoras españolas que, ante la caída de la licitación de obra pública en España (un 25% en 2020), fían la recuperación de sus ingresos a la reactivación del negocio internacional.

Entre todos los mercados, el que más atención concita es Estados Unidos, donde el presidente Joe Biden ha lanzado un descomunal plan de 2,3 billones de dólares para proyectos de transporte, agua, energías renovables y fábricas de baterías para coches eléctricos. Firmas como Aqualia, Ferrovial, Sacyr, ACS, OHL y FCC quieren aprovechar su buen posicionamiento en América para sacar la mayor tajada posible al Build Back Better.

Precisamente, a partir de su experiencia al frente de la división estadounidense de Cintra, Andrés Sacristán, el nuevo consejero delegado de la filial de autopistas de Ferrovial, ofrece su visión sobre el que considera el modelo más idóneo para financiar la conservación de las carreteras en España, a propósito de la intención del Gobierno de instaurar el peaje generalizado a partir de 2024.

"El pago por uso uno de los más extendidos entre los países de nuestro entorno y el que creemos más justo", opina al respecto en entrevista con Cinco Días.

Volviendo a Europa, 2021 será también un año de transición para las constructoras españolas que licitan por obra pública en Reino Unido, ya que medirán hasta qué punto el Brexit afectará su capacidad de competir por las obras o si, como se teme, las pondrá en desventaja frente a sus rivales británicos. Sea como sea, se trata de un mercado muy jugoso del que no pueden darse el lujo de prescindir, ya que ofrece oportunidades como la conexión del aeropuerto de Heathrow con el sur de Londres por 1.800 millones de euros.

El proyecto que lidera Indra con financiación del CDTI para desplegar sensores en las carreteras españolas que aprovechen la gran cantidad de información de tráfico que generará el coche autónomo, las nuevas capacidades que el blockchain dará los puertos españoles para gestionar situaciones de crisis como las vividas recientemente durante el bloqueo del Canal de Suez y las innovaciones que cuatro startups respaldas por la incubadora TrenLab de Renfe han desarrollado para el transporte ferroviario completan la oferta de reportajes del especial.

Normas
Entra en El País para participar