Fútbol

Las cinco grandes ligas y la UEFA captarán 700 millones menos por sus derechos televisivos

Los efectos del Covid seguirán varias temporadas, según la UEFA

Una cámara de retransmisión antes de un partido de fútbol en Inglaterra.
Una cámara de retransmisión antes de un partido de fútbol en Inglaterra.

Los derechos audiovisuales de las cinco grandes ligas europeas y la UEFA sufrirán una devaluación de 700 millones tras la pandemia, según estima el propio órgano rector del fútbol europeo. Lo hace en un informe en el que analiza el impacto del Covid-19 en el sector, el cual continuará dejándose sentir en las próximas temporadas aun volviendo a una cierta normalidad.

“La posibilidad de que los aficionados regresen a los estadios y los clubes regresen a una nueva normalidad a finales de 2021 mitigará muchas amenazas relacionadas con la pandemia”, dice la UEFA. Pero avisa: “Las próximas temporadas, empezando por la 2021/2022, todavía cargarán con el peso de la pandemia, que reducirá el valor de los derechos televisivos de las principales competiciones”. El informe publicado por el organismo dice que, en base a las últimas licitaciones de derechos, estima un descuento de “al menos 700 millones solo en las cinco grandes ligas [inglesa, española, alemana, italiana y francesa] y las competiciones UEFA [Liga de Campeones, Europa League...]”.

Como dice el informe, la Bundesliga ha sufrido un recorte del 5% en el valor de sus derechos hasta 2025. La Premier ha renovado automáticamente su contrato actual por el mismo valor que tenía, y la francesa aún no ha recibido ofertas por los derechos de la próxima temporada, tras la salida de Mediapro, que canceló un contrato de 780 millones anuales. Canal+ se hizo cargo por un 40% menos. En Italia, Dazn se ha hecho con los derechos para siete partidos en exclusiva por jornada por 850 millones al año hasta 2024. El anterior contrato era de 973 millones, aunque quedan por adjudicar otros tres.

En España, LaLiga comenzará la subasta para el trienio 2022-2025 después del verano. Telefónica, poseedor en exclusiva de los derechos para a España, ya ha avisado que no vería con malos ojos pagar menos de los 980 millones que abona cada año. El contrato firmado en EE UU con Disney por ocho años puede ayudar a paliar esa devaluación en los derechos nacionales.
Los ingresos televisivos han permitido al fútbol europeo paliar en parte los efectos del coronavirus hasta ahora. Según la UEFA, el virus ha hecho perder hasta 8.100 millones en ingresos en estas dos últimas temporadas en todo el continente.

De esa parte, entre 1.200 y 1.400 proceden de renegociaciones de derechos televisivos. La mayor caída procede de la taquilla, 4.000 millones, por la ausencia de público. Otros 2.700 corresponden a patrocinios. Con ello, la pandemia puso fin a un periodo de más de 20 años de crecimiento constante de los ingresos en el fútbol continental, lo que también ha generado un problema de rentabilidad.

Según la UEFA, la pandemia ha provocado un impacto de hasta 6.200 millones de euros sobre los beneficios operativos de los clubes en estas dos temporadas. Los ingresos por traspasos también caerán y el endeudamiento crecerá. La UEFA calcula que la deuda financiera de los clubes europeos habrá crecido una media del 35% al acabar esta temporada.

Con todo ello, el ente proyecta cambios en su modelo de control financiero, ya que el actual “no está pensado para afrontar las consecuencias de una crisis global. Por ello, se muestra proclive a “reducir hasta niveles aceptables” el gasto en traspasos y salarios, que suponen la mayor parte de los costes de los equipos.

El capital riesgo, cada vez más interesado en el deporte rey

Inversores. El capital riesgo suele avivar su apetito inversor en épocas de vacas flacas. Una situación en la que ahora está el fútbol, sector que abre nuevas oportunidades a estos inversores. Según la UEFA, la llegada de estos y otro tipo de fondos y SPAC se ha acelerado durante la pandemia. “A corto plazo la crisis hace los precios de compra más atractivos, y a largo plazo hay un convencimiento de que estos nuevos inversores y las nuevas tecnologías les permitirán monetizar mejor a su base de aficionados”, dice la UEFA, que también recuerda el interés no solo por equipos, sino por competiciones, como sucedió con CVC y su oferta por el 10% de la liga italiana, que fue rechazada.

Normas
Entra en El País para participar