Las reservas aéreas desde Alemania a Baleares se disparan un 30%

El Gobierno balear dice que se recuperó en abril un 60% respecto a los niveles de 2019

Iago Negueruela, consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo de Baleares.
Iago Negueruela, consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo de Baleares.

La fuerte dependencia del mercado alemán es un arma de doble filo para Baleares. Penaliza al destino cuando se produce una coyuntura negativa, como la crisis del coronavirus (fue la autonomía que más viajeros perdió el pasado ejercicio) y le beneficia cuando las circunstancias son positivas. El panorama que se plantea ahora, recién empezado el verano, apunta más al segundo caso. “Somos el único destino del Mediterráneo abierto para Alemania. El flujo de reservas que está llegando en abril está haciendo que ya abra la planta hotelera".

Las reservas de vuelos desde Alemania han crecido en abril un 30% cada semana respecto al mismo período de 2020. En ese mes ya hemos recuperado en torno a un 60% si lo comparamos con 2019”, recalca el consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, en una entrevista con Cinco Días en el marco de Fitur.

Iberia ya ha anunciado un alza del 30% de capacidad para este verano

A favor de Baleares juega que sus dos principales competidores para temporada alta (Turquía y Túnez) están todavía cerrados para recibir turismo europeo y Grecia sí está abierta, aunque su tamaño es muy inferior al de los otros dos países, lo que la descarta como competidora. “Tiene tantas camas de hotel como toda la playa de Palma”.

El optimismo con el que Negueruela afronta la temporada alta se convierte en una euforia contenida si en las próximas semanas sigue siendo el único destino abierto en el Mediterráneo y se produce la apertura del turismo en Reino Unido y la reactivación de las reservas en el mercado nacional. “Estaríamos hablando de una recuperación muy rápida, ya que ahora tenemos muy controlada la pandemia”, asegura.

Turquía y Túnez, sus dos grandes competidores, están cerrados al turismo europeo

El consejero no se atreve, sin embargo, a hacer un pronóstico del porcentaje que alcanzarán en verano respecto a los 16 millones logrados en la temporada alta de 2019. “En algunas islas como Mallorca, el verano empieza en abril y ya llevaríamos dos meses menos”. En cualquier caso cree que será un buen verano y confía en que se alargue más allá de septiembre, “puesto que no hubo viajes en marzo y abril y la gente tiene muchas ganas de desplazarse”.

Negueruela descarta problemas de conectividad aérea. “Iberia garantiza un 30% más de asientos que en 2019, Vueling está reforzando las rutas internacionales e Easyjet y Jet2 tienen preparada toda la logística por si definitivamente abre Reino Unido poder operar y mientras tanto están reforzando rutas con Alemania”.

Normas
Entra en El País para participar