Iberdrola, Acciona, Repsol y Naturgy toman impulso para repartirse la ‘tarta verde’ de Biden

Las energéticas cuentan con 28 GW a desarrollar en los próximos años

Repsol es la última en sumarse a la fiebre renovable

Energía USA Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Estados Unidos es uno de los mercados de energías renovables más grandes y con mayor atractivo del mundo, sobre todo tras la llegada a la Casa Blanca de Joe Biden, que ha devuelto al país al Acuerdo de París. El mandatario se ha comprometido a que EE UU reduzca un 50% sus emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2030 frente a niveles de 2005. De hecho, ha prometido una “revolución energética” para aumentar la dependencia de energías como la solar o la eólica.

En este contexto, las renovables juegan un papel fundamental y las energéticas españolas quieren aprovechar el filón, a modo de un nuevo El Dorado con el que prosperar, esta vez en EE UU y en pleno siglo XXI. La mayoría opta por adquisiciones parciales de empresas que ya operan en el país y tener así acceso a su cartera de proyectos.

El último caso se ha visto en Repsol. La compañía que dirige Josu Jon Imaz acaba de entrar en el negocio de las renovables estadounidenses con la compra del 40% de Hecate Energy. La firma, con sede en Chicago, tiene una cartera de proyectos de 40 gigavatios (GW) de carácter renovable, de los que 16,8 corresponden a proyectos avanzados en energía fotovoltaica (4,3 GW asociados al almacenamiento en baterías).

Naturgy también se estrenó hace poco. En enero se hizo, a través de su filial Naturgy Solar USA, con el 100% de los intereses económicos en Hamel Renewables. La compañía posee una cartera de proyectos solares de 8 GW junto con 4,6 GW de proyectos de almacenamiento de energía ubicados en nueve estados, de los cuales 25 proyectos (por 3,2 GW solar y 2 GW de almacenamiento) podrían estar operativos antes de 2026. Como parte de la transacción, Naturgy también ha firmado un acuerdo de desarrollo de cinco años con Candela Renewables. El grupo presidido por Francisco Reynés prevé inversiones por hasta 1.800 millones de dólares (1.480 millones de euros) en los próximos cinco años para disponer de una potencia de 1,6 GW en 2025, a la vez que mantiene la posibilidad de desarrollar el resto de proyectos del vehículo adquirido, hasta un total de 8 GW de energía fotovoltaica hasta el año 2030.

Iberdrola y Acciona

Iberdrola, a través de su filial Avangrid, es un viejo conocido ya en EE UU. Es ya el tercer operador eólico del país y una de las primeras energéticas, con presencia en 24 estados. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán cuenta con más de 8.000 megavatios (MW) de capacidad instalada renovable, distribuida en parque eólicos (más de 60) y cuatro plantas solares. Además, está construyendo otros 2.700 MW, por lo que su cartera ascenderá a más de 6.000 MW, de los que 3.200 corresponderán a parques eólicos marinos.

Por otro lado, la división de energía de Acciona ha identificado a EE UU como uno de sus cinco hubs de crecimiento. La compañía aspira a duplicar su capacidad instalada en el país hasta 2023 con la construcción de 1.200 MW fotovoltaicos. Actualmente, cuenta con una cartera de activos exclusivamente eólicos con más de 1.000 MW.

Parte de este despliegue fotovoltaico resulta del acuerdo alcanzado con Amazon en diciembre de 2020. La española se ha adjudicado un contrato de suministro a largo plazo, bajo la modalidad PPA (acuerdo de compra de energía), equivalente a la producción eléctrica de 641 MW. Un volumen que supone el 10% de los 6,5 gigavatios que el gigante tecnológico consume en todo el mundo.

El servicio requiere la construcción de cuatro nuevas plantas fotovoltaicas en Illinois, Kentucky y Ohio. La capacidad instalada será de 889 MW y la inversión prevista por la compañía que preside José Manuel Entrecanales asciende a 1.000 millones de dólares (835 millones de euros). La fase de construcción de estos desarrollos solares llevará cuatro años.

Para hacer posible este contrato, Acciona se ha apoyado en la adquisición de parques en desarrollo por 3.000 MW a la energética Tenaska, en octubre de 2020. Un 40% de esa potencia será instalada hasta 2023. La cartera de Tenaska, con la que Acciona se estrenó en el mercado fotovoltaico estadounidense, ofrece 20 proyectos en Pensilvania, Ohio, Kentu­cky, Illinois, Kansas, Oklahoma y Misuri.

EDPR y Enel

EDPR, filial de renovables del grupo energético portugués EDP, también lucha por hacerse con una parte del pastel. A día de hoy, cuenta con una capacidad instalada de 12,458 MW entre todo su portfolio operativo, mientras que la capacidad en construcción es de 2,898 MW y la capacidad asegurada asciende a 6,4 GW.

En la misma línea, la italiana Enel planea expandir su negocio de distribución fuera de Europa y Latinoamérica entrando en el país norteamericano. Quiere añadir 1 GW de capacidad verde este año. Y suma y sigue.

Despliegue de la eólica marina

El primer gran proyecto, en el que participa Iberdrola en eólica marina en el país, está valorado en 2.800 millones de dólares y tiene una capacidad de 800 megavatios; la semana pasada recibió la luz verde tras un largo proceso burocrático de concesión de permisos.

Vineyard instalará sus aerogeneradores a 15 millas de las costas de Martha’s Vineyard. Su generación de energía cubrirá el consumo anual de 400.000 hogares. Las obras crearán 3.600 empleos. El complejo renovable recortará las tarifas de electricidad de la zona en 1.400 millones de dólares (más de 1.100 millones de euros con el actual tipo de cambio) durante sus 20 primeros años de actividad. Asimismo, reducirá las emisiones de carbono por ejercicio en 1,6 millones de toneladas.

Joe Biden ha fijado el objetivo de construir casi 40 veces más para 2030. Una administración favorable y la caída de los costes deberían acabar con la oposición. Los planes de Biden pasan por acelerar la transformación de la economía para alcanzar la neutralidad climática para 2050, modernizar las infraestructuras y multiplicar por 20 el número de coches eléctricos en las carreteras. También pretende crear durante todo el proceso 10 millones de empleos relacionados con la transición ecológica.

Normas
Entra en El País para participar