Transporte

Unos 800 taxistas se movilizan en Barcelona para exigir más control sobre Cabify

El sector también reclama la implantación de una aplicación pública para taxistas

Concentración taxistas en Barcelona este jueves.
Concentración taxistas en Barcelona este jueves.

Varios centenares de taxistas, unos 800 según la Guardia Urbana, han circulado en marcha lenta esta mañana por el centro de Barcelona para exigir a las administraciones mayor control sobre los vehículos de alquiler con conductor (VTC).

La movilización, convocada por los sindicatos del taxi de la ciudad, ha arrancado en torno a las 10 horas en el paseo Reina Maria Cristina, junto a la plaza España de Barcelona, y que también reclamaba la implantación de una aplicación pública para taxistas, ha complicado la movilidad en esa parte de la ciudad.

Los taxis que han participado en la protesta han bloqueado durante varias horas -entre las 10 y las 13, aproximadamente-, buena parte de los carriles de vías importantes como la Plaza Espanya, la Gran Via, la calle Balmes o Plaza Catalunya, entre otras.

Los taxistas, que han hecho sonar sus cláxones en algunos momentos para hacer oír sus reivindicaciones, han aparcado luego sus vehículos en la Via Laietana y desde allí un grupo de ellos se ha concentrado en la plaza Sant Jaume.

Diversos representantes del colectivo, entre ellos Alberto Álvarez, portavoz de Elite Taxi, la organización con más capacidad movilizadora del sector del taxi en Barcelona, se han reunido acto seguido con el teniente de alcalde de Barcelona Albert Batlle, con la concejala de Movilidad, Rosa Alarcón, y con miembros de la Guardia Urbana para exponerlos sus reivindicaciones.

El sector del taxi reclama un eficaz control, inspección y sanción a los vehículos de alquiler con conductor (especialmente apuntaron a Cabify porque Uber no ofrece actualmente este servicio en Barcelona), ya que sostiene que estos vehículos "desafían de forma reiterada a las diferentes policías y administraciones, incumpliendo descaradamente la normativa".

Según ha explicado Alberto Álvarez, los representantes municipales les han facilitado un informe que pone de manifiesto que, en lo que va de año, se han abierto 22 expedientes a VTC por incumplimientos de normativa y que hay otros 161 por abrir.

Álvarez ha explicado a Efe que se han comprometido a dar mayor formación a lo largo de junio a los agentes de la Guardia Urbana para que, a partir de julio, puedan ser más activos en la actuación contra este tipo de irregularidades de las VTC.

También ha añadido que en unos días está previsto aprobar una partida económica para poder desarrollar con la mayor celeridad posible la aplicación pública para solicitar un taxi.

Por ello, se ha mostrado "satisfecho" con el resultado de la reunión, si bien ha asegurado que los representantes del taxi prevén dirigirse en las próximas semanas al Departamento de Territorio y Sostenibilidad para pedirle una mayor diligencia en el control de las VTC.

Y es que los convocantes de la protesta de hoy, Élite Taxi, STAC, ATC, TLU, Pak Taxi y Anget Taxi, sostienen que "los vehículos de Cabify incumplen sistemáticamente desde hace años" la normativa vigente sobre la contratación de un servicio con 15 minutos de antelación, que circulan por la ciudad en búsqueda de clientes o que estacionan en la vía pública con el mismo fin.

Estos sindicatos también han defendido la necesidad de implementar cuanto antes una aplicación pública que permita solicitar un servicio de taxi y que pueda competir con las de carácter privado.

Normas
Entra en El País para participar