Energías limpias, coche eléctrico y digitalización: ganadores del fondo europeo

Las empresas más alineadas con la transición energética aprovecharán más el plan de estímulos

Fondo Next generation Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El fondo europeo Next Generation EU, dotado de 750.000 millones de euros, va a suponer una inyección de liquidez y financiación para muchos proyectos relacionados con la transición energética y la digitalización. Los gestores de fondos creen que las compañías eléctricas y petroleras que más hayan apostado por las energías limpias, así como los fabricantes de coches y componentes que más hayan avanzado en los vehículos eléctricos e híbridos, serán los ganadores bursátiles de los próximos años. También los fabricantes de materiales para edificios más energéticamente eficientes.

En el segundo gran eje, el de la digitalización, hay compañías europeas que ya tienen un largo recorrido ayudando a las Administraciones públicas en este camino, y que verán una cascada de nuevos proyectos. Este movimiento también implica la ampliación de las redes de fibra óptica y de las antenas de telefonía para que la tecnología 4G y 5G llegue a todos los rincones de la zona euro.

Siemens. La empresa alemana es una de las preferidas por los gestores para aprovechar el viento de cola del fondo Next Generation EU. El conglomerado tiene intereses en la industria digital, en electrónica de la salud, en movilidad... José Díaz Vallejo, gestor de Rentamarkets, explica que su filial Siemens Healthineers “está jugando un papel fundamental en la digitalización de la sanidad, para asegurarse un futuro competitivo dentro de una sociedad occidental envejecida”.

Vestas. Se trata de una compañía danesa dedicada a la fabricación, venta, instalación y mantenimiento de aerogeneradores. Es una de las firmas pioneras en el ámbito de las energías renovables, que está señalado en el programa de recuperación europeo como una de las claves estratégicas. Para Javier Galán, gestor de fondos de la firma Renta 4, esta empresa es una de las que puede verse especialmente beneficiada en Bolsa por los nuevos contratos para implantar parques de energía eólica en la zona euro.

Volvo. La apuesta por la transición energética también conlleva el fomento de vehículos que no consumen solamente gasolina o diésel. Esta empresa sueca de autobuses y camiones es una de las preferidas por el equipo de Rentamarkets para sacar partido a esta nueva tendencia. “Creemos firmemente que va a jugar un papel muy importante en el fomento del transporte de mercancía por carretera”, apunta. Destacan especialmente la apuesta tecnológica de la compañía por los camiones de hidrógeno.

Los vehículos que se están desarrollando utilizarán pilas de hidrógeno para almacenar energía, que podrá tener un origen renovable.


Acelerador

Los expertos condicen en que el fondo Next Generation EU va a contribuir a acelerar tendencias que ya estaban en marcha, como la transición energética y la digitalización.

David Ardura, director de inversiones de Finaccess Value, explica que en el caso de la transición energética “vamos a ver cómo las fuentes de energías fósiles van a ir perdiendo terreno a favor de la energía solar, el hidrógeno o la eólica”.

En este sentido, el experto considera que las compañías eléctricas con mayor peso de renovables dentro de su mix de generación eléctrica “serán las más beneficiadas por este entorno de incremento de las inversiones”. En la parte de digitalización, Ardura apuesta por cotizadas “con un fuerte componente tecnológico en sus proyectos y, de una manera más directa, por compañías dedicadas a la implementación de la digitalización”.

Capgemini. Se trata de una multinacional, con sede en París, especializada en servicios de consultoría tecnológica. La firma tiene más de 200.000 empleados por todo el mundo y en 2020 logró un beneficio de 955 millones de euros.

Para Javier Galán, de Renta 4, esta compañía puede conseguir muchos contratos con todo tipo de organizaciones y administraciones que necesiten modernizar sus sistemas de trabajo, la relación con los ciudadanos y otro tipo de operativas. Otra compañía que también podría verse beneficiada por esta dinámica es la alemana SAP, que está especializada en crear sistemas informáticos para la gestión empresarial.

Infineon. Se trata de un fabricante de chips con sede en Múnich (Alemania). El año pasado tuvo unas ventas por valor de 8.567 millones de euros y la previsión es que su facturación crezca con fuerza en los próximos años. La generalización de los coches y los dispositivos conectados ha provocado un fuerte aumento de la demanda de microchips. Igualmente, el coche eléctrico, la ciudad conectada y las empresas en la nube requieren de un mayor uso de esta tecnología de almacenamiento y procesamiento de datos.

United Internet. La digitalización también conllevará una mayor demanda de servicios de telecomunicaciones (banda ancha, redes internas, 5G) y también de empresas especializadas en almacenamiento masivo.

Una firma de este perfil destacada por el equipo de análisis de Goldman Sachs es la alemana United Internet. La empresa tiene presencia en 10 países, cuenta con filiales dedicadas al almacenamiento en la nube, y otra para alojar y gestionar paginas web (Ionos 1 & 1).

Normas
Entra en El País para participar