Industria

Talgo vuelve a beneficios, con 6,4 millones hasta marzo

Eleva sus ingresos hasta 147,1 millones por mayor actividad industrial

La primera unidad del tren de alta velocidad Talgo Avril durante las pruebas en vía que comenzaron a primeros de mes.
La primera unidad del tren de alta velocidad Talgo Avril durante las pruebas en vía que comenzaron a primeros de mes.

El mayor ritmo de producción del pedido de 30 trenes de alta velocidad de Renfe ha tirado de los ingresos de Talgo entre enero y marzo de este año. El fabricante declara unas ventas de 147,1 millones, un 30% más, y un resultado neto de 6,4 millones, un 30% al alza. Talgo cerró 2020 con una pérdida de 17,4 millones, de los que 9,9 millones se debieron al cuarto trimestre.

El ebitda hasta marzo es de 13,5 millones de euros, con una bajada del 2,6% que la empresa explica por el efecto de la pandemia. A lo largo de los meses de crisis, el margen operativo ha pasado del 0% a junio de 2020 hasta el 7% en el cuarto trimestre y el actual 9,1% (compara con el 12,3% de marzo de 2020), lo que ha requerido contención en costes y mayor eficiencia.

La recuperación de la rentabilidad, apunta la empresa, continúa sujeta a los avances en la vacunación y el levantamiento de las restricciones a la movilidad. Y es que la crisis sanitaria impacta en su labor de mantenimiento de trenes.

La cartera de pedidos alcanza los 3.300 millones, de la que un tercio viene por encargos de material rodante. Talgo afirma que su actividad industrial está asegurada hasta 2024.

Oportunidades y objetivos

La firma que preside Carlos Palacio trabaja en oportunidades comerciales por un valor aproximado de 7.500 millones de euros, entre las que destacan pedidos de unidades de alta velocidad y regional/cercanías en Europa. Algunas de ellas se apoyan ya en la plataforma Vittal One, con tecnología de hidrógeno verde.

Para el periodo 2021-2022 se espera ejecutar entre el 35% y el 37% de la cartera de pedidos. Otro de los objetivos es alcanzar un ratio book-to-bill medio de 1,2 veces para el periodo 2020-2021. En términos de rentabilidad, la compañía prevé un ebitda ajustado en el entorno del 10% al 12% este año. La inversión en capex será de hasta 25 millones de euros, primando las actividades de I+D+i.

En la junta de accionistas celebrada esta tarde ha salido adelante una segunda amortización de acciones provenientes del programa de recompra en este segundo trimestre, lo que supondrá un total de 3,6 millones de acciones (2,8% del capital). También ha sido ratificado el nombramiento de Gonzalo Urquijo como consejero delegado. En su primera intervención pública ha calificado a su epresa de “referente en la fabricación de material ferroviario que contribuye a reducir la huella de carbono en el transporte, en un momento de transformación del sector transportes en que el camino hacia una mayor eficiencia y menores emisiones es irreversible”.

Normas
Entra en El País para participar