Industria

Talgo declara 17 millones en negativo tras reactivarse en el cuarto trimestre

El margen de ebitda pasa del 0% a junio al 7% a finales de año

La primera unidad del tren de alta velocidad Talgo Avril durante las pruebas en vía que comenzaron a primeros de mes.
La primera unidad del tren de alta velocidad Talgo Avril durante las pruebas en vía que comenzaron a primeros de mes.

El fabricante de trenes Talgo ha declarado una pérdida de 17,4 millones en 2020 en buena parte por la afectación de la crisis sanitaria. La empresa mejoró un 21% su cifra de negocio, hasta los 487 millones, con un fuerte acelerón en el cuarto trimestre (un 20% más que en el tercero) una vez implantadas distintas medidas para normalizar el ritmo de producción.

El ebitda ajustado cae desde los 75 millones de 2019 a 34,2 millones, pero con síntomas de reactivación. El margen era inexistente en el segundo trimestre, desde el 13% en el arranque de 2020, y concluyó el ejercicio por encima del 7%. Para ello ha sido clave la citada reactivación de la fabricación y también de las labores de mantenimiento. La empresa ha manifestado que la recuperación de la movilidad interurbana será clave para la vuelta de una rentabilidad normalizada.

La cartera de pedidos está en niveles máximos de internacionalización, con el 80%. Los 3.184 millones en contratos arroja actividad hasta 2024.

Talgo ha recordado que tiene en fábrica 30 unidades para Renfe del nuevo modelo de alta velocidad Avril, con las primeras entregas programadas para este año. Además se ocupará de su mantenimiento durante 30 años. Precisamente en esta última área Talgo espera alcanzar los 3.700 vehículos en mantenimiento para 2023.

El fabricante llegó al 31 de diciembre con una deuda financiera neta de 48 millones de euros y una posición de caja de 228 millones de euros con vencimientos a largo plazo. Dispone también de líneas de crédito sin disponer de hasta 150 millones de euros.

Crecimiento en 2021

Los objetivos de 2021 persiguen un fuerte crecimiento en la cifra de negocio, impulsados por la actividad de fabricación y una recuperación progresiva en el mantenimiento, con una ejecución de hasta el 35%-37% de la cartera de pedidos en el periodo 2021-2022. La empresa mantiene un objetivo de alcanzar un ratio book-to-bill medio superior a 1,2 veces para el periodo 2020-2021.

En términos de rentabilidad, la compañía prevé un ebitda en el entorno del 10% al 12% para 2021, derivado de una progresiva recuperación de la rentabilidad. Se trata de un objetivo supeditad a las restricciones de movilidad y su impacto en la actividad de mantenimiento.

También en 2021, Talgo prevé una inversión en capex de hasta 25 millones de euros, de los cuales 14 millones corresponden a actividades de I+D.

Respecto a la remuneración al accionista, Talgo realizará la segunda amortización de acciones provenientes del Programa de Recompra, prevista para 2021, lo que supone un total de 3,6 millones de acciones representativas del 2,8% del capital.

Normas
Entra en El País para participar