Telecomunicaciones

Hispasat se abre a incorporar un socio e invertirá 600 millones hasta 2025

La compañía, participada por Red Eléctrica en un 89,7%, exhibe un mínimo apalancamiento de 1,5 veces frente al ebitda

Antena de Hispasat.
Antena de Hispasat.

El tercer operador europeo de telecomunicaciones, Hispasat, en manos de Red Electrica desde finales de 2019, tras adquirir el 89,68% a Abertis por 949 millones de euros, tiene un plan de inversiones de 600 millones hasta 2025, según ha declarado este miércoles en rueda de prensa su consejero delegado, Miguel Ángel Panduro. La situación financiera de la compañía está saneada después de que en 2020 realizara un ajuste de la valoración de sus activos y se centrará en cumplir su plan estratégico para el presente lustro, aunque ha reconocido que está abierta a la incorporación de un socio estratégico, con una participación minoritaria.

"Vamos a estar al servicio de las políticas de estado, de España, Portugal y también América, incluyendo no solo Latinoamérica, sino Estados Unidos", ha asegurado Jordi Hereu, presidente de la compañía. Cierto, ha reiterado, sin renunciar a ganar dinero, puesto que, aunque está participada por la SEPI (con un 7,41%) y el CDTI (2,91%), ha de competir en el mercado.

Hispasat  logró un ebitda de 31,3 millones de euros en el primer trimestre del año. El año pasado, el operador realizó una provisión de deterioro en sus activos intangibles y de inmovilizado material por 122,3 millones de euros. Con todo, su ebitda alcanzó los 118,8 millones  en 2020.

Según han anunciado ambos directivos, la situación de Hispasat es privilegiada, con un margen de ebtida del 74%, una ratio de apalancamiento computada como deuda neta entre ebitda de 1,5 veces y una cartera de proyectos que multiplica por cerca de cinco veces sus ingresos anuales. Con todo, el futuro de la empresa pasa por notables cambios en su estrategia, que implicarán la inversión de unos 600 millones de euros, que saldrán de su flujo de caja –sin pedir dinero a sus accionistas ni endeudarse–, y que se centrará en tres ejes.

El primer eje será fortalecer el negocio de vídeo de y conectividad, que ahora se reparte al 50% en vídeo y datos, desde un 70% del primer segmento de hace tan solo unos años. Aquí se incluye el fortalecimiento de la presencia en España y Portugal, con la inversión en infraestructuras, como la adquisición de la plataforma de gestión y transporte de señal audiovisual, y el cierre de la brecha digital en el 100% del territorio con una velocidad de 100 Mbps. Jordi Hereu ha resumido que esta primera parte del plan consiste esencialmente en "ordeñar la vaca lechera de los activos que tenemos".

La segunda parte es crecer en movilidad y conectividad, con el acceso a internet y otras soluciones de telecomunicaciones en aviones, trenes y barcos, donde la fibra óptica, obviamente, no puede llegar. También desarrollará la banda ancha en Latinoamérica y Caribe, para cerrar la brecha digital en zonas remotas, con especial énfasis en la universalización de la educación y la salud.

La tercera fase es la "Nueva Hispasat", con la diversificación de negocio hacia otros segmentos, como el desarrollo de soluciones  en colaboración con Hisdesat, del que es el primer accionista, para el posicionamiento en Business to Government y poner en marcha nuevas tecnologías aplicadas al satélite, entre las que destaca formar parte del mix que garantice un despliegue eficiente rápido de nuevas tecnologías: 5G e internet de las cosas.

La participación de un eventual socio, desvelada en la presentación de resultados de Red Eléctrica del pasado febrero, será siempre para aportar conocimiento, no será un mero inversor financiero. En una estrategia dispar a la que Red Eléctrica plantea para su filial de fibra óptica Reintel, para la que busca un inversor que se haga con un 40% y para la que baraja varios fondos de capital riesgo. UBS es uno de los bancos mejor posicionados para asesorar la operación, si bien aún no está firmado el contrato con la entidad suiza.

Hispasat es el décimo operador mundial de satélites por ingresos, el cuarto en América Latina  líder en distribución de contenidos en español y portugués. Opera nueve satélites y tiene uno en construcción, el Amazonas Nexus, que absorberá el 27% de la inversión. Otro 23% se destinará a operaciones de fusiones y adquisiciones y el 50%, a nuevos servicios, como movilidad y otros. Hispasat estima hasta 2025 un crecimiento anualizado del ebitda del 5%.

Por su parte, la compañía se encuentra involucrada en 17 proyectos junto a distintos socios que se postularán para recibir fondos europeos, según ha anunciado este miércoles en una presentación sobre el plan estratégico de la compañía su consejero delegado, Miguel Ángel Panduro. Si bien, su presidente ha aclarado que esto supondrá un desarrollo de una oportunidad no una tabla de salvación.

Normas
Entra en El País para participar