La Airef mejora la previsión de déficit en 2021 pero alerta sobre el largo plazo

Rebaja en seis décimas la senda de déficit para 2021, pero la empeora en tres en 2024

Critica que el Programa de Estabilidad no concrete el impacto de los fondos europeos

Déficit Airef Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Una de cal y otra de arena. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha mejorado este martes en seis décimas la proyección de déficit del Gobierno de cara al año 2021, pasando del 8,4% del PIB al 7,6%, pero a su vez ha empeorado en tres décimas las previsiones en déficit y deuda de las administraciones públicas para 2024, cuando termina el periodo analizado en el Programa de Estabilidad presentado la semana pasada por el Ministerio de Hacienda.

La autoridad fiscal, a grandes rasgos, dibuja una senda de déficit muy parecida a la del Gobierno, aunque cree que la bajada será más intensa en 2021 y 2022 por la inercia de la recuperación económica y el menor gasto público, prácticamente igual en 2023 y algo menor en 2024 por el agotamiento del crecimiento. Así, calcula un déficit del 7,8% del PIB para 2021, frente al 8,4% del Gobierno, del 4,6% para 2022 (5% del Gobierno), del 3,9% para 2023 (4% del Ejecutivo) y del 3,5% para 2024 (3,2% fijado en el Programa de Estabilidad).

"La mayor parte de la reducción del déficit se debe a la retirada de las medidas puestas en marcha a raíz de la crisis sanitaria", ha señalado el director de la división de Análisis Presupuestario del organismo, Ignacio Fernández-Huertas, en referencia al menor gasto público que se espera. La proyección de gasto que dibuja la Airef es del 48,5% frente al casi 49% del Gobierno, a la par que prevé algo más de ingresos (40,6% del PIB) que el Ejecutivo (40,5%).

En el Informe sobre la Actualización del Programa de Estabilidad (APE) 2021-2024, la autoridad fiscal analiza el escenario macroeconómico y la estrategia fiscal marcados por el Ejecutivo, proyectando una reducción del déficit de las administraciones públicas a lo largo del periodo hasta alcanzar el 3,5% del PIB en 2024, tres décimas superior al recogido en la APE (3,2%). A su vez, destaca que al final del periodo el endeudamiento estará en torno al 112,4% del PIB, frente al 112,1% previsto por el Gobierno en el plan que envió el pasado viernes a Bruselas.

En su informe, la Airef también concluye que el programa "no cumple con el objetivo de constituir un instrumento de orientación de la política fiscal a medio plazo". Por un lado, explica el organismo presidido por Cristina Herrero, el documento se presenta en un momento de "elevada incertidumbre", en el que la activación de la cláusula de escape, al menos hasta el año 2022, supone la ausencia de referencias normativas con las que comparar la evolución de los saldos públicos.

Por otro, prosigue la Airef, los avances en el diseño del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, también enviado a Bruselas la pasada semana, "permiten atisbar grandes cambios en la política económica y presupuestaria de España que todavía se encuentran pendientes de concreción presupuestaria y legislativa, y que pueden condicionar de manera esencial el escenario fiscal en un horizonte de medio y largo plazo".

Por todo ello, la autoridad fiscal recomienda completar la estrategia que permita alcanzar un nivel de déficit suficiente para reconducir la deuda hacia sendas más sostenibles que reduzcan la vulnerabilidad de la economía española. Esto implica, por ejemplo, ampliar el horizonte temporal de la estrategia e integrar en ella las implicaciones macroeconómicas y fiscales de la implementación de las inversiones y reformas previstas en el Plan de Recuperación por el que el Gobierno aspira a captar 140.000 millones de euros comunitarios entre transferencias directas y créditos blandos.

Normas
Entra en El País para participar