Juego

Los fondos sacan adelante la junta de Codere y los Martínez Sampedro anuncian medidas legales

La mayoría de accionistas vota a favor del acuerdo de reestructuración

Los fondos sacan adelante la junta de Codere y los Martínez Sampedro anuncian medidas legales

La junta de accionistas de Codere, convocada este martes en sesión extraordinaria, ha aprobado la reestructuración anunciada por la compañía a finales de abril y que provocará que sus principales acreedores, los bonistas, tomen el 95% de una sociedad matriz de nueva creación, alcanzando así el control total del grupo.

Los fondos que en la actualidad controlan la compañía de juego, encabezados por Silver Point, han logrado una "amplia mayoría", según ha anunciado Codere a la CNMV, para sacar adelante los acuerdos planteados. Estos, junto al resto de accionistas, pasarán a ostentar apenas el 5% de la nueva matriz, si es que para entonces permanecen en la compañía. Un de ellos, el fondo Alden Global, ya se ha marchado: según los registros de la CNMV, este poseía un 4,7% del capital de Codere hasta el 10 de mayo, día en el que su participación desapareció tras venderla en el mercado. Los actuales accionistas podrán quedarse en la nueva Codere, recibiendo unos warrants que les permitirán participar de una futura venta del grupo; o vender su participación a un precio fijado a la disolución de la actual matriz, Codere S.A.

Nuevos fondos

Además del vuelco en el control de Codere, al acuerdo contempla también la emisión de unos bonos puente por 30 millones de euros para sus gastos más inmediatos y otros 70 para pagar los cupones de la deuda de marzo y abril, que han sido aplazados. A estos 100 millones se sumarán otros 125 cuando finalice el proceso, y se prolongan hasta 2026 y 2027 los vencimientos de las emisiones de 500 millones de euros y 300 millones de dólares que están en curso, y de las que los bonistas capitalizarán hasta 367 millones. 

"Con este proceso Codere considera, en función de las estimaciones actuales, que se asegura la viabilidad de la compañía, gracias a la confianza de sus bonistas en las perspectivas del grupo, en su equipo gestor y en los más de diez mil empleados que integran la organización", dice la compañía en una nota de prensa.

Los fondos tenían garantizada la mayoría en la junta. Según informó Codere cuando anunció la reestructuración, un 60% del capital había garantizado su visto bueno. Un porcentaje al que llega sumando las participaciones de los fondos Silver Point (23,2%), M&G (21%), Abrams (8,7%) y Contrarian (7,2 %).

Oposición 

Sin embargo, estos han contado con la oposición de los fundadores de Codere, los hermanos Martínez Sampedro, propietarios del 14% del grupo. Su expresidente, José Antonio Martínez Sampedro, ha denunciado en su exposición ante los accionistas las "prisas" de los fondos para aprobar el acuerdo que da la empresa a los bonistas, "sin presentar a la junta una valoración de Codere que sirva de referencia a tan drástica y perjudicial propuesta”, ha explicado. Para este, el hecho de que la propuesta haya carecido de un informe de valoración independiente, y que toda la documentación se haya proporcionado en inglés, "entraña ocultar información a los accionistas españoles”.

Los Martínez Sampedro, como avisaron en la previa, confirman que tomarán medidas legales ante la justicia al considerar que el acuerdo aprobado hoy es "ilegal" e incumple el firmado el pasado verano, deslizando además que "se presenta en beneficio de unos pocos accionistas que aparentemente tienen interés común con los acreedores que se benefician de este nuevo Lock up [el acuerdo] altamente incompatible con el acordado el pasado 13 de julio y diferente del de 23 de septiembre de 2014".

Normas
Entra en El País para participar