Nissan baja un 33% las pérdidas en su último año fiscal, pero prevé continuar en negativo

Se anota unos números rojos de 3.387 millones de euros de abril de 2020 a marzo de este año

Makoto Uchida, consejero delegado de Nissan Motor, en la presentación de resultados, este martes.
Makoto Uchida, consejero delegado de Nissan Motor, en la presentación de resultados, este martes.

Nissan Motor registró unas pérdidas netas de 448.700 millones de yenes (3.387 millones de euros) en el ejercicio fiscal 2020 [de abril de 2020 a marzo de 2021], lo que supone reducirlas un 33% en la comparativa interanual.

La compañía japonesa ha informado este martes de que sus pérdidas operativas se multiplicaron por cuatro en su último año fiscal, hasta 150.700 millones de yenes (1.137 millones de euros), mientras que la facturación bajó un 21,4%, hasta 7,8 billones de yenes (58.890 millones de euros).

En este contexto, para el ejercicio en curso, Nissan prevé volver a incurrir en pérdidas, aunque estas bajarían hasta los 60.000 millones de yenes (453 millones de euros), dado un incremento de sus matriculaciones del 8,6%.

El consejero delegado de la empresa, Makoto Uchida, ha resaltado que Nissan "ha reducido sus pérdidas por encima de lo previsto gracias a su acelerada transformación". También ha apuntado que su apuesta para volver a la rentabilidad consiste en "avanzar en la tecnología y reducir los costes al mismo tiempo", y con el objetivo de lograr una cadena de producción y ciclo de vida de sus productos con "cero emisiones" para 2050.

Por su parte, el jefe de operaciones del fabricante nipón, Ashwani Gupta, ha destacado que 2020 ha sido un año de "grandes cambios provocados por la pandemia" de Covid-19 y se ha mostrado esperanzado por los "resultados alentadores" de Nissan en el último trimestre fiscal, cuando aumentó las ventas de una "manera significativa" y lo que posibilita que el grupo "regrese al buen camino pese a las dificultades".

Gupta también ha subrayado "los esfuerzos de reducción de costes y de optimización de operaciones" emprendidos por la empresa, que incluyen "el cierre de dos plantas" y el traslado de la producción de las mismas.

Nissan confirmó el año pasado el cierre de su planta en Barcelona, previsto para diciembre, así como el de otra de sus instalaciones de producción en Indonesia. La cifra total de despidos en la Ciudad Condal será de 2.525 personas si no llega un inversor. Tras más de 36 horas de mediación y meses de huelga, empresa y sindicatos alcanzaron un acuerdo en agosto del curso pasado por el cual la dirección se comprometió a no realizar “despidos traumáticos” hasta finales de 2021.

Normas
Entra en El País para participar