Paneles solares desde 3.800 euros: el nuevo producto que se vende en grandes superficies en España

Las empresas de gran distribución se alían con energéticas para ofrecer soluciones fotovoltaicas para viviendas y pymes realizables en un mes

Instalación de autoconsumo solar en una vivienda en Sant Just Desvern (Barcelona).
Instalación de autoconsumo solar en una vivienda en Sant Just Desvern (Barcelona).

Las grandes superficies son la nueva autopista para la carrera del autoconsumo fotovoltaico en España. Tras el auge de esta energía renovable en 2019 y 2020, los paneles solares se han sumado a la cartera de productos de las empresas de gran distribución como Ikea, Media Markt, Fnac, Leroy Merlin y —más recientemente— El Corte Inglés, quienes ofrecen las instalaciones de autoconsumo de la mano de distintas energéticas.

¿Cuánto cuestan los paneles solares?

Los precios de las instalaciones pueden variar dependiendo del tipo de vivienda, la inclinación y orientación del tejado, el consumo promedio del hogar, entre otros factores. Así lo explica Guillermo Barth, jefe de proyectos en Contigo Energía, el socio estratégico escogido por IKEA para instalar, gestionar y dar el servicio de atención al cliente de su gama de autoconsumo solar SOLSTRÅLE.

Por ejemplo, para un chalé adosado de 100 metros cuadrados, los precios oscilan entre los 3.859 euros y los 5.553 euros. El presupuesto se ha basado en una vivienda unifamiliar con una factura mensual promedio de 75 euros, un tejado con una inclinación de 30 grados y con orientación sudeste.

Las soluciones fotovoltaicas ofrecidas por cada compañía varían, por ejemplo, en la potencia y eficiencia de los paneles. Y de momento, los precios incluyen la instalación, por lo que no se pueden adquirir de manera individual. Solo Leroy Merlin ofrece la posibilidad de comprar desde su web distintos diseños de instalaciones fotovoltaicas, dependiendo de la superficie del tejado disponible, aunque también brinda asesoramiento junto a Endesa.

¿Qué potencia debo instalar?

Cada compañía ha incluido en su web una calculadora solar: un cuestionario en línea para hacer un estudio preliminar del número de paneles necesarios dependiendo del consumo habitual de la vivienda o de la pyme. Entre otros factores, influye el tipo de calefacción (eléctrica o de gas), el uso de electrodomésticos de gran consumo energético como los aires acondicionados, el número de personas que hacen uso del espacio y los horarios de mayor consumo durante el día.

Área de tejado disponible: 28,24m2.
Área de tejado disponible: 28,24m2.

Por ello, la dimensión de la instalación no dependerá tanto de la superficie de tejado disponible como sí de la necesidad real de consumo de cada caso. En el ejemplo anterior, aunque el tejado cuenta con 28,24 metros cuadrados disponibles, se recomienda utilizar solo alrededor de un 66% del área.

Así, para una familia de cuatro personas, con una potencia actual contratada de 4,6 kW y un consumo mensual de 75 euros, las recomendaciones oscilan entre instalaciones de cuatro a ocho paneles, con potencias instaladas entre 1,52 kWp y 3,04 kWp.

¿Cuánto tiempo tarda la instalación?

Las alianzas de las grandes superficies con las energéticas abren la posibilidad a estas últimas de llevar a cabo todo el proceso, desde el estudio de viabilidad hasta la puesta en marcha de la instalación. Y, de acuerdo con Guillermo Barth, en las ocho comunidades que no exigen licencias de obra para las instalaciones —como Andalucía, Galicia y Valencia—, el proyecto se termina en menos de un mes.

Pero, en otras comunidades, como Madrid, donde sí se exige esta permisología para cualquier tipo de instalación en los tejados, solo la respuesta de este trámite puede demorar un mínimo de seis meses, de acuerdo con José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (Unef), quien asegura que este punto es una de las mayores asperezas que aún debilitan el crecimiento del autoconsumo en España.

¿En cuánto tiempo se amortiza la instalación?

La calculadora solar también permite estimar el ahorro en la factura de la luz, un dato que sugiere el tiempo necesario para amortizar la instalación, cuya vida útil se proyecta entre 25 y 30 años.

Por ejemplo, la eléctrica Powen, socio estratégico para la instalación de instalaciones fotovoltaicas con Fnac, calcula un ahorro anual de 643 euros aproximadamente. En esto, incluye tanto el ahorro por autoconsumo, como el ahorro por excedente que cifra en unos 178 euros. El estimado, extrapolado a los 25 años de vida útil de los paneles solares, suma un ahorro total de 21.587 euros, por lo que se cubriría el coste inicial de la instalación (5.552,99 euros) en unos ocho años.

A estas cuentas se suman los incentivos económicos promovidos desde algunos ayuntamientos para reducir el tiempo de amortización, como la bonificación de hasta el 50% de la cuota del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) durante tres años para las empresas y particulares que instalen paneles solares.

En el caso del autoconsumo industrial, en cambio, la inversión se puede amortizar en unos seis años, de acuerdo con los expertos, ya que en las pymes se da un mayor consumo de energía durante las horas de sol, contrario al uso habitual de los hogares donde los mayores picos se producen por la mañana o por la noche.

¿Tengo que ser dueño de la propiedad para poder solicitar la instalación de paneles solares?

El mayor número de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo doméstico se han dado en viviendas unifamiliares. Esto se debe a que uno de los principales requisitos de las compañías es que el solicitante sea dueño de la propiedad o que al menos cuente con el permiso del dueño de la vivienda para colocar la instalación. Desde Engel Solar explican que esta exigencia responde a que la colocación de placas solares es una inversión a largo plazo, de manera que su uso, su financiación y su rentabilidad corresponden y benefician en mayor medida al propietario del tejado.

En este contexto, Guillermo Barth admite que las solicitudes para proyectos fotovoltaicos en edificios son casi nulas. En el caso de las comunidades de vecinos, se exige que un mínimo del 33% de los propietarios de los pisos estén de acuerdo con la instalación. A estas barreras administrativas, se suman en el caso de los edificios otros obstáculos para la colocación de los paneles solares como la superficie reducida en comparación a los chalés y que, además, hay que maniobrar con las sombras que producen las antenas, las salidas de humo o la maquinaria de los ascensores.

Normas
Entra en El País para participar