Banca

Santander aflora un 3,5% de Repsol con derivados de Sacyr y de la propia petrolera

El 1,8% de esa participación es de la petrolera, que pretende llevar a cabo una recompra de acciones para remunerar al accionista

Anaa Botín, presidenta de Banco Santander
Anaa Botín, presidenta de Banco Santander

Banco Santander ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que tiene más del 3.5% del capital de Repsol. Es la primera vez que el banco que preside Ana Botín comunica que posee una participación en la petrolera por encima del 3%, aunque su escalada no es a través de la compra de acciones, sino que se debe a operaciones relacionadas con derivados sobre participaciones de distintos clientes. La notificación es obligatoria al haber sobrepasado el porcentaje del 3%, umbral mínimo para comunicar al mercado las posiciones en una compañía.
La entidad bancaria ha adquirido más de 54,7 millones de acciones de Repsol, de las que 39 millones (un 2,554%) corresponden a instrumentos financieros con vencimientos a corto y medio plazo.

Desde la entidad financiera se resta relevancia a la notificación, al explicar que es una operativa normal de clientes terceros, ya que el banco no tiene participaciones directas suyas en la petrolera.
En concreto, Santander declara un 2,55% de la petrolera a través de derivados, de los que coberturas sobre un 1,2% del capital vencen este mismo año. Se trata de 20 millones de acciones de Repsol en poder de Sacyr. El derivado fue contratado en 2016 por un plazo de cinco años. Y los vencimientos llegan el próximo 21 de septiembre, para un paquete de 6,6 millones de títulos (0,42% de Repsol), y el 21 de diciembre para un total de 13,3 millones de acciones (0,85% de la petrolera).

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, comentó la semana pasada en la junta de accionistas de su compañía que la decisión sobre esas acciones se tomará conforme se acerquen los vencimientos. Y es la cercanía de estos, junto a la circunstancia de que Santander ha superado el nivel del 3%, lo que ha motivado la comunicación del banco ante la CNMV.

Tres derivados
Sacyr, por el momento, no ha movido ficha. Eso sí, la volatilidad de la acción de Repsol hizo que cinco años atrás blindara con tres derivados su 8,2% en la compañía que preside Antonio Brufau.
Otro 1,8% del paquete de la participación declarada por Santander corresponde a la propia Repsol, que pretende financiar la recompra de acciones para remunerar al accionista, como está fijado en su plan estratégico 2021-2025, según explican fuentes financieras. En total, la petrolera tiene previsto la recompra de 200 millones de títulos en estos años, a razón de 50 millones al año a partir de 2022.

A precios de mercado, esa participación estaría valorada en cerca de 600 millones de euros, concretamente en 597,5 millones, después de que las acciones de Repsol cerraran la sesión de ayer a 10,916 euros, tras una subida del 1,06%. La última vez que la entidad financiera comunicó un movimiento en Repsol fue en 2009, cuando afloró un 1,99% del capital de la petrolera.
El principal accionista de Repsol es Sacyr, que posee un 8,2% del capital. El grupo presidido por Manuel Manrique tiene completamente cubierta esta participación mediante estructuras de derivados. No obstante, siguiendo un criterio de prudencia, la compañía ajustó el valor en libros de Repsol hasta 10,91 euros por acción. Siguen a Sacyr como principales accionistas del grupo presidido por Antonio Brufau la entidad financiera JP Morgan, que cuenta con un 6,9%, BlackRock (4,998%) y Amundi (4,5%).

En 2020, los títulos de Repsol se vieron, al igual que el resto de su sector, muy impactados por la crisis del Covid. Así, a lo largo de 2020 ya se vivieron movimientos en accionariado, con JP Morgan o Amundi elevando su participación, aunque en este caso las especulaciones apuntan a que Sacyr estaría pensando reducir su participación.

Un alza del 30% en el año

Subida en Bolsa. Las acciones de Repsol han remontado más de un 30% en Bolsa en lo que va de año. El objetivo de mejorar la remuneración del accionista de Repsol con la recompra de acciones ha hecho que la petrolera se financie en parte con derivados para evitar así las oscilaciones de su cotización en su programa de recompra. Repsol tiene previsto repartir un dividendo en efectivo a lo que se sumará este programa de recompra de acciones.

54,3 millones de acciones. Santander posee un 1,275% del capital de Repsol en swaps y otro 1,212% en opciones en mercados OTC con vencimientos entre este 2021 y el año 2024. En total, entre participación directa y derivados, Santander posee un total de 54,73 millones de acciones de Repsol.

Normas
Entra en El País para participar