Prosegur gana un 5% más y vuelve a una rentabilidad previa a la pandemia

La facturación hasta marzo sigue acusando el impacto del Covid-19 y de los tipos de cambio

Prosegur gana un 5% más y vuelve a una rentabilidad previa a la pandemia

Prosegur obtuvo un beneficio neto de 20 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un 4,9% más que en el mismo periodo del año pasado. El resultado neto consolidado -descontando los intereses minoritarios- fue de 17 millones de euros, un 47,9% más que un año antes, lo que refleja "la positiva evolución de las medidas de protección implementadas", informó este jueves el grupo a la CNMV.

El margen ebita, que mide la rentabilidad de las operaciones, mejoró y se situó en el 6,3%. El ebita alcanzó los 50 millones de euros, un 5,7% menos. Las ventas del periodo bajaron un 19,2% interanual, hasta 803 millones de euros, lo que acusó de nuevo el impacto del Covid-19 y de "unos tipos de cambio desfavorables". Asimismo, los ingresos reflejaron la salida del negocio de seguridad en Francia y la venta del 50% del negocio de alarmas en España, explica la nota.

En cuanto al comportamiento de las ventas por regiones, Iberoamérica siguió creciendo en moneda local, un 3,5%, en tanto que en Europa se notó un mayor impacto de los confinamientos implementados. En cuanto a la posición financiera, Prosegur siguió mejorando su generación de caja operativa, gracias a la eficiencia en los cobros y la contención del gasto, con lo que recuperó los niveles previos a la pandemia y se situó en 22 millones de euros.

La deuda financiera neta creció hasta los 955 millones al final del primer trimestre, debido -explica Prosegur- "al pago del dividendo, a las operaciones de crecimiento inorgánico y al programa de recompra de acciones".

Prosegur Cash

Por su parte, Prosegur Cash, la filial de gestión de efectivo de Prosegur, obtuvo un beneficio neto consolidado de 33 millones de euros de enero a marzo, un 18,7% más que un año antes. Las ventas del periodo bajaron un 16,8%, hasta 345 millones de euros.

Los ingresos se mantuvieron estables en moneda local, aunque la pandemia continuó teniendo una incidencia importante en las operaciones. La facturación, como en períodos anteriores, siguió mostrando el impacto negativo de las divisas, especialmente en los mercados emergentes, añade. El ebita de Prosegur Cash se situó en 54 millones de euros al cierre del primer trimestre, un 15,8% más, aunque si se excluyen las plusvalías generadas por las desinversiones realizadas en el período, ese indicador baja a 34 millones, un 9,9% más.

Normas
Entra en El País para participar