Aeronáutica

Rolls-Royce pactará con el Gobierno la venta de ITP Aero

La filial vasca realiza el mantenimiento de los motores de las aeronaves de Defensa

Oficinas de ITP Aero en Zamudio
Oficinas de ITP Aero en Zamudio

Rolls-Royce mantiene conversaciones "constructivas" con el Gobierno para que no haya problemas con la venta de ITP Aero, la filial vasca de la multinacional británica.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez tiene claro el carácter estratégico del fabricante de turbinas aeronáuticas ITP Aero, que realiza el mantenimiento de los motores de los aviones y helicópteros de Defensa. Con un contrato de vigencia durante este año y el próximo, y con opción a dos más, la compañía con sede en Zamudio (Bizkaia) es un aliado clave para la seguridad nacional, según interpretan desde el Ejecutivo.

Rolls-Royce, que controla el 100 % de ITP Aero, quiere venderla, acuciada por sus propios problemas financieros y por la crisis de la pandemia, que ha paralizado el tráfico aéreo internacional. La división aeronáutica de la multinacional británica perdió casi 3.700 millones de euros el año pasado y el impacto de la Covid-19 se sigue notando en sus cuentas.

En medio de este escenario, ambas partes quieren alcanzar un consenso. El Ejecutivo de Vitoria también quiere una solución pactada a la desinversión de Rolls-Royce por la importancia de ITP Aero para la economía vasca.

Hay otras versiones. Bloomberg ha informado que el Gobierno español ha advertido a Rolls- Royce que puede dificultar la venta de ITP Aero, a menos que el comprador ofrezca garantías sobre el futuro de la empresa, según fuentes cercanas a la operación sin identificar por la agencia. Al Gobierno le preocupa que la corporación británica venda su filial a un fondo de capital riesgo que no tenga un plan a largo plazo o un compromiso con sus operaciones en España, según las fuentes que cita Bloomberg. Una portavoz del Ministerio de Industria declinó hacer comentarios sobre esta información.

Rolls-Royce tiene una lista de postores que incluye a KKR, Bain y TowerBrook. Esta última participa en el capital del proveedor de estructuras aeronáuticas Aernnova, con sede asimismo en el País Vasco. La corporación británica puso ITP Aero a la venta dos años antes del estallido de la pandemia y no ha habido novedades desde entonces. Algunas fuentes valoran al fabricante de turbinas en unos 1.500 millones de euros.

La segunda ronda de ofertas llegará en mayo. De la operación ya se han descolgado Carlyle y CVC. El Gobierno ha comunicado a Rolls-Royce que debe encontrar un comprador con un proyecto industrial y que mantenga la sede y las operaciones de ITP en España. El Gobierno no permitirá ninguna operación especulativa, según Bloomberg.

La compañía británica quiere desprenderse del proveedor español de equipos aeronáuticos como parte de un plan para lograr más de 2.000 millones de libras (unos 2.300 millones de euros) con la venta de activos. La empresa británica viene de un año difícil en el que ha recortado 7.000 puestos de trabajo, ya que la crisis del coronavirus dejó en tierra a la mayoría de los aviones, también a los de fuselaje ancho que utilizan los motores de ITP Aero.

España tiene el poder de bloquear las adquisiciones de empresas que considera activos estratégicos en caso de que el comprador sea extranjero. "Los gobiernos español y vasco son importantes y hay un diálogo continuo y constructivo con ellos", aseguró a Bloomberg un portavoz de Rolls-Royce. "ITP Aero va a ser un socio clave para Rolls-Royce durante muchas décadas. En consecuencia, es muy importante para nosotros que un nuevo propietario pueda seguir invirtiendo en la tecnología de ITP Aero, la innovación y la mano de obra". La filial vasca participa en los motores que construye el grupo de las islas, además como socio a riesgo que ingresa según las ventas de estos motores y sus años de vida útil.

Desde el sector insisten en una solución nacional que integraría a la propia ITP Aero con Aernnova y Aciturri. Esta última controla además Alestis, en cuyo capital participa SEPI como socio minoritario. El problema es que ninguno de estos grupos tiene recursos financieros para liderar una operación de esta envergadura.

Normas
Entra en El País para participar