Comercio electrónico

Amazon abrirá otro megacentro logístico en Toledo que creará 1.200 empleos fijos en tres años

Sus filiales españolas facturaron 1.569 millones en 2020, un 88% más que en 2019, y ganaron 13 millones, un 10% menos. Pagaron 8,4 millones en impuesto de sociedades

Amazon abrirá otro megacentro logístico en Toledo que creará 1.200 empleos fijos en tres años

Amazon sigue reforzando su capacidad logística en España. La compañía ha anunciado hoy que va a abrir un nuevo centro logístico de más de 180.000 metros cuadrados en Illescas (Toledo), donde el gigante del comercio electrónico planea crear 1.200 empleos fijos en los próximos tres años. La multinacional amplía así su inversión en la Comunidad de Castilla-La Mancha, donde en 2019 ya abrió otro centro logístico para artículos grandes y voluminosos.

El nuevo centro, que dará soporte a las operaciones española y europea de Amazon y que se espera esté operativo este año, será utilizado para almacenar y gestionar productos de menor tamaño como smartphones, juguetes o libros, según ha explicado la compañía, que ya ha iniciado el proceso de contratación. Entre los perfiles que busca están técnicos de ingeniería y mantenimiento, operadores logísticos, jefes de operaciones, enfermería del trabajo, ingenieros de IT, ingenieros de automatización o responsables de recursos humanos.

La compañía, que este año cumple 10 años en España, no ha ofrecido más detalles sobre la nueva instalación, pero sí asegura que será muy parecido al que anunciaron hace unas semanas que abrirán en Murcia, lo cual indicaría que también será un centro robotizado, y por tanto, equipado con los robots de Amazon Robotics. El quinto con estas características que tendría la multinacional en España.

Fred Pattje, Director de Amazon Customer Fulfillment en Francia, Italia y España, asegura que este nuevo centro es "otra prueba más" del compromiso de la compañía por España y, en concreto, por la provincia de Toledo. “Desde la llegada de nuestro primer centro logístico a Castilla-La Mancha, Illescas se ha convertido en un referente logístico, demostrando el impacto de Amazon en la economía local y en la creación de empleo", asegura.

También el alcalde de Illescas, José Manuel Tofiño, ha mostrado su satisfacción por la puesta en marcha de esta nueva infraestructura. "Siempre es una buena noticia que Amazon elija Illescas para poner en marcha otro proyecto que supondrá la creación de riqueza y empleo para la comunidad local", afirma, mientras destaca la "buena colaboración" que existe entre el ayuntamiento y la compañía.

El anuncio de Amazon muestra la imparable carrera de la compañía, que solo en apenas cuatro  meses ya ha anunciado la apertura de dos megacentros logísticos en España (el segundo de Illescas y el de Corvera, en Murcia, que también creará 1.200 empleos fijos en tres años) y una estación logística en Alicante, que generará 60 empleos fijos. Con estas últimas incorporaciones, la red logística de la multinacional sumará ya 30 instalaciones en España: 9 centros logísticos; dos centros logísticos urbanos, dedicados a su servicio de entregas rápidas Prime Now; 17 estaciones logísticas, y dos centros de distribución.

La compañía, que ha visto disparado su negocio con la pandemia en todo el mundo, añadirá otros casi 2.500 empleos fijos a su plantilla en España, que se sumarán a los 12.000 que tiene hoy en el país. Solo en 2020, Amazon creó más de 5.000 empleos a nivel local.

La multinacional explica que está ampliando el tamaño de su red de centros logísticos en España para aumentar su capacidad y mejorar su apoyo a sus socios comerciales, en su mayoría pymes que usan el servicio de almacenamiento y entrega de Amazon. La compañía apunta que son más de 9.000 las pymes españolas que venden en Amazon, las cuales habrían superado los 450 millones de euros en exportaciones en 2019 (último dato disponible). Solo en la Comunidad de Castilla-La Mancha, donde abrirán el nuevo centro logístico, hay más de 400 pymes que venden en Amazon, las cuales exportaron más de 10 millones de euros.

Desde 2011, Amazon ha invertido 6.800 millones de euros en sus operaciones en España. Una cifra, que según precisa la compañía, incluye tanto inversiones en capital (centro logísticos, oficinas e infraestructura en la nube) como los gastos operativos (incluyendo los salarios). Según la empresa, el salario base de entrada en sus centros logísticos es de más de 20.300 euros brutos.

Sus filiales en España ingresan un 88% más

Amazon obtuvo unos ingresos totales en España de 5.400 millones de euros en 2020, según adelantó CincoDías. El monto incluye tanto la facturación de las filiales de la compañía que operan de forma independiente en España y cuyas cuentas aparecen cada año en el Registro Mercantil, como la de las sucursales de Amazon EU Sarl (encargada de las ventas minoristas a través de Amazon.es) y de Amazon Web Services (negocio del cloud), las cuales reportan sus ingresos y ganancias a las autoridades españolas, y pagan los impuestos correspondientes en el país, pero presentan cuentas combinadas a través de su matriz en Luxemburgo.

Los ingresos de estas dos sucursales, que corresponden a las ventas directas de Amazon a terceros, ascendieron a 3.960 millones de euros el pasado año, y la mayoría provino del negocio de su cibertienda (por venta minorista y comisiones del marketplace), como ocurre en todos los mercados donde está presente.

La cifra se desprende de las cuentas que acaba de presentar la compañía en el Registro Mercantil, donde se indica que las filiales que operan en España de forma independiente (Amazon Online Spain, Amazon Spain Services, Amazon Data Services, Amazon Road Transport Spain y Amazon Spain Fulfillment) sumaron unos ingresos de 1.569 millones, un 88% más que en 2019. De esta cifra, 1.309 millones correspondieron a servicios prestados a empresas del grupo (la mayoría, 1.146 millones, generados por sus dos filiales logísticas), y 260 millones por su actividad publicitaria online. Una actividad que gestiona a través de su filial Amazon Online Spain, que perdió 356.000 euros.

Las filiales españolas reportaron en conjunto a la compañía unas ganancias de 13 millones de euros, un 10% menos que en 2019 y abonaron 8,4 millones en impuesto de sociedades. Con todo, la multinacional asegura que su contribución fiscal total en España en 2020 fue de 261 millones de euros, 140 millones de impuestos directos (sociedades, impuestos por adquisición de terrenos o construcción de instalaciones, impuestos sobre nóminas y seguridad social, entre otros) y el resto impuestos indirectos (IVA y retenciones de impuestos pagados por empleados). Sus inversiones superaron los 2.500 millones de euros.

Por filiales, Amazon Spain Fullfilment elevó un 75% sus ingresos hasta 580 millones y recortó su beneficio un 28%, de 18,6 millones a 13,1 millones. Mientras, Amazon Road Transport Spain, disparó su facturación un 138% hasta 566,4 millones y elevó de 1,8 a 4,5 millones sus ganancias. Por su parte, Amazon Spain Services, que da servicios administrativos, financieros y técnicos, elevó sus ingresos un 55% hasta 155,8 millones y se mantuvo en números rojos con unas pérdidas de 4,5 millones, por debajo de los 5,7 millones de un año antes. Y Amazon Data Services, que ofrece servicios de procesamiento y alojamiento de datos a empresas del grupo, facturó 6,7 millones.

Normas
Entra en El País para participar